Datos Personales

Mi foto
Sevilla, Andalucía, Spain
Contacto: correo electrónico que encabeza el blog. Se aconseja Chrome para la mejor visualización.

sábado, 13 de febrero de 2010

Szell. Dvorak. Sinfonía nº 9. Orquesta Filarmónica Checa. Londres, 1937.


Vamos a dejar una pequeña muestra de la interpretación de Szell a principios del siglo pasado.
Una grabación preciosa de la Novena Sinfonía de Dvorak interpretada por la Orquesta Filarmónica Checa y grabada en Londres el 30 de octubre de 1937.
Szell ya había debutado como pianista con la Sinfónica de Viena, como director con la Filarmónica de Berlín y como segundo director de la Staatsoper de Berlín y había realizado un largo recorrido musical por Estrasburgo, Praga, Darmstadt, Düsseldorf y amplias giras como director por Europa y Australia y era Director Musical de la Orquesta de la Haya y de la Nacional de Escocia. Estamos en la preguerra antes de su emigración a EEUU.
Su carácter ya era conocido y sus resultados musicales también.
De esta época hay grabaciones preciosas con Londres, Viena, Berlín, y con la Filarmónica Checa.
Particularmente con esta última obtuvo unos resultados enormes.

Esta grabación de la Novena Sinfonía de Dvorak, evidentemente de peor sonido que la posterior con Cleveland, ya deja ver un enorme maestro y una orquesta impresionante. La obra ya por ella misma se vale para tener peso en el repertorio y en esta grabación ya vemos al Szell sonoro, preciso, rítmico, rápido, puntilloso pero enormemente efectivo en los resultados.

Resulta conmovedor escuchar estas interpretaciones reflejo de una época que no va a volver jamás, impregnada por el entorno histórico en sí mismo y realizada por personas que vuelcan en la música el sentimiento de una manera que es irrepetible e imposible hoy en día. La perfección técnica y sonora no es comparable pero la intensidad interpretativa es insuperable. Escuchen el inicio del famosísimo segundo movimiento y entenderán. Toda la interpretación está envuelta en ese encanto sonoro de las grabaciones históricas y a pesar de su deficiencia técnica es de una belleza asombrosa.

Disfruten de una obra genial, un director excepcional, una orquesta suprema y una época que no volverá.



Dvorak
Sinfonía nº 9
Szell
Orquesta Filarmónica Checa
Londres, 1937

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada