Datos Personales

Mi foto
Sevilla, Andalucía, Spain
Contacto: correo electrónico que encabeza el blog. Se aconseja Chrome para la mejor visualización.

sábado, 12 de mayo de 2012

Bruckner. Sinfonía nº 7. Daniel Barenboim. Staatskapelle de Berlín. 2010.


Queridos y pacientes amigos. Volvemos de nuevo con una entrada preciosa. Hacía ya tiempo que no teníamos regularidad en este espacio. Son diversos problemas tanto personales como informáticos añadidos a un poquito de carga de trabajo más alta de la habitual los que me han apartado un poco de aquí. Y quiero retomar la actividad con un precioso disco del que me he enamorado y que como todo enamoramiento ha pasado por diversas fases de intensidad, unas veces ha estado muy arriba, otras un poquito más abajo. Pero sigo siendo fiel a este amor.

Hacía ya mucho tiempo que no escuchaba un Bruckner por Barenboim y partiendo del punto inicial en que reconozco mi poca empatía con ese binomio musical empiezo a modificar un poco esa querencia por el maestro argentino y su forma de aproximarse a Bruckner. Sus anteriores aproximaciones al maestro austriaco nunca llegaron a emocionarme, no me calaron lo suficiente, aunque sus interpretaciones de la DG de las sinfonías iniciales siempre me gustaron y muchas de las obras en Teldec me llegaron a impactar.

No sé si será por el momento emocional personal actual pero reconozco que esta interpretación de la formidable Sinfonía nº 7 de Bruckner me ha calado profundamente. Es una interpretación que me conmueve en muchos de sus periodos. Como si una fuerte marea fuera ha logrado subirme en las crestas de sus olas y llevarme con una fuerza emocional enorme a lo largo de todo el viaje marino que hace. Esa es la sensación, una marea de emociones que van y vienen, que suben y bajan; una marea que te mece empapándote de sentimiento, de calor, de intensidad emotiva y que no te ahoga en sus crestas de forma que siempre ves el horizonte luminoso y el fondo profundo de humanidad al que te gustaría caer. 

Es una marea suave, en la que te meces y te dejas llevar en un viaje placentero de sentimientos cargado y que te refresca constantemente con gotas sorprendentes de pasión, de frescura, de nuevos sentidos y nuevas emociones. En ocasiones las gotas son lluvia, lluvia de hermosísimos sonidos que en su caída te sacian la sed de tu alma por la belleza y en otras verdadero granizo de intensidad plena que sacuden tu corazón y sin dolor te despiertan de tu letargo emocional.


Maestro Barenboim, ha logrado usted una representación musical soberbia de la obra del viejo y amado Bruckner. Ha conseguido usted una belleza musical sencillamente espléndida. Ha conseguido que la Staatskapelle de Berlín suene de una forma tan hermosa que, aún a pesar de un sonido directo algo irregular en su modulación, ha logrado que mi corazón se llene de emoción. 

Ha conseguido que sienta escalofríos al escuchar un Adagio fenomenal, sentido, sedoso y en su momento poderosamente profundo y emotivo. He podido mecerme en esas preciosas cuerdas berlinesas sin sobresaltos cuando sus timbrados metales y su poderosa percusión declaraban desde la marea al viento la magnitud emocional de la obra. Y he podido volver a soñar plácidamente con el amor y la serena paz de la emoción profunda de la música.

Ha conseguido que la música del maestro Bruckner llene mis oídos de belleza y de placer. Que su Scherzo suene encantador y dinámicamente sorprendente, que el inicio de la obra se me aparezca como un sueño sorprendente y renovador para mi alma y que pueda sentir en su devenir emociones profundas e indescriptibles. Ha logrado que en su final vaya cargando mi corazón de energía, de fuerza y de ánimo para disfrutar de una conclusión sencillamente emotiva en su limpia, ágil y precisa ejecución.

Quizá, maestro Barenboim, sea de los pocos músicos actuales que logre esto con Bruckner; quizá la senda de Celibidache sea difícil de seguir, pero quizá, y sólo quizá, usted pueda transitar por ella. Si es así será una verdadera maravilla poder seguirlo.

Muchas gracias por todo ello.



Bruckner
Sinfonía nº 7

Daniel Barenboim
Staatskapelle Berlín
Versión de 1884/1885 en Edición de Leopold Nowak de 1954

Grabación
Philharmonie de Berlín, junio de 2010












28 comentarios:

  1. Grande julio te estaba extrañando ! vamos a escuchar este disco con gran placer ! un fuerte abrazo hermano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yiyok. Espero que te guste amigo mío.

      Eliminar
    2. El link ha desaparecido. Sería posible recuperarlo. Gracias por tu excelente trabajo

      Eliminar
    3. HA sido eliminado. Posible denuncia. Lo siento. Lo intentaré.

      Eliminar
    4. Caro Julio

      Não gosto muito da regência do Barenboim.
      Mas devo admitir que ele é estupendo com Bruckner.
      Espero pelo seu ciclo de Bruckner com Berlin.
      Obrigado pela boa música que nos tem brindado.
      Saúde e abraços do Brasil

      Eliminar
  2. Te haciamos de menos. También en Retroshare.
    Interpretacion desconocida por mi. Vamos a descargarla y también aplicar ese juego que me gusta de las comparativas con sus interpretaciones en Chicago y con la Filarmonica de Berlín. Unos 10 años de intervalo entre cada una de ellas.
    Gracias otra vez y un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Estimado Alejandro, muy buenos días. Ya comentaba arriba que entre los problemillas estaban los informáticoos. No es gran cosa ero todavía no está arreglado. Parece ser es el ventilador o algo que se calienta y hace que se apague. Para un uso normal, correos y cosas de esas va regular, pero para grabar discos u subirlos, cero patatero. Lo he llevado a mirar y han quitado muchas cosas, pero nada. O sea que creo que me dicen de ponerle las piezas nuevas. ¿Comprar uno? No me vale el Vista ni el 7 para conectar al trabajo, sólo XP. Toca esperar que me aguante un poquillo más y lo pueda arreglar.
    Espero que te guste y espero tus comentarios y el del resto de compañeros sobre esta hermosa interpretación.
    Un abrazo amigo mío.

    ResponderEliminar
  4. Oida esta Septima de Bruckner. Y de momento un poco perplejo
    Ya escribí en otra ocasión que a grandes rasgos a los interpretes de Bruckner yo los adscribía a dos categorias: los "misticos" y los "agnósticos". ¿Es adscribible este Baremboim a una de estas categorías?.- Se me hace dificil.
    ¿Tendré con él que abrir una nueva?.¿La de los "wagnerianos"?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi modesto entender es un bruckneriano en formación, abriendo su propio camino, A mi me gusta más que en sus aproximaciones anteriores. Pero no te niego esa sensación final extraña. Pero me lo acerco más a lo místico,
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Vuelta a oir. Julio, me temo que esta interpretación te ha pillado con la guardia algo baja. No será culpa de Bruckner y no de Baremboim?. Para mi, en cualquier caso, muy lejos de Klemperer (con la Philharmonia), Jochum (sobre todo poco antes de morir con la Concertgebouw en Tokio en 1986), Giulini (también en 1986 con la Filarmónica de Viena), Karajan (en 1989 con la Fil. de Viena, poco antes de morir), Wand ( con la Fil. de Berlin en 1999), o incluso Böhm (en 1976 con la Fil. de Viena).
    ¿Qué me olvido de Celibidache?. Pues si..... y no, Vds. ya me entienden.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Alejandro, me alegra esa sorpresa y esa guardia baja. Al menos logra sorprendente. Tiene algo extraño. No la comparo con la de los grandes brucknerianos del pasado, es diferente. Vamos a esperar si el ciclo nuevo que está preparando con DG nos ofrece una visión más global. No obstanete me emociona, me conmueve.
      Celibidache era otro mundo, no el mejor, pero totalmente diferente a los demás.
      Un abrazote compañero.

      Eliminar
  6. ¡¡Me alegro de volver a leerte tocayo !!
    Ahora a escuchar y a disfrutar
    Un abrazo, Julio, Madrid

    ResponderEliminar
  7. Muchísimas gracias por compartir esta esperada lectura.

    ResponderEliminar
  8. Y no te he dicho nada del diseño de la página.
    Sen-sa-cio-nal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querida amiga. El diseño lo hace solito el blog, sólo le he cambiado el colorcillo por este verde algo más amigable.
      Espero que te guste la intepretación.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Fantastico tu blog, gracias por publicar trabajos de Barenboim. Un saludo desde Buenos Aires.

    ResponderEliminar
  10. Julio, ¿donde estabas? emocionantes palabras y emocionante interpretación. Muchas gracias.
    PD: Me gusta mas esta que la que grabara con la OSC en los 80.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manuel, pues liadillo, ya imaginas. Los problemas informáticos en casa y en otros lugares me acosan. Un abrazo. Hablamos de esta.

      Eliminar
  11. Actualizada entrada. Se están registrando retirada de archivos. Esto toma mala pinta de nuevo.

    ResponderEliminar
  12. Respuestas
    1. Estimado amigo anónimo. Actualizada la entrada. Espero que disfrute.

      Eliminar
  13. Actualización/Update: Bruckner. Sinfonía nº 7. Daniel Barenboim. Staatskapelle de Berlín. 2010.

    ResponderEliminar
  14. Actualizada la entrada/Update entry: Bruckner. Sinfonía nº 7. Daniel Barenboim. Staatskapelle de Berlín. 2010.

    ResponderEliminar