Datos Personales

Mi foto
Sevilla, Andalucía, Spain
Contacto: correo electrónico que encabeza el blog. Se aconseja Chrome para la mejor visualización.

lunes, 31 de enero de 2011

Schubert. 31 de enero de 1797. ¡Felicidades Maestro! Quinteto D. 956. Sinfonía nº 5. Pau Casals, Paul Tortelier, Isaac Stern, Alexander Schneider, Milton Katims. Pau Casals, Orquesta del Festival de Prades. 1952. 1953.


Queridos amigos, sirva este hermoso disco como felicitación en el día de ese genio de la música que fue Franz Schubert, nacido un día como hoy del año 1797 y tristemente fallecido de forma prematura.

Es disco que dejamos es una verdadera maravilla y resume el amor y la pasión por la música de un enorme genio musical: Pau Casals. Su pasión y su forma de entregar la música de Schubert es sencillamente deliciosa. Seguro que existen aproximaciones estupendas de la Quinta Sinfonía pero esta tiene un alma y una energía pasional indescriptible.

La 5ª sinfonía de Schubert, fue completada en octubre de 1816 y estrenada en Viena el 17 de octubre de 1841 trece años después de la muerte de Schubert y con la dirección de Michael Leitermeyer. La obra es un prodigio de inspiración melódica, de belleza sonora, de musicalidad, de sentimiento puro. Obra de una luminosidad extraordinaria, presenta unos juegos maravillosos entre cuerdas, maderas y vientos; un carácter melódico fantástico sin rozar nunca lo cursi, a veces con matices melancólicos bellísimos y un ritmo arrebatadoramente bello, lúdico y alegre en la globalidad. Una preciosa y maravillosa obra que en manos de los excepcionales músicos de Prades (a pesar de sus muchas demandas sindicales y alguna que otra protesta) toma un valor y alcanza una belleza sin par. Excepcional, maravillosa, para disfrutar y gozar.


En cuanto al Quinteto D. 956 se trata de una obra de cámara que rompe en cierto modo las reglas al uso en cuanto a la instrumentación pasando a usar dos chelos, (que permite a Schubert aumentar el registro bajo de los instrumentos), en lugar de las dos violas tradicionales. Fue escrita en el verano de 1828 dos meses antes de la muerte de Schubert y estrenada en Viena tan tarde como noviembre de 1850. La obra es de una belleza sonora y emotiva soberbia y un verdadero placer para los sentidos y el alma.

En ello influye de manera notable el grupo de intérpretes que rodean a Pau en la interpretación. Un maravilloso y excepcional y joven Stern, admirador de Pau y con una devoción por el maestro sin par, logra una belleza tímbrica y sonora estupenda. Schneider, verdadera "alma mater" de todo el proyecto Prades así como Puerto Rico y Marlboro fue según palabras del propio Casals (y qué palabras más bellas) ¡...quien a tenido piedad de mi silencio". Su conjunción con Stern es increíble y su juego musical una maravilla. Katims, viola solista, viola de la NBC Orquesta de Toscanini y del Cuarteto Budapest, ofrece una aportación sonora y sentimental soberbia y fue también uno de los habituales de Prades y Puerto Rico. Y finalmente Tortelier, uno de los chelistas con más sensualidad y de una sonoridad de lo más bella que exista, se muestra como la pareja perfecta del maestro Casals. El sonido conjunto de ambos es increíble.


En definitiva una obra de cámara maravillosa y de un placer sin par para escuchar con cariño, amor y corazón. Un ejemplo excepcionalmente bello de la unión de músicos por "amor al arte" y por amor a la figura de un persona buena, de un gran músico y de una mejor alma: Pau Casals.

Espero que lo disfruten.


Schubert
Quinteto en Do mayor D. 956*
Sinfonía nº 5**

Pau Casals y Paul Tortelier, chelos*
Isaac Stern y Alexander Schneider, violines*
Milton Katims, viola*
Pau Casals
Orquesta del Festival de Prades**

Grabaciones
Prades, 1 y 2 de julio de 1952*
Prades, 4 de julio de 1953**











domingo, 30 de enero de 2011

Bruckner. Sinfonía nº 8. Eugen Jochum. Bamberger Symphoniker. Piezas para Órgano. Agustino Franz Kropfeiter, Órgano. 1982.


Seguimos esta tarde, queridos amigos, dejando otro fenomenal registro de música. En esta ocasión un maravilloso disco de Jochum dirigiendo a la Sinfónica de Bamberger en una de las más bonitas, bien desarrolladas e impresionantemente bien interpretada Octava Sinfonía de Bruckner. El disco se acompaña de preciosas piezas de órgano interpretadas por el monje Agustino Franz Kropfreiter. Ambas grabaciones con el añadido emocional y espiritual de su grabación en San Florián.

Jochum, no descubrimos nada nuevo, es uno de los más afamados intérpretes de Bruckner (es entre otras cosas el autor del primer registro fonográfico de esta obra). Su estilo ha sido siempre muy fiel a una tradición alemana de interpretación en la que pocas veces tuvo dudas. quizá no sean frecuentes en él los momentos de "inspiración" de Celibidache, o la arrebatadora y aparentemente anárquica dirección de Furtwängler, ni la fantástica precisión de Wand o la impresionantemente bella interpretación de Karajan. Pero es un valor seguro. Y en algunas ocasiones se sale de lo habitual, saca los pies del tiesto, y acaba ofreciendo una pasión y una muestra de devoción fervorosa por la música que interpreta. Y esta es quizá una de ellas.

Jochum nos deja una maravillosa, bellísima, imponente, monumental y arrebatadora Octava de Bruckner. Sin más. Y la Orquesta de Bamberger acompaña a la magistral dirección y al impulso vital que Jochum imprime, sin desmerecer a orquestas de mayor renombre. Una grabación excepcional.




Jochum utiliza en esta grabación de la Sinfonía nº 8 la versión de 1890 de Bruckner y Josef Schalk en la Edición de Leopold Nowak de 1955. Sinfonía de muy diversos avatares antes de su creación, esta pudo tener lugar en Viena bajo de la dirección de Richter y la Orquesta Filarmónica de Viena, teniendo un escaso éxito y sólo dos representaciones más en vida el autor. En EEUU esperó hasta 1909 y en Londres hasta 1929. Obra compleja pero bellísima, tiene referencias a pasajes o momentos musicales de otros autores, Beethoven, Schubert, Wagner, etc. desarrollándose maravillosamente en un edificio sonoro sin par que concluye en un movimiento final que desde su coral inicial hasta el apoteósico final resolutivo es de una belleza y emotividad únicas.

Las obras para órgano presentadas en el disco y estupendamente interpretadas por Franz Kropfreiter suponen un punto de apoyo reflexivo, calmo y relajante a la impresionante intensidad ofrecida en la sinfonía. Piezas preciosas merecen una escucha detenida y sosegada.




Bruckner
Sinfonía nº 8
Obras para Órgano

Eugen Jochum
Bamberger Symphoniker
Órgano, Agustino Franz Kropfreiter

Grabaciones
San Florián
Sinfonía, 12 de junio de 1982
Obras para Órgano, 1983






Les dejo para su deleite este precioso disco. Disfruten de la excepcional música de Bruckner, del soberbio arte directorial y de la emoción desprendida en esta ocasión por Jochum.

Una de las más bonitas Octavas de Bruckner que haya escuchado.








Tchaikovsky. Sinfonía nº 6. Obertura 1812. Waltz de la Bella Durmiente. Ferenc Fricsay. Berliner Philharmoniker. RIAS-Symphonie-Orchester Berlin y RIAS Kammerchor. 1953. 1953. 1957.


Queridos amigos. Retomamos la presentación de algunos discos. En esta ocasión quiero dejarles uno que considero excepcionalmente bello. Fricsay dirigiendo una Sinfonía nº 6 de Tchaikovsky increíblemente profunda y sentida. Le acompaña con algunas piezas más del mismo autor como son el Waltz de la Bella Durmiente y una sorprendente y bellísima Obertura 1812.

Fricsay nos ofrece una Sexta de Tchaikovsky llena de profundidad, de intensidad emotiva, de sentimiento contenido. La grabación, realizada en el año 1953 con los filarmónicos berlineses, es de una calidad más que suficiente para apreciar la belleza sonora que encierra la música de Tchaikovsky y la entrega y perfección que logra Fricsay de la excepcional orquesta alemana. Aún con un sonido mono disfrutamos de unos pasajes bellísimos, de unas cuerdas impresionantes, de una sensibilidad sonora soberbia. Fricsay logra una evolución en la obra maravillosa y nos conduce a un final verdaderamente profundo, agógico, conmovedor e irrepetible.

La Obertura 1812 es interpretada con la RIAS-Symphonie-Orchester Berlin y el RIAS Kammerchor otros de los habituales mimbres con los que Fricsay trabajaba. Y el resultado es sorprendente. Preciosa aproximación a una obra orquestalmente maravillosa, rítmica, intensa y poderosa. Fantástica la orquesta y excepcional el coro. De las más bonitas que haya podido escuchar, sinceramente.

Y el Waltz, pues pura seda. Fricsay tenía una particular habilidad para "mecer" esta música. El ejemplo es de lo más atinado que pueda ofrecerse. Sencillamente bellísimo.




Espero que disfruten de este increíble disco y de nuevo del arte supremo de un enorme director de orquesta y enorme músico.


Tchaikovsky
Sinfonía nº 6 "Patética" *
Obertura Solemne 1812**
Waltz Dornröschen (Suite de Ballet en arreglos de Leopold Weninger)**

Ferenc Fricsay
Berliner Philharmoniker *
RIAS-Symphonie-Orchester Berlin y RIAS Kammerchor**

Grabaciones
Berlín, 1 al 4 de julio de 1953*
Berlín, 14 y 15 de enero de 1953, Obertura 1812**
Berlín,10 y 12 de septiembre de 1957, Waltz**



(Portada elaborada, CD descarga tienda)



Mp3

FLAC

sábado, 15 de enero de 2011

Tchaikovsky. Conus. Sarasate. Korngold. Conciertos para Violín. Jascha Heifetz. Walter Susskind, Philharmonia Orchestra. Izler Solomon, RCA Victor Symphony Orchestra. William Steinberg, RCA Victor Symphony Orchestra. Alfred Wallenstein, Los Angeles Philharmonic Orchestra. 1950. 1952. 1951. 1953.


Queridos amigos hoy vamos a dejar una "pequeña" muestra del enorme arte musical de uno de los más grande violinistas de todos los tiempos: Jascha Heifetz. El disco nos deja una serie de conciertos de espíritu francamente romántico, bellísimos en musicalidad, preciosos en sonoridad, agradabilísimos de escuchar y magníficamente interpretados por Heifetz junto a varias orquestas y directores de renombre y actividad aunque no estelar pero sí muy profesional, prolongada y variada.

Poco podemos añadir ya como comentario al enormemente bello, quizá uno de los más bellos, Concierto para Violín de Tchaikovsky. Una música soberbia, emotiva como pocas, preciosa, dulcísima, melodiosa y con una capacidad de conmover incuestionable. En esta ocasión la interpretación de Heifetz es soberbia, estelar, finísima, muy emotiva, con una sonoridad encantadora. Le acompaña una Philharmonia Orchestra en su mejor momento dirigida por el director germano-checo Susskind. Los resultados son impresionantemente bellos. Sinceramente para tener entre los discos más bonitos que hayan grabado este maravilloso concierto.


El segundo concierto interpretado es el del compositor ruso de ascendencia francesa Yuli Konyus. Profesor y excelente violinista, mantuvo estrechas relaciones con Rachmaninoff. Fue estudiante en Moscú y París; concertino en New York aunque finalmente los avatares de la época convulsa que le tocó vivir acabaron con él en Rusia donde fallecería en 1942. La obra fue estrenada en 1898 en Moscú y tuvo gran aceptación por parte del público aunque no tanto así por los críticos. Kreisler ofreció una representación londinense en 1904 pero es Heifetz quien se convierte en el abanderado y defensor de esta obra maravillosa de música, de sentimiento, de belleza, de ritmo, de sonoridad maravillosa en el violín. Sus tres movimientos están llenos de sensibilidad y fuerza a la par, la sonoridad del violín lograda por Heifetz es increíblemente bella y el acompañamiento orquestal de la RCA Victor Symphony Orchestra (formada por miembros de la Orquesta Filarmónica de loa Ángeles) y el perfecto, lírico, pausado y sensual seguimiento dado por Izler Solomon logran consumar esta maravilla de grabación. Basta sólo ensimismarse con su último movimiento para envolverse en una nube de sensualidad y placer.


La grabación de la preciosísima y de enorme dificultad así como bella pieza de lucimiento violinístico de Martín Melitón Pablo de Sarasate y Navascués "Aires Gitanos" (en España se ponían nombres interesentes, jejeje) que realiza Heifetz es de una abrumadora maestría. Simplemente eso es suficiente. Escrito por Pablo en 1878 fue estrenado ese mismo año en Leipzig. Obra musical favorita de los violinistas, esta basada en aires gitanos, particularmente las csardas, y se interpreta en general en un sólo movimiento aunque se pueden diferenciar varias partes en él. Vamos viajando desde la majestuosidad y el virtuosismo, la técnica increíble, la improvisación y la melodía, la melancólica parte con sordina y el dificilísimo final. Dominio asboluto de la pieza por parte de Heifetz y perfecto acompañamiento de William Steinberg, otro de los grandes olvidados de la dirección de orquesta, excelente músico, adaptador y director.


Y para finalizar una verdadera maravilla musical. El magnífico y bellísimo Concierto para Violín de Korngold. Muchas gabaciones recientes se han realizado del mismo pero sigo prefiriendo esta. Tiene ese ecanto maravilloso de lo antiguo, acompañado de la sensibilidad precisa para no convertirlo en un perfectamente frío concierto técnico. Y no lo es. Es un concierto de belleza sublime, romántico, arrebatado, hermoso, dulce, embriagador. Korngold como compositor tiene diversas fuentes y sus orígenes no deben olvidarse, Austria (hoy Checoslovaquia). Enorme compositor de música clásica no tuvo problema alguno en componer operetas y bandas sonoras. Para él, la música era todo. De hecho es junto a Max Steiner uno de los grandes de Hollywood, de los más grandes, dando a las películas a las que ponía música, vida propia; la música de sus peliculas pasaba a ser parte de ellas no un simple adorno. El concierto se compuso con el impulso del violinista Bronislaw Huberman y tiene las reminiscencias de la época brillante vienesa de fin de siglo XIX. Un violín enorme, magnífico y brillante abre el concierto enlazándose e integrándose magistralmente con la orquesta. Un segundo movimiento encantador, enormemente bello, con ese clarinete evocador y precioso. Y un final con virtuosismo y técnica dificilísimas retomando temas de algunas composiciones como el Príncipe y el Mendigo y finalizando en un arrebatador y virtuoso final. El concierto fue dedicado a Alma Mahler y estrenado el 15 de febrero de 1947 por Heifetz, la Saint Louis Symphony Orchestra y Vladimir Golschmann en la dirección. Fue un enorme éxito.


Les dejo este maravilloso disco para que disfruten del arte de un enorme músico y de las bellísimas composiciones de unos autores increíbles. Logran llegar al alma con su música y tienen para ello un vehículo excepcional: Heifetz y los diversos directores y orquestas que lo acompañan. Que lo disfruten.

Tchaikovsky*
Conus**
Sarasate***
Korngold****
Conciertos para Violín

Jascha Heifetz
Walter Susskind, Philharmonia Orchestra*
Izler Solomon, RCA Victor Symphony Orchestra**
William Steinberg, RCA Victor Symphony Orchestra***
Alfred Wallenstein, Los Angeles Philharmonic Orchestra****

Grabaciones
Londres, 19 y 20 de julio de 1950*
Hollywood, 3 de diciembre de 1952**
Hollywood, 16 de junio de 1951***
Hollywood, 10 de enero de 1953****


Jascha Heifetz










jueves, 13 de enero de 2011

Bruckner. Sinfonía nº 7. Eugen Jochum. Orquesta Filarmónica de Munich. 1979.


Hoy vamos a dejar un disco, queridos amigos, marvilloso y excepcional. La grabación de un concierto tomado a Eugen Jochum con la Orquesta Filarmónica de Munich interpretando la excepcionalmente bella Sinfonía nº 7 de Bruckner.

El disco es impresionante, a pesar de no tener una calidad sonora especialmente buena permite saborear los placeres del emocionante, sedoso, brillante y profesional recorrido que realiza Jochum con la orquesta de "Celi". Dos mundos completamente diferentes de acercarse a Bruckner pero ambos oincidentes en la pasión dejada en ellos.

La construcción de Jochum podemos considerarla más perfecta, profesional, artesana y llena de amor. La de Celi es vida y alma pura del momento. Pero este directo de Jochum al igual que su directo con la Orquesta Nacional de Francia dan muestras de que cuando la inspiración asomaba a las manos de Jochum el arte musical fluía hacia la orquesta y esta galvanizada daba una respuesta monumental y perfecta.


Les invito simplemente a que se relajen escuchando la brillante y poderosísima orquesta de Munich, algo flaqueante en el final; la belleza del trazado marcado por Jochum, sus fraseos perfectos y fáciles de seguir sin perder el hilo constructivo de la sinfonía y el conjunto final obtenido de una belleza sin par. En breve me gustaría subirles la Séptima de Knappertbusch y la Séptima de Celi con Berlín (su famoso concierto de reencuentro con los berlineses, simplemente apoteósica). Tres "monstruos" de Bruckner, de su arte de su música y de su sentido.

Hoy aprecien esta interpretación en vivo de una de los más grandes entre los grandes. Jochum. Es una aproximación maravillosa, sentida, profunda, ejecutada soberbiamente y sentida en sus más profundos recovecos.

Bruckner
Sinfonía nº 7

Jochum
Orquesta Filamónica de Munich
Versión de1885 Version con algunas modificaciones de Bruckner. Edición de Albert Gutmann

Grabación: 8 de noviembre de 1979








.

lunes, 10 de enero de 2011

Liszt. Sinfonía Fausto. Leonard Bernstein. Orquesta Filarmónica de New York. 1960.


Esta es una noche mezca de sentimientos agridulces. Por un lado la noticia del cierre del excepcional Blog Metrgnome, una verdadera maravilla por apreciaciones y contenido, ¡qué joyas de Bruckner atesoraba! y que por compromiso con el arte subiré en breve algunos de sus tesoros(qué pena que se tenga que retirar alguien con esa voluntad, esos conocimientos y todo por el mal end´mico: la envidia) y por otro lado un día feliz por la salida en nuevo reprocesamiento de la obra sinfónica grabada de Leeonard Bernstein.

Una edición conmemoratia del vigésimo año de su fallecimiento y que quiere rendir homenaje a uno de sus principales baluartes musicales en calidad, celebridad, comunicatividad y expansión. Sony lanza todas las grabaciones de las obras sinfónicas en un estuche de 60 discos perfectamente presentados aunque con algunos acoplamiento algo dispersoso extraños. Pero en definitiva una excelente ocasión para quien quiera tener toda la obra sinfónica grabada por Bernstein para Columbia.

Les dejaré luego un lugar para su visita y repaso en FLAC. Los archivos están perfectamente reprocesados, con sonido buenísimo, portadas preciosas y que reunen las grabaciones desde Beethoven hasta Vaughans Williams. Fundamental en la edición es el rescate definitivo de las obras de autores americanos con excepcionales interpetaciones de Chávez, Copland, Blizstein, Shapero, Diamond, Schumann, Harris, Ives, etc. Obras antes dispersas en las ediciones Royal Edition y Master de Sony y ahora recopiladas. Impresionante también el primer ciclo Mahler con los newyorkinos, vital, fresco, alocado, expresivo al máximo y sus maravillosos ciclos completos de Brahms, Beethoven, Sibelius, Schumann y Tchaikovsky (este quizá poco valorado pero enormemente bueno, genial).


Altamente recomendable au adquisición por ser una joya fonográfica integral. La diferencia con las ediciones anteriores es que no incluye las piezas añadidas, oberturas, piezas menores, conciertos, las obras corales de Bach, Debussy, Handel, las misas y varias más. Pero igual, tiempo al tiempo.¡Quién sabe!


Quisiera cumplir un doble objetivo con esta entrada. Iniciar el año Liszt con la fantástica interpretación reealizada con New York mucho más vital, fresca, animada y soberbia que la ejecutada para DG. Una interpretación capaz de sacar todos los matices de cada uno de los movimientos y su implicación con la obra escrita. Fantásticos instrumentistas y fenomenal conducción, colorida, rítmica, dinámica, motivadora, emocional, viva y pasional acompañada de unas excepcionales voces del tenor Charles Bressler y de la choral Arts Society dirigida excepcionalmente por William Johnson.

La Sinfonía Fausto es una sinfonía coral escrita por el compositor húngaro Franz Liszt inspirada en la obra de Johann Wolfgang von Goethe, Fausto. La sinfonía fue estrenada el 5 de septiembre de 1857 para la inauguración del monumento a Goethe y Schiller. Su escritura se inició en Weimar en 1854 y revisada posteriormente con añadidos de metal y del coro y voz masculina.


El primer movimiento de la Sinfonía representa la síntesis de toda ella, la mayoría de los temas y de los motivos aparecen a través del movimento, modificados y transformados de varias formas, un proceso que Liszt llevó al más alto nivel madurativo durante sus años de Weimar y representa un perfecto recorrido por las diversas apetencias de Fausto. Un segundo movimiento desarrolla el juego de las margaritas, el me quiere o no me quiere, fundiéndose los temas de Fausto y Gretchen en un maravilloso ejemplo de paz y amor. En el tercer movimiento Mefistófeles juega con los temas anteriores, dessdibujándolos, manipulándolos, llegando casi a la atonalidad, a un alto cromatismo, pero que no puede con la inocencia de Gretchel. Al final de la obra aparece el Chorus Mysticus, tranquilo y positivo. El coro masculino canta el pasaje del Fausto de Goethe:


El tenor solista levanta entonces el murmullo del coro y comienza a cantar las dos últimas líneas del texto, enfatizando el poder de la salvación a través de la Feminidad Eterna. La sinfonía acaba con un clímax del coro y la orquesta, respaldada por unos acordes mantenidos por el órgano. Un final soberbio e impresionante para una sinfonía magistralmente construida, elaborada y musicalmente de una fuerza arrolladora.

Les recomiendo encarecidamente la escucha de esta maravillosa obra sinfónica en una aproximación llena de valor musical, interpretativo e histórico. Con el valor añadido de una orquesta maravillosa, un cantante y un coro de excepción y la dirección absolutamente impulsiva y excepcional de Leonard Bernstein. Segundo objetivo, promover su escucha y admiración por una obra tan maravillosa en general.



Liszt
Sinfonía Fausto
01. Faust Sym I Faust
02. Faust Sym II Gretchen
3. Faust Sym III-1 Mephistopheles
04. Faust Sym III-1 Chorus mysticus_'Alles Vergangliche'
Leonard Bernstein
Orquesta Filarmónica de New York
Charles Bressler, Tenor
Choral Arts Society, Dir. William Johnson
Grabación: 7 de noviembre de 1960, Manhattan Center, New York



Mp3

viernes, 7 de enero de 2011

Mendelssohn. Sinfonías nº 3 "Escocesa" y nº 5 "De la Reforma". Obertura Ruy Blas. Leonard Bernstein. Orquesta Filarmónica de New York. 1964. 1966. 1960.


Retomamos los discos de Leonard Bernstein dedicados a la obra sinfónica de Mendelssohn dejando esta última muestra correspondiente a las bellísimas grabaciones de las sinfonías tercera y quinta así como a la apasionada Obertura Ruy Blas. Desde mi punto de vista unas aproximaciones mucho más logradas que las posteriores editadas por DG.

La Sinfonía nº 3 o Escocesa es junto a la nº 4 Italiana una de las más bonitas y bellas sinfonías de Mendelsohn. Elaborada sobre las emociones y vicencias de su viaje a Escocia por el año 1829 es un bellísimo ejemplo de música encantadora, embriagadora y bella. Comenzada en 1829 no fue acabada hasta enero de 1842 y tuvo su estreno el 3 de marzo de 1842 a Leipzig bajo la dirección del propio compositor y fue finalmente dedicada a la Reina Victoria de Inglaterra. La obra tiene desde su estreno un éxito merecido. Destaca por su brillantez melódica, su ritmo, su belleza sonora, su ligereza y danzabilidad. En la interpretación de Bernstein todos estos matices están perfectamente representados y al menos para mí es una de las más bellas interpretaciones que haya escuchado.


La Sinfonía nº 5 o de la Reforma fue escrita para el tricentenario de la Confesión de Augsburgo de 1530, documento y momento importantísimo para la Reforma Protestante y para el Luteranismo. La obra escrita en 1830 no fue estrenada hasta el año 1832 (por una serie desgraciada de efrentamientos, disputas y/o malentendidos en la Comisión de Ausburgo encargada de las aprobaciones) en una interpretación aislada para finalmente no volver a representarse hasta pasado el año 1868. En la obra hay una inspiración básica presente desde su primer movimiento, el Amén de Dresde. La obra finaliza en un impresionante final con la coral Ein` feste Burg ist unser Gott. La obra tuvo poca acogida en la época de Mendelssohn y aún hoy no es de sus obras más representativas. Sin embargo resulta atractiva, bella, rica en sonoridades e impactante. Destacar de nuevo una excepcional interpretación de Bernstein y sus músicos de New York que ofrecen una maravillosa ejecución de la obra, con pasión, belleza, técnica y emoción.


La Obertura de Ruy Blas es una obra musical de Mendelssohn basada en la obra de Víctor Hugo. Fue compuesta en un periodo cortísimo de tiempo, tres días, de marzo de 1839 y pese a los rechazos iniciales del propio Mendelssohn finalmente la reconoció como una obra que le proporcionaba una placer indescriptible. Es un ejemplo maravilloso de música apasionada y bella.

Les dejo este precioso disco para que lo disfruten. Tendrán un ejemplo de uno de los momentos más inspirados de Bernstein en la grabación de obras sinfónicas y espero que disfruten de la bellea propia de estas obras de Mendelssohn.



Mendelssohn
Sinfonía nº 3*
Sinfonía nº 5**
Obertura Ruy Blas***
Leonard Bernstein
Orquesta Filarmónica de New York
New York, 13 de enero de 1964*, 29 de diciembre de 1966** y 24 de octubre de 1960***






miércoles, 5 de enero de 2011

Bruckner. Sinfonía nº 1 in C minor. Stanislaw Skrowaczewski. Saarbrücken Radio Symphony Orchestra. 1995.


Queridos amigos, continuamos con las grabaciones de esa estpenda integral sinfónica de Bruckner de las manos del maestro Skrowaczewski y  la Saarbrücken Radio Symphony Orchestra.

Continuamos con la entrega de la bellisima Sinfonía nº 1, una obra que supone un pasito más en el proceso de elaboración musical del maestro austriaco, una obra ya, en la que el futuro Bruckner maduro, complejo, poderoso, de texturas difíciles, de sonido abrumadoreamente bello, monumental está presente pero con toda su belleza, su sensualidad musical, sus ritmos ascendentes pausadamente controlados y  con el sentido peculiar de "su música".

La obra compuesta entre mayo de 1865 y abril de 1866, fue estrenada en Linz, Austria, el 9 de mayo de 1868, bajo la dirección del propio Bruckner, se revisó en 1877 como versión de Linz (algo incorresto siendo verdaderamente puristas por simple cuestión de fechas) y fue nuevamente revisada entre 1889 y 1891 siendo esta revisión presentada por primera vez el 13 de diciembre de 1891, en Viena bajo la dirección de Hans Richter. Es conocida como la versión de Viena a cuya Universidad fue dedicada. 

Georg Tintner es el único director que usa hasta hoy la versión original de1866 sin revisar, version preparada por  William Carragan en 1998. Skrowaczewski con Saarbrücken usa la versión revisada de Linz de 1877 en la edición de Leopold Nowak de 1953 con escasas diferencias con respecto a la misma revisión en la edición Haas. Se incluyen revisiones rítmicas mayores y pequeños cambios realizados por Bruckner en 1884. Es quizá la forma más comunmente intepretada.


Musicalmente la obra es una pequeña maravills. Primer y segundo movimientos tienen ya el sello del futuro Bruckner, SIguen apreciándose muchos matices compositivos de formas clásicas pero sus temas en superposición explicativa ascendente ya son plenamente audibles. El Adagio resulta bellísimo, bruckneriano sin duda alguna y el scherzo comparte los mismos valores. El movimiento final es quizá el menos logrado de todos ellos, le falta ese matiz posterior en el que el resumen global de toda la obra anterion aparece como iluminación definitiva del sentido de la obra. 

Con todo ello estamos ante una sinfonía  excepcional, bellísima de escuchar y  de saborear. Muy bien instrumentada y claramente perceptible en toda su estructuray detalles instrumentales. Skrowaczewski, insistimos como hicimos en las entradas anteriores, proporciona con su saber y el poso de la experiencia una aproximación bellísima a la obra, como un todo con significado y no como una acumulación torrencial de sonidos potentes. La bellísima orquestación en cuerdas y maderas resulta preciosa de perseguir por la sinfonía para disfrutarla con pasión. Y la Saarbrücken Radio Symphony Orchestra, señores, está al nivel de cualquiera otra. Precisa, compacta, empastada, de sonido bellísimo, suave y poderosa, sutil y con aroma, colorida y delicada en los matices y enérgica sin estridencias en los pasajes intensos.


Una grabación preciosa de una obra francamente linda y maravillosa. Poco a poco se va vislumbrando un Bruckner mayor, pero estas iniciales tienen un Bruckner francamente buen compositor, dijeran lo que dijeran sus oyentes y ayudantes en su época. Quizá era demasiado diferente a los existente. Hoy es una gozada y una pequeña joyita para el corazón.

Espero que la disfruten con mucho placer. De verdad que merece la pena.

Bruckner
Sinfonía nº 1 en Do menor
Versión revisada de Linz de 1877 en la edición de Leopold Nowak de 1953
Stanislaw Skrowaczewski
Saarbrücken Radio Symphony Orchestra
Kongresshalle Saarbrücken, 13 al 18 de marzo de 1995









MEGA


Un Blog de Excepción: Metrognome Music.


Queridos amigos. Justo es hacer esta recomendación. VIsiten este blog de nuestro amigo Progress Hornsby. Encontrarán grabaciones exquisitas de grandes maestros.
¡Asómbrense de los Bruckner allí expuestos! Merece la pena su visita.

martes, 4 de enero de 2011

Rodrigo. Concierto de Aranjuez. Falla. Noches en los Jardines de España. Ataúlfo Argenta. Orquesta Nacional de España. Narciso Yepes, guitarra. Gonzalo Soriano, piano. 1954.


Queridos amigos. Esta noche os quiero dejar una joya discográfica. Una maravilla musical, humana, artística y sonora. La excepcional interpretación de dos de las más logradas páginas de la música orquestal española. El Concierto de Aranjuez, esa obra increíblemente bella que fue caballo de batalla del gran guitarrista Yepes y que propició en gran parte su impulso en el extranjero y la maraillosa partitura y el excepciona piano de Gonzalo Soriano en una interpretaión increíble de las Noches en los Jardines de España. En ambos casos acompañados por una increíblemente insirada y preciosista Orquesta Nacional de España bajo las manos dulces, claras, imponentemente sabias de Ataúlfo Argenta.

Esta grabación de 1954 fue la primera gración pasada a vinilo y tuvo un éxito internacional impresionante siendo durante muchísimos años una referencia absoluta de la interpretación de estas obras, particularmente del concierto de Aranjuez, y sirviento de trampolín a sus intérpretes participantes. Hay mucha variedad en cuanto a la fecha exacta de la grabación ( se habla del 54, 55, 57 ó 58). Las mayoría de las fuentes que he consultado (el Cd carece de esta información, 3 euros de precio tienen la culpa) coinciden en que es una grabación del año 1954.


El concierto de Aranjuez había sido ya estrenado por el destinatario de la obra, D. Regino Sainz de la Maza en Barcelona en al año 1940. Sin embargo los verdaderos impulsores de la obra fueron Yepes y Argenta que habían realizado giras e interpretaciones maravillosas en Madrid y París con la Orquesta de Cámara de Madrid allá por los años 1947. El momento más importante en el comienzo de la carrera profesional de Yepes se lo proporciona en concreto Ataúlfo Argenta cuando le presenta al maestro Joaquín Rodrigo. Después de tocar para él, accede a interpretar su Concierto de Aranjuez el 17 de diciembre de 1947 en el Teatro Español de Madrid junto a la Orquesta de Cámara de la capital, dirigida por Argenta. Y es desde entonces, como decímos, que se sucedieron las actuaciones de Narciso en Madrid, París, y después por multitud de capitales y ciudades importantes de todo el mundo. Un enorme éxito y un enorme prestigio el que consiguieron.

Fue una forma de asegurar el valor concertístico de la guitarra en el seno del grupo orquestal, trabajo extaordinariamente difícil en aquellos años y más en las grandes formaciones orquestales europeas y americanas. Es un prodigio de amalgama de valores populares, de tonalidades aristrocráticas, unión perfecta de la música lírica pero sin excesos, de música popular pero sabiamente construida en una técnicas modernas preciosas y sin banalidades. En definitiva de una música clásica perfectamente intgrable en el gran repertorio orquestal.
 

Y la interpretación de las Noches en los Jardínes de España ¡otras excepcional maravilla musical! Nos deleita el corazón con la más alta de las bellezas posibles. Una maravilla sonora, de sentimientos, de piano maravilloso, de conjunción orquestal sin par; una maestría absoluta en la evocación de los paisajes visuales y sonoros de los diversos jardines españoles, rezumando olores embriagadores, aguas y fuentes cristalinas a través de un sonido brillantemente evocador. Una obra de arte plenamente válida. Maravillosa, con un Gonzalo Soriano genial, persuasivo, lírico, perfecto, poderoso y suave. Un genio del piano.

En conjunto el disco es sencillamente una muestra extraordinaria de la implicación de tres grandes artstas en la interpretación de las obras. Cuando esa implicación alcanza estas cotas, el resultado final no puede ser más que sonido, alma, arte e interpretación genuinamente bella, sencilla, lirica, melodiosa, dulce, con carácter y con impulso nacional propio. ¡Qué época más dura tuvo que ser, pero qué fuera más arrolladora de la los artistas! Lograron maravillas luchando a contracorriente y lograron subir el río de la fuente de la belleza.


Les dejo esta preciosa perla discográfica, de enorme valía cultural, discográfica e histórica. Una orquesta entregada a más no poder, unos intérpretes solistas en sus faculatades plenas y un Argenta ilusionado, implicado, amante de las obras, luchador implacable por ellas. Un disco repito histórico y además ¡bellísimo!

Rodrigo
Concierto de Aranjuez
Ataúlfo Argenta
Narciso Yepes, guitarra

Noche en los Jardines de España
Ataúlfo Argenta
Gonzalo Soriano, piano
Madrid 1954 (Alhambra-RCA)

Concierto de Aranjuez (Rodrigo)
01 Allegro con spirito
02 Adagio
03 Allegro gentile

Noches en los jardines de España (Falla)
04 En los jardines del Generalife
05 Danza lejana - En los jardines de la Sierra de Córdoba







Nuevos enlaces:



Nuevos enlaces en MEGA:




domingo, 2 de enero de 2011

Beethoven. Sinfonía nº 3. Ferenc Fricsay. Orquesta Filarmónica de Berlín. 1958.


Queridos amigos. Para iluminar esta tarde quisiera dejarles un disco excepcional. La maravillosa interpretación de Ferenc Fricsay de la Sinfonía nº 3 de Beethoven junto a la Filarmónica de Berlín.

No es una tercera al uso, tiene matices absolutamente brillantes, de una sensibilidad increíble. Quizá no destaque por ser una de las aproximaciones o ejecuciones de mayor técnica interpretativa u orquestal pero quizá en ello está su maravilloso encanto. La belleza de una interpretación "al vuelo", con alma y vida; el encanto de una aproximación no encorsetada en la que los más mínimos detalles son un placer, una interpretación muy camerística, con un brillo maravilloso de todos y cada uno de los instrumentos (por ejemplo en ese increíble movimiento final) capaces de transmitir una paz y una belleza sonora impresionante.

La obra está maravillosamente conducida, sin faltar el pulso dinámico y emocional de cada movimiento. Resulta maravilloso descubrir nuevas sonoridades en pasajes ya ampliamente escuchados y matices, timbres o colores instrumentales que emergen para alegrarnos el corazón con su apreciación. Geniales el segundo y último movimientos, absolutamente maravillos.


Fricsay arranca de la Filarmónica de Berlín no sólo ya su belleza sonora propia sino un conjunto de sonoridades espectaculares, ricas, dulcísimas, celestiales. ¡Qué increíblemente bellos resultan los oboes, los clarinetes, los chelos!. Limpieza de ejecución y belleza sonora pura. El maravilloso ritmo, mecido y sostenido entre algodones de pura belleza, del último movimiento es para quitarse el sombrero. Una muestra de arte sin más.

Preciosa grabación del año 1958 que permite disfrutar de una música increíble, una orquesta fantástica y un arte directorial como pocos han existido. Música simplemente como forma de manifestación del arte.



Que la disfruten.

Beethoven
Sinfonía nº 3

Ferenc Fricsay
Orquesta Filarmónica de Berlín

Grabación
Berlín, Jesus-Christus-Kirche, 7 y 13 de octubre de 1958



(Portada elaborada, CD descarga tienda)