Datos Personales

Mi foto
Sevilla, Andalucía, Spain
Contacto: correo electrónico que encabeza el blog. Se aconseja Chrome para la mejor visualización.

martes, 27 de noviembre de 2012

Bruckner. Sinfonía nº 8. Sergiu Celibidache. Münchner Philharmoniker. 1990. Tokio.


Queridos amigos, hoy es un día especial, es mi cumpleaños. 47 añitos más o menos llevados. Feliz de haber llegado a ellos y contento con lo que he conseguido en esta vida: familia, trabajo y amistad. No debo pedir más, bueno sí, que siga durando otros cuantos años más y que, por supuesto todos lo puedan celebrar también.

Y con motivo de este día especial quisiera compartir con todos un disco también especial y que muchos amigos desean escuchar. Va por ellos, por todos en general y vamos a decirlo, también por mí mismo, como regalito musical por mi cumple.

Poco voy a comentar de la excepcional e increíble interpretación recogida en el CD. Sinceramente de lo más bello que ha realizado Celibidache con Bruckner, excepcional. Manifiesto también de entrada que mi preferida sigue siendo la de Jochum con la Sinfónica de Bamberg (la antigua Orquesta Filarmónica Alemana de Praga) que me resulta insuperable, pero dicho esto, ya saben que es cosa de gustos y manías, la interpretación de Celibidache recogida en este disco es algo excepcional, único, soberbio y que resulta realmente difícil de entender que pueda lograrse tal maravilla.

Y es maravilla en todo. En su concepción global, en su fraseo, en su construcción, en el detalladísimo análisis y exposición de temas, en la ejecución vibrante y emocional de los muniqueses, en la elasticidad inacabable de Celibidache, en su manejo del concepto sonido-tiempo, en su "imposible" manejo de la orquesta en unos ritmos y tempos que harían que en manos de cualquier otro se desmoronase todo y resultara un verdadero bodrio infumable (perdonen la expresión).

Comenzada en 1884, después de terminar su Séptima Sinfonía y tras la euforia de su éxito, la Sinfonía nº 8 tiene un devenir más complicado que su predecesora. Terminada en un principio en 1887, fue rechazada por Hermann Levi, quien tuvo un papel determinante en el triunfo de la Séptima y que al no comprender la nueva obra estuvo a punto de llevar a Bruckner, que raras veces estaba satisfecho consigo mismo y que entendía su nueva obra como un verdadero logro musical, a un estado anímico realmente pésimo. Bruckner realizza una larga revisión que dura dos años, tras la que la obra conoce un gran éxito en su estreno en Viena el 18 de diciembre de 1892 en los atriles de la Orquesta Filarmónica de Viena bajo la batuta de Hans Richter. Es ampliamente conocido que se la calificó como de sinfonía de las sinfonías o cumbre de la sinfonía romántica. Y merecido era.



La versión de 1887 inicial es algo más larga en duración que las demás. Su carácter es más austero al reducir de tres a dos las maderas. El estreno de esta versión lo dirigió Hans-Hubert Schönzeler en la BBC en 1973 y está basada en la Edición de Nowak de 1972.

Posteriormente se conserva también un trabajo intermedio de Bruckner que afecta al movimiento lento exclusivamente y se fecha en 1888.

La versión que más frecuentemente se interpreta es la de 1890 en la que Bruckner realiza cambios que para muchos estudios o bien no son propios o se realizan por las presiones de amigos y colaboradores (Schalk sale a relucir) en un intento de hacerla más al gusto brahmsiano. Sin embargo otros estudiosos como Nowak consideran que no hay una mano diferente a la de Bruckner en las anotaciones de la partitura. La obra en esta versión de 1890 es mucho más plena y grandilocuente que la de la versión original, de mayor contundencia y monumentalidad sin dejar de lado la elaboración de unas armonías y texturas sutiles y claras, particularmente en los instrumentos de madera. Leopold Nowak publicó esta edición en 1955.

Una edición posterior de 1892 realizada en gran parte por Schalk es la que sirve para el estreno en Viena de la obra teniendo cortes y añadidos bastante numerosos en el final. Bruckner parece que autorizó su publicación.

Posteriormente existe otra edición en este caso de la mano de Haas que toma la versión de 1890 y añade numerosos pasajes de la de 1887 al considerar que habían sido alterados o eliminados por las sugerencias y presiones de Schalk, Levi y otros. Esta Edición Haas se publicó en 1939 y compite en preferencia con la de Nowak de 1890. Muchos la acusan de tener demasiado trabajo propio de Haas, escribiendo muchas partes, acotando otras y revisando muchas secciones.

En el caso concreto de la interpretación de Celibidache este elige la versión de 1890 en la Edición Nowak de 1955. Y los resultados son realmente poderosos, espectaculares, brillantes, sin excesos de grandilocuencia pero si de marcado e intenso poder musical. La ejecución no tiene desperdicio. Todo está en su lugar. Los temas son fraseados de manera prodigiosa, expuestos con una claridad meridiana a un tempo imposible pero que te permite seguir todo el desarrollo, los metales resultan impactantes, la percusión sorprendente, las cuerdas excepcionales (¿quién dijo que la Filarmónica de Munich era una orquesta de medio nivel?), de una tersura, empaste, sedosidad y energía realmente sorprendentes.

Y por encima de todo ello está la figura mágica de Celibidache. Un maestro que paladea esta música y la hace propia, la asume como suya y la reelabora a su sabio entender, con sus conceptos de tiempo, espacio, momento y sonoridad; con su habilidad para deshacer la música mientras la compone como si deshojara una margarita a la que volviera a colocar sus bellas hojas blancas reconstruyéndola. Me quiere ahora, no me quiere luego, la coloco aquí, la traslado allá de forma que al final tiene la misma margarita pero aún más bella que al inicio. Ha pasado por las manos de un artista, de un florista de las notas que hace ramos maravillosos en su conjunto final.


Indescriptible, impresionante, irrepetible (nunca mejor dicho, jamás tenderemos otra visión así), demoledora, contundente, conmovedora e impactante. Con cotas de inspiración y de grandeza que quizá nadie haya logrado. Realiza un meticuloso desmenuzamiento de la partitura, sin perder en absoluto la visión del conjunto por otro lado elaborado con una solidez aplastante. 

El sonido bruckneriano de Celibidache emerge de forma natural,  es organístico, robusto, profundo gracias a unas cuerdas e instrumentos graves siempre muy presentes, de empaste primoroso. No resulta ampuloso, es contundente, fuerte, de impresionante marcha dinámica a tempos lentísimos. Estamos ante una traducción no fatalista del todo pero si profundamente arraigada en el ser humano y en el más allá de Bruckner, una visión casi cósmica del mundo, donde hay acatamiento de la desesperanza sin rebeldía enmarcada en una angustia demoledora pasada por el tamiz del conocimiento y la experiencia vital del propio Celibidache. Sensacional.

Espero que lo disfruten, en particular queridos los queridos amigos Ángel, David, Miquel y Rafael; Manuel te encantará; Jose disfrutarás de ella. Todos en general van a disfrutar de una experiencia única.

Y esperemos celebrar muchos cumpleaños más queridos amigos.




Bruckner
Sinfonía nº 8

Sergiu Celibidache
Orquesta Filarmónica de Munich
Versión de 1890 en Edición de Leopold Nowak de 1955

Grabación: Tokio, Suntory Hall, 20 de octubre de 1990
Disco Altus ALT 183/4












26 comentarios:

  1. Feliz Cumpleaños Julio!, Dios Te bendiga con muchisimos mas. Tomate para Ti como regalo esta Monumental obra Sinfonica y demosle a Dios y a Bruckner gracias por oirla WOW!

    He escuchado otras versiones y Te lo digo NO HAY OTRA COMO ESTA; es un antes y un despues en materia de interpretaciones Brucknerianas y de "LA OCTAVA"; UNICA, Monumental y Soberbia, Grandiosa, Potente y Precisa, Equilibrada y Pulcra y los adjetivos no alcanzan...las cuerdas tan claras en los violines y los bajos Te llegan al subconciente, ¡la precusion! WOW en el Finale es de impacto de un absoluto virtuosismo al minuto 7:35(tal es que el publico vibro en reconocimento al Timbalista y me uno a Ellos) los metales Catedralicos y el fraseo fantastico. Muchos critican que "Celi" interpretaba las obras de Bruckner mas lento de lo escrito en partitura, pero, en "Celi" no era adrede; es mas, lo hacia de forma tal que los temas estan bien desarrolados y no dejaban duda. La coda del Allegro moderatto Yo la llamaria "Apocaliptica" las trompetas parecen anunciar el fin del mundo cuasi a "Marcha funebre". Con razon decian que las interpretaciones de la MPO con "Celi" eras verdaderos acontecimientos y las que eran grabadas como esta verdaderos registros historicos y que razon tienen! y el Adagio con las arpas Te hacen sentir como si los angeles Te acurrucan en sus alas y Te llevan al cielo Al final senti mis sentido auditivo apabullado ante tal gozo, es esta version verdaderamente, la "Sinfonia de las Sinfonias". Gracias A Ti por aportazo. Feliz Cumpleaños y que vengan mas!

    PD: Los terminos no me alcanzan!


    ResponderEliminar
  2. Feliz Cumple, Julio, que te conserves bien para ti y los tuyos. Y gracias por compartir tanta buena música,que nos hace mejor persona.
    Un saludo fraterno del fin del mundo, Kike.

    ResponderEliminar
  3. ¡Felicidades Julio!, te deseo que cumplas muchos más y tal como ya has dicho tu, seguir teniendo familia, amigos y salud, que es lo más importante, lo demás va y viene. Muchas gracias también por alegrarme la mañana, llevaba un tiempo - desde que en tu mismo blog leí sobre esta interpretación - que cada día que entro lo hago con la ilusión de ver esta maravilla a nuestra disposición, hoy por fin, y nada mejor que este día tan especial para ti, podré oirla. He escuchado unas cuantas octavas de Celibidache y todas me parecen sublimes, el que está sea, según muchos compañeros, la cima, hace que merezca un lugar privilegiado a partir de ahora en mi corazon. Y es que como bien dices las interpretaciones de Celibidache son magia, su manera de entender la vida y su espiritualidad, amén de su técnica y sabiduría musical, hacen de sus interpretaciones actos únicos en la historia músical. Te puede gustar más o menos, pero lo seguro es que estás escuchando algo único, y eso es especial.

    Bueno Julio, voy a por ella y lo dicho, disfruta este día con tu familia que es lo verdaderamente importante en este mundo.

    Un abrazo¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Muchas felicidades por su cumpleaños, Julio, y muchas gracias por regalarnos esta interpretación que, si es la misma que hace unos días pude ver en DVD, me parece impresionante.

    ¡Un amistoso saludo!

    ResponderEliminar
  5. Vi la interpretación en Youtube. Está la sinfonía completa. A-PO-TE-O-SI-CO. Me llama la atención que el maestro Celi, en las ovaciones, antes de iniciar el paseillo de salir y entrar del escenario, levanta al primer instrumentista de cada sección y después a la sección completa, y a toda la orquesta varias veces... Eso es clase, Maestro.
    Julio, que cumplas muchos mas y que nosotros lo veamos, jejeje... Felicidades.

    ResponderEliminar
  6. Estimado Julio Salvador.

    Realmente, IMPRESIONANTE el regalo que te / nos has hecho. Si estimado amigo....¡¡MUY PERO MUY FELIZ CUMPLEAÑOS!! realmente con este tipo de regalos no importa que nos pasen los años. Que pases muy bien con tus seres queridos, los que tienes cerca y los que te acompañamos con el afecto de siempre, aunque sea a la distancia...MUCHAS GRACIAS. José

    ResponderEliminar
  7. Feliz cumpleaños Julio y gracias por este estupendo blog que cada día nos da tanta alegría y tan magnífica música. Que cumplas muchos y con salud. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Feliz cumpleaños, Julio.Que cumplas muchos más para disfrutalos junto con tu familia y con todos los amigos del blog. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. ¡¡¡FELICIDADES CAMPEÓN!!!
    Un entrañable y fuerte abrazo, y unos cariñosos tironcitos de oreja.
    Y muchas gracias por esta fabulosa versión de la Octava de Bruckner.
    Salud, paz, sonrisas y cordiales saluditos.
    Elgatosierra

    ResponderEliminar
  10. Muchas Felicidades,
    somos casi casi del mismo modelo (yo voy por 46 en dos semanas).

    Espero que sigamos en contacto por muchos años más.

    Un abrazo,
    Jesús Garza Paz

    ResponderEliminar
  11. Si ya un cumpleaños es motivo de felicitación y adicionalmente se celebra con el "everest de la musica" como se supone que dijo el sucesor del gran Furtwängler en la Filarmonica de Berlin, y con el maestro de Celibidache en el podio ya es para quitarse el sombrero.
    Felicidades por la efemerides y por esta maravillosa declaración de intenciones
    Alfonso Santiago

    ResponderEliminar
  12. Muchas felicidades y muchas gracias por compartir tanta y tan extraordinaria música con los demás. Me ha hecho descubrir músicas, músicos e intérpretes que desconocía o no sabía valorar. Gracias por Celibidache, Jochum, Bernstein, Klemperer, Szell, Kempe, Fürtwangler,Argenta, y sus Beethoven, Mahler, Brahms, Schumann,Tchaikovsky, Schubert,etc...
    Gracias de corazón.

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. Feliz cumpleaños Julio y felicidades por tan magnífico blog. Imprescindible referente en el ámbito clásico y que recomiendo siempre que sale a colación en cualquier conversación sobre los grandes maestros.Impresionante tu trabajo y tu sensibilidad por la música. Tus descripciones así lo demuestran. Una vez más: !!!Chapeau!!!

    ResponderEliminar
  15. Gracias, como siempre. Magnífica interpretación.

    ResponderEliminar
  16. Felicidades Julio Salvador, es maravilloso tu blog. Muchos saludos.
    Pd: una pregunta ¿contas con algun libro de shostakovich? Ya que no logro conseguir ninguno.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  17. Julio: agradecimientos por tu selección, se nota tu especial predilección --compartida-- por George Szell. Te envío un enlace de un comentario en inglés de Derik Barker sobre las sinfonías de Mahler que me resulta especialmente interesante y bien documentado. Desgraciadamente, no comparto el gusto por Bernstein, gran compositor e intérprete por otra parte, pero es por motivos personales (consultar el libro de Norman Lebrecht al respecto, historias que creo, desgaciadamente). Ahí va el enlace:

    http://www.ee.columbia.edu/~jmeng/html/barker-mahler.html

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Thank you for sharing this great performance and for your wonderful blog. Unfortunately, the FLAC link for the Celibidache performance appears to be disabled. I hope you can fix this. Many, many thanks.
    Elliot

    ResponderEliminar
  19. Dear friend Elliot , thanks for the warning. Until now no problems. I understand it must be something specific server. I back up shortly.

    ResponderEliminar
  20. Actualizada la entrada/Updated entry: Bruckner. Sinfonía nº 8. Sergiu Celibidache. Orquesta Filarmónica de Munich. 1990. Tokio.

    ResponderEliminar
  21. ¿Podrias resubir el mp3 de este album? Llevo unos dias intentandolo descargar y no me deja (error temporal todo el rato).

    Gracias y un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido amigo. Actualizado y funcionando. Gracias por el aviso.

      Eliminar