Datos Personales

Mi foto
Sevilla, Andalucía, Spain
Contacto: correo electrónico que encabeza el blog. Se aconseja Chrome para la mejor visualización.

miércoles, 27 de abril de 2011

Bruckner. Sinfonías nº 3 y nº 8. George Szell. Cleveland Orchestra. 1966. 1969.


Queridos amigos, retomamos la actividad con un maravilloso doble CD de George Szell y las sinfonías de Bruckner Tercera y Octava en las aproximaciones realizadas en estudio para Sony. Un doble CD estupendo, con una visión de Bruckner diferente a las normales, desmarcada de todo discurso monótono, rígido o en exceso romántico.

Szell, maravilloso como es habitual, nos presenta a Bruckner de una forma prodigiosa, limpia y perfectamente estructurada; sabiamente conducido por las maravillosas manos de Szell se ofrece con una rotundidad y claridad poco habituales.

Particularmente siempre me han parecido las aproximaciones a la Tercera de Bruckner que realizó Szell las más bellas que haya escuchado, muy similares a la excepcional interpretación de Böhm para Decca. De justicia es de decir que, al menos para mí, es la sinfonía que quizá tenga un más fácil acercamiento y se convirtió en la puerta al universo sonoro de Bruckner junto con la Cuarta Sinfonía y sus temas, bellísimamente recogidos en tiempos posteriores por otro músico soberbio, Maurice Jarre, en su imponente banda sonora para Lawrence de Arabia.

Las aproximaciones de Szell son enormemente vitales, refinadas, con una visión dinámica genial, con un ritmo frenéticamente bello, una precisión asombrosa en los instrumentos; las frases aceradas de Szell se pulen hasta extremos poco habituales en él y nos hacen escuchar un Bruckner vivo, dinámico, perfecto pero para nada frío. Un Bruckner muy rico en matices sonoros, en color orquestal, en dinámica, de tiempos rápidos que no acelerados y que permiten el seguimiento de todo el discurso musical de manera fácil, contagiando vitalidad y resultando profundamente enérgico. Su último movimiento, por ejemplo, es para quitarse el sombrero.

Es una obra que técnicamente da un paso adelante con respecto a sus anteriores composiciones sinfónicas; sun amplitudes constructivas y sonoras ya dejan entrever al futuro Bruckner; sus motivos constructivos ya son el germen de las futuras células brucknerianas que obran de motivo conductor. No tiene el alcance ni la envergadura de sus siguientes composiciones pero ya empieza a "sonar a Bruckner". La obra está plagada de belleza, de momentos extraordinariamente melódicos y líricos, de amplios espacios de recogimiento, de vitalidad, de energía y de fuerza.

Una excepcional sinfonía en manos de un excepcional director y una portentosa orquesta. Aunque la Orquesta de Cleveland no tiene la sonoridad que logran las orquestas europeas, su precisión, su perfección y su entrega es impresionante logrando una ejecución simplemente soberbia, enérgica, apasionada, vital, profunda y simplemente excepcional.

Szell usa la versión de 1890 en la profunda revisión de Bruckner, Joseph y Franz Schalk. La Edición es de Theodor Rättig.


En cuanto a la Octava Sinfonía ya habíamos dejado en el blog muestra de la aproximación en concierto con la Filarmónica de Viena, excepcional y francamente bella. Para mi gusto Jochum es el músico que mejor ha sabido trasmitirme el alma de esta monumental obra sinfónica, pero reconozco que esta grabación de Szell en estudio con su Orquesta de Cleveland es sencillamente genial. Vuelven a poder aplicarse los mismos calificativos que hemos asignado a la interpretación de la tercera y aunque en esta ocasión quizá no alcance cotas tan elevadas, Szell construye una monumento sonoro excepcional, perfecto, matizado, dirigido soberbiamente, con intensidad emotiva, fraseos clarísimos, perfección técnica y sonora de los instrumentistas, absolutamente increíble. Una aproximación maravillosa, francamente maravillosa.

En esta aproximación Szell usa la versión de 1890 de Bruckner y Josef Schalk en la Edición de Leopold Nowak de 1955, una versión más grandilocuente que la original, con mayor belleza armónica y una mayor sutileza de los instrumentos, fundamentalmente en las preciosas maderas. Lo cierto y verdad es que la obra conoció un gran éxito en su estreno en Viena el 18 de diciembre de 1892 por la Orquesta Filarmónica de Viena bajo la batuta de Hans Richter y las críticas la calificaron incluso de sinfonía de las sinfonías o cumbre de la sinfonía romántica (al contrario de lo que pasó con la tercera que llevó a Bruckner a estar inmerso, sin comerlo ni beberlo, en la lucha Wagnerina-Brahmsiana).


Tan sólo indicarles que es una interpretación soberbia, que merece la escucha y su conocimiento. Seguro que encontrarán otras con similares virtudes o superiores. Pero esta tiene un encanto especial. Es el Bruckner de Szell en su mejor expresión. Y eso es mucho.

Les dejo el Mp3 completo con ambas obras y las Sinfonías nº 3 y nº 8 separadas en FLAC con las carátulas modificadas. Señalarles finalmente la enorme calidad de sonido conseguida en ambas grabaciones.

Un disfrute gozoso queda abierto. Que así lo puedan lograr.


Bruckner
Sinfonía nº 3
Versión 1888/1889 revisión de Bruckner, Joseph y Franz Schalk, en Edición de 1890 de Theodor Rättig
Sinfonía nº 8
Versión de 1890 en Edición de Leopold Nowak de 1955

George Szell
Cleveland Orchestra

Grabaciones
Cleveland, Severance Hall
Sinfonía nº 3, 28 y 29 de enero de 1966
Sinfonía nº 8, 3, 6, 10 y 13 de octubre de 1969

















17 comentarios:

  1. Me estás convirtiendo en adicto a Bruckner.

    ResponderEliminar
  2. Querido Maty, me alegro de eso, jejeje. Me interesa tu opinión, a ver qué te parecen estas grabaciones. A mí articularmente me encantan.

    ResponderEliminar
  3. Thank you from America! These recordings are out of print and impossible to find. George Szell is my all-time favorite American conductor, and it is a rare and special treat to hear him conduct Bruckner.


    Gracias de Estados Unidos! Estas grabaciones están agotados e imposible de encontrar. George Szell es mi todos los tiempos de orquesta estadounidense favorito, y es un gusto raro y especial para oírle conducta Bruckner.

    ResponderEliminar
  4. Me han encantado. Ahora mismo las reseño, junto a otras dos de Szell y Mahler.

    ResponderEliminar
  5. Dear Cranky, thank you very much for the comment. Szell was a really great director. I am delighted that you like these recordings. Now I'm preparing his recordings of Brahms and Mahler.

    Querido Cranky, muchas gracias por el comentario. Realmente Szell era un grandísimo director. Me alegra muchísimo que te gusten estas grabaciones. Ahora estoy preparando sus grabaciones de Brahms y de Mahler.

    ResponderEliminar
  6. Actualizada entrada Bruckner. Sinfonías nº 3 y nº 8. George Szell. Cleveland Orchestra. 1966. 1969.

    ResponderEliminar
  7. Respuestas
    1. Gracias a ti querido amigo anónimo por seguir este nuestro espacio.

      Eliminar
  8. Is there any chance to re-upoad this, please?

    ResponderEliminar
  9. Actualizada la entrada/Updated entry: Bruckner. Sinfonías nº 3 y nº 8. George Szell. Cleveland Orchestra. 1966. 1969.

    ResponderEliminar
  10. Oh, geeee. That was quick. Thank you so much for your effort. Have a nice day.

    ResponderEliminar
  11. Me temo que tu grabación de la Tercera, como la mía, es la que contiene este error de transcripción en el scherzo:

    https://www.abruckner.com/editorsnote/discographichorror/

    Mala suerte. Busqué tu página para ver si tenías la versión "corregida", pero no.

    Por cierto, una de mis Terceras favoritas.

    ResponderEliminar
  12. Bueno, me he precipitado sacando conclusiones, porque deduzco por la portada que tienes el CD con el error. No he bajado el archivo.

    En el enlace que pongo se dice que cuando Sony corrigió el CD dejó la portada como estaba, con los 5 minutos de scherzo.

    ¿Podrías confirmar si la versión que dejas aquí colgada tiene el scherzo con el corte (5'53'') o el corregido (7'18'')?

    ResponderEliminar
  13. He bajado el archivo de la Tercera y he comprobado que la grabación que ofreces está bien.
    Se trata del Scherzo de 7 minutos, que está correcto, aunque la portada de los discos indique otra cosa (pues Sony nunca la corrigió).
    Yo tuve la mala suerte de comprar los CDs con el fallo, pero gracias a ti puedo escuchar ahora el scherzo completo.
    ¡Gracias!

    ResponderEliminar