Datos Personales

Mi foto
Sevilla, Andalucía, Spain
Contacto: correo electrónico que encabeza el blog. Se aconseja Chrome para la mejor visualización.

lunes, 23 de agosto de 2010

Rachmaninov - Preludios op. 23 y op. 32. Vladimir Ashkenazy. 1974. 1975.


Queridos amigos, para finalizar el día de hoy, quizá por ese estado de ánimo tan cambiante con el que ando conviviendo últimamente, os voy a dejar uno de los discos que más me impresiona en el terreno del piano solo. Las series de preludios para piano Op. 23 y Op. 32.

Hace pocos meses tuve la enorme suerte de escuchar estas obras en el Teatro de la Maestranza de Sevilla por un brillantísimo, finísimo, perfecto, potente y rítmico Boris Berezovsky y la impresión fue absoluta, impactante, para dejar (así lo hizo) sin palabras al auditorio. Evidentemente el disco no es capaz de transmitir la brillantez de un directo, o al menos de un directo tan perfecto como aquel, pero es una forma fantástica de aproximarse.



Y en este caso estamos hablando de uno de los grandes en la fonografía, Ashkenazy, que no es poca cosa desde luego. Junto con los preludios grabados por Richter, de lo mejorcito que he escuchado.

Resultan ser unas obras apasionadas, de enorme brillantez, poderosas, delicadas, en ocasiones de enorme intensidad, en otras avasalladoras de una intensidad que atrapa con enorme fuerza al corazón, alternando nostalgia ardiente con sueños del pasado, sutileza y delicadeza al extremo en muchas otras. Amor, sentimientos, dulzura, pasión, brillantez. Todo ello podrán encontar en estas breves pero maravillosas obras de cierta reminiscencia en Chopin pero de Rachmaninov puro, romanticismo extremo, límites de la percusión del piano, virtuosismo, y melodismo elevado a un grado extremo de belleza. Ashkenazy está enorme, poderoso, sensual, transmisor de la belleza de esas maravillosas piezas.



Espero que sueñen apaciblemente escuchando en su Mp3 de cabecera estas bellas piezas. Si les sobresalta alguna, no soy el responsable: lo fue el enorme Rachmaninov.

Rachmaninov
Preludios Op. 23

nº 1 en fa sostenido menor (Largo)

nº 2 en si bemol mayor (Maestoso)
nº 3 en re menor (Tempo di Minuetto)
nº 4 en re mayor (Adagio)
nº 5 en Sol menor (Alla marcia)
nº 6 en Mi bemol mayor (Andante)
nº 7 en do menor (Allegro)

nº 8 en La bemol mayor (Vivace Allegro)
nº 9 en Mi bemol menor (Presto)
nº 10 en Sol bemol mayor (Largo)


Preludios Op. 32

nº 1 in C major (Allegro vivace)
nº 2 in B flat minor (Allegretto)
nº 3 in E major (Allegro vivace)
nº 4 in E minor (Allegro con brio)
nº 5 in G major (Moderato)
nº 6 in F minor (Allegro appassionato)
nº 7 in F major (Moderato)
nº 8 in A minor (Vivo)
nº 9 in A major (Allegro moderato)
nº 10 in B minor (Lento)
nº 11 in B major (Allegretto)
nº 12 in G sharp minor (Allegro)
nº 13 in D flat major (Grave - Allegro)

All Saints' Petersham de enero de1974 a abril de 1975

http://www.megaupload.com/?d=CCBGCAJ9

Haydn. Sinfonías Londres, Volúmenes 4 y 5. Sinfonías nº 100, 101, 102, 103 y 104. Bernstein. Orquesta Filarmónica de New York. 1970. 1970. 1962. 1970. 1958.


Queridos amigos, finalizamos el recorrido por las maravillosas entregas de las Sinfonías Londres por parte de Bernstein y sus músicos de New York. Dejo en esta ocasión los dos últimos CD que reunen las últimas sinfonías de la serie, de la 100 a la 104.

Quizá sea en esta última parte donde mejor se desempeñe Bernstein en su acercamiento a Haydn logrando unas aproximaciones enormemente ricas, melodiosas, brillantes. Obras compuestas para su segunda estancia (también triunfal en Londres) en 1794 (aquel viaje previsto con Beethoven) estancia rica en acontecimientos musicales, veneración por el maestro y magníficas ganancias económicas para el mismo. Todas las obras presentadas sorprendieron gratamente al público londinense y fueron absolutos éxitos. Su frescura, su belleza, su emotividad, su sorprendente desarrollo, hacen de ellas obras maestras del sinfonismo. Agrdables y deliciosas de escuchar pero con mucha profundidad aunque sigan manteniendo un toque "picarón" de Haydn son composiciones formalmente muy serias y de una valor musical y sutileza sonora enormes.

 

La Sinfonía nº 100 es la octava de las doce Sinfonías de Londres escritas por Joseph Haydn y fue terminada en 1793 ó 1794. Es popularmente conocida como la "Sinfonía Militar" derivado de las fanfarrias y percusión prominentes de su segundo movimiento con el que juega también al final de la obra.

La Sinfonía nº 101 es la novena de las doce Sinfonías de Londres escritas por Joseph Haydn y fue terminada también en 1793 ó 1794. Es conocida popularmente como "El Reloj" debido al "marcado" del ritmo durante todo el segundo movimiento. Fue un éxito triunfal en su estreno en la Hanover Square Rooms de Londres el 3 de marzo de 1974.

La Sinfonía nº 102 es la décima de las doce Sinfonías de Londres escritas por Joseph Haydn. Fue terminada en 1794. Ahora se cree por muchos estudiosos que el acontecimiento de la caída de la lámpara de araña tuvo lugar en el estreno de esta obra y no en la 96 "El Milagro". Afortunadamente, el público salió ileso. Desde mi modesto punto de vista es una de las más bellas obras de Haydn. Poderosa y dulce como pocas. Formó parte como las tres últimas de los "Conciertos Ópera" en el King's Theatre y estrenada el 7 de febrero de 1795.

La Sinfonía nº 103 es la undécima de las doce Sinfonías de Londres escritas por Joseph Haydn. Esta sinfonía es apodada "El Redoble", después del uso intenso del timbal con el que comienza. El "Redoble" se estrenó el 02 de marzo 1795 como parte de una serie de conciertos denominados "Conciertos Ópera", en el King's Theatre. La orquesta fue inusualmente grande para la época, con cerca de 60 músicos. La tarea de dirigir el trabajo se dividió entre el concertino Viotti y Haydn, que estaba sentado en un fortepiano. El estreno fue un éxito enorme también.

La Sinfonía nº 104 es la última sinfonía (completa como tal) escrita por el compositor y es la última de las doce Sinfonías de Londres siendo conocida (en cierto modo de manera errónea dada la existencia de las otras once) como la "Sinfonía Londres". Fue estrenada bajo su dirección el 4 de mayo de 1795 en los "Conciertos Ópera", en el King's Theatre.


En definitiva un magnífico viaje por las sonoridades y melodías de ese enorme músico que fue Haydn, enorme en esta etapa final de su sinfonismo, con alegría, melodismo, sensualidad, belleza, fuerza, humor y todo aquello que la música sencillamente bonita es capaz de transmitirte.

La interpretación por Bernstein y la New York Philharmonic la considero excepcional, francamente buena. Inspiración y emoción en toda ella.


                                           


Haydn
Sinfonías Londres
Volumen 4 
Sinfonías nº 100, 102 y 104
Volumen 5
Sinfonías nº 101 y 103


Bernstein
Orquesta Filarmónica de New York

Grabaciones

Volumen 4
Sinfonía nº 100, Philharmonic Hall, now Avery Fisher Hall, Lincoln Center, New York, 12 de octubre de 1970
Sinfonía nº 102, Philharmonic Hall, now Avery Fisher Hall, Lincoln Center, New York, 31 de octubre de 1962
Sinfonía nº 104, St. George Hotel, Brooklyn, New York, 27 de enero de 1958

Volumen 5
Sinfonía nº 101, Philharmonic Hall, now Avery Fisher Hall, Lincoln Center, New York, 12 de febrero de 1970
Sinfonía nº 103, Philharmonic Hall, now Avery Fisher Hall, Lincoln Center, New York, 10 y 12 de febrero de 1970







Volumen 4

Mp3

FLAC

Volumen 5

Mp3

FLAC