Datos Personales

Mi foto
Sevilla, Andalucía, Spain
Contacto: correo electrónico que encabeza el blog. Se aconseja Chrome para la mejor visualización.

miércoles, 6 de febrero de 2013

Bruckner. Sinfonía nº 4. Karajan. Orquesta Filarmónica de Berlín. 1970.


Queridos amigos esta noche dejamos un disco al que le tengo un especial aprecio y del que tengo gratísimos recuerdos. Pasa habitualmente cuando algo te impresiona por vez primera, luego es difícil olvidar las emociones de esa primera ocasión. Y algo semejante me ocurre con este disco, esta hermosa grabación de la Cuarta Sinfonía de Bruckner por el maestro Karajan para el sello EMI.

Si no recuerdo mal fue uno de esos discos de saldo comprados en aquellos años, hablo de cabeza pero puede hacer unos 15 a 20, más por el nombre Karajan que por su contenido ya que por entonces Bruckner era algo demasiado complejo y que no me calaba, no me llenaba. Me había acercado a él por un tonto comentario en la crítica de la película Lawrence de Arabia, verdadera joya por otra parte, en el que se indicaba la similitud temática entre la banda sonora de Maurice Jarre y la Sexta Sinfonía del compositor austriaco y a través de ello me acerqué al mundo sonoro bruckneriano. Desde entonces puedo decir que nunca me ha defraudado, nunca.


Y en aquellos momentos los primeros pasos en Bruckner los seguimos de la mano de la Novena , la Sexta y la Cuarta. De todas ellas la Cuarta me fascinaba, siempre lo hace, y me cautivaba y en concreto esta grabación de Karajan despertó en mí la pasión definitiva por el mundo bruckneriano. Me quedé prendado de la hermosísima sonoridad orquestal que el maestro lograba con la filarmónica berlinesa, de su maravilloso talento para lograr la perfección sonora, la pulcritud y la limpieza de ejecución y más prendado quedé aún de la espectacular grabación realizada por EMI, me parecía asombrosa, brillante, magna, soberbia.

El paso de los años me ha permitido descubrir otras grabaciones de la cuarta de Bruckner, posiblemente mejores en su conjunto y algunas verdaderamente monumentales (ahí está ese registro irrepetible de Celibidache, uno de los discos para guardar como un verdadero tesoro). Pero siempre que retomo la audición de este disco de Karajan me deja maravillado al igual que lo hizo años atrás en sus primeras escuchas. No tiene esa grandiosidad monumental y espacial de Celibidache ni la gracia sabia de ese genio que es Böhm pero tiene una fuerza y una energía verdaderamente arrolladoras.

La intensidad rítmica de toda la sinfonía es deslumbrante, cautivadora, atractiva a los oídos; la musicalidad que  transmite Karajan difícilmente se encuentra en otras aproximaciones a esta obra; la ejecución es de una contundencia y brillantez prodigiosas; el desarrollo pulido y matizado en detalles de cada movimiento llega incluso a sorprender para lo que habitualmente pensamos que nos encontraremos con Karajan a la dirección; la sensibilidad que desarrolla en los trazos de los grupos temáticos es preciosa, la musicalidad de los movimientos rítmicos del scherzo es sorprendente y mágica, la energía y monumentalidad del primer movimiento realmente impresionante y el fin de la obra, llevado a un ritmo y manteniendo un nivel sonoro controlado, es verdaderamente conmovedor en su desarrollo y en la capacidad de lograr transmitir emociones.

No debemos dejar de lado la excepcional obra de arte técnica que consiguen los ingenieros de EMI con la grabación. Portentosa, rica en color, timbres, detalles, matices y perfecta en su ingeniería con una captación de instrumentos y del todo orquestal que les impactará.


Otras serán superiores, pero querido maestro Karajan, esta es una joya. Por su arte, por su orquesta (prodigiosa, soberbia, impactante) y por su sencilla forma de hacer de esta música un verdadero placer. Lo hizo hace muchos años y sigue haciéndolo ahora.

Les dejo que disfruten de uno de mis discos preferidos, uno de esos discos que siempre tienes en tu corazón como referente de una obra. Un disco que saboreo, que me impacta y me emociona. Un disco realmente bueno, muy bueno.


Bruckner
Sinfonía nº 4
Herbert von Karajan
Orquesta Filarmónica de Berlín
Versión de 1881 (1878/80) en Edición de Robert Haas de 1936
Grabación, 25 de septiembre y 16 de octubre de 1970, Jesus Christus Kirche, Berlín, EMI










19 comentarios:

  1. Muchísimas gracias por el aporte, Julio. Sigo entrando regularmente en tu blog y atendiendo a las distintas versiones que nos ofreces de obras consagradas como esta Cuarta de Bruckner, que recientemente escuché de la mano de Furtwängler. Como tú sueles decir, cada dirección e interpretación tiene sus valedores y detractores, pero cuando la composición en sí es buena (con todo lo de subjetivo que hay implícito en el adjetivo), todas tienen su interés de una u otra manera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esteban, así es. Lo bueno siempre tiene un lado bueno que se pueda tomar y admirar. Condades en este mundo de la discografía hay tantas como oyentes. Pero todas tienen algo bonito en su interior. Espero que sigas por aquí con tus comentarios y que puedas disfrutar de más discos.

      Eliminar
  2. Estimado Julio Salvador.

    efectivamente, cómo hay vivencias en este caso musicales que nos marcan de tal manera.

    en mi caso, siendo muy chico, escuché por aquellas primeras radios a "transistores" una melodía que realmente me cautivó. Nunca más la volví a escuchar, hasta que pasados unos cuantos..uno cuantos añitos la volví a escuchar y la reconocí como aquella. Al preguntarle a una compañera de trabajo, qué era lo que estabámos escuchando, me respondió que era el Pas de Deux de Cascanueces. Al día de hoy la sigo reconociendo como uno de los fragmentos más hermosos jamás escritos. En fin estimado amigo, siempre digo que nosotros somos bastante afortunados por la época en que nos tocó vivir, en ese apecto. Hoy cómodamente instalados en nuestros domicilios podemos escuchar estas increíbles versiones, con muy aceptable fidelidad que para nuestros abuelos hubiera sido absolutamente impensable. MUCHAS GRACIAS por tan maravilloso aporte. José

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jose, querido Jose. Bien describes la sensación que tengo con esta grabación. Algo que escuchas y queda permanentemente en la memoria auditiva y que cualquier estímulo adecuado nos la hece aparecer de nuevo. Cuando entres tendrás un regalito especial que sé te gustará.

      Eliminar
  3. Estimado amigo...
    Tienes razón al decir que hay grabaciones que, más allá de lo que diga la crítica, se nos quedan para siempre. En lo personal nunca fue de mi completo agrado el estilo de Karajan, como tampoco lo fue el de Furth. Por supuesto, no dejo de reconocer que ambos tienen extraordinarias grabaciones. Sin ir más lejos, las sinfonías de Honneger con Karajan y la cuarta de Schumann con Furth se me hacen simplemente insuperadas e insuperables. Pero regresando al tema, yo tengo un fetiche de juventud y que es la Scherezade con Dorati y la Sinfónica de Minneapolis. Es, como tú dices, algo que escuchas y queda improntado ya no digamos en tu conciencia, sino en tu personalidad musical me atrevería yo a decir. Lo mismo me ha ocurrido recientemente al escuchar el Tristán wagneriano con Karajan en su grabación del directo con la Orquesta del Festival de Bayreuth y que actualmente comercializa Orfeo... No sé si sea la mejor versión existente, pero para mí lo es por encima de Beecham y Furth. Y en cuanto a la cuarta de Bruckner, le tengo especial aprecio porque fue mi primer acercamiento al compositor y de la mano nada menos que del genial Knap.
    Felicidades por el Blog y un afectuoso saludo desde México capital!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado amigo, perfectas palabras. Bien dices que cada persona tiene alguna música que forma parte de él como ser. Nunca es discutible esas atracciones, ni debe hacerse. Esto es lo bello de este precioso arte que es la música.
      Un fortísimo abrazo y espero que puedas seguir disfrutando de hermosa música en este espacio de todos.

      Eliminar
  4. La cuarta que mas me gusta, obviamente después de la de Bohm. Maravillosa sonoridad y direccion inspirada. Muchas gracias
    Te saludo, desde Colombia
    Att Fernando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querdo Fernando muchísimas gracias. Dos bellas interpretaciones refieres. ¿Has escuchado la de Celibidache? Te la recomendaría.
      Un fortísimo abrazo amigo.

      Eliminar
  5. Claro que le he escuchado y es una excelente versión; sin embargo, prefiero versiones mas viscerales, pero sin que pierdan el equilibrio. Celibidache es un gran director, pero mis preferencias van mas por el lado de Furtwangler, Karajan, Szell, Bohm, Walter y Klemperer
    Att Fernando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fernando. Un fuerte abrazo. Nada que objetar a tus comentarios querido amigo. Todos ellos hacen interpretaciones maravillosas. Si me permites la licencia y el atrevimiento, yo con la Cuarta de Celibidache arriba enlazada en la toma en vivo, simplemente paso a un estado mental de otro universo.
      Un abrazo cordial.

      Eliminar
  6. Excuse me, kind sir, but would it be possible to re-up this one. Many thanks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dear friend Len, in this weekend will be updated. Thanks.

      Eliminar
  7. That's great news, thanks. And for the promise of the 7th!

    ResponderEliminar
  8. Actualizada la entrada/Updated the entry: Bruckner. Sinfonía nº 4. Karajan. Orquesta Filarmónica de Berlín. 1970.

    ResponderEliminar
  9. Gracias nuevamente, querido Julio!

    ResponderEliminar