Datos Personales

Mi foto
Sevilla, Andalucía, Spain
Contacto: correo electrónico que encabeza el blog. Se aconseja Chrome para la mejor visualización.

sábado, 21 de mayo de 2016

Shostakovich. Sinfonía nº 8. Barshai. WDR Sinfonieorchester Köln. 1995.


Queridos amigos continuamos hoy las entregas de la integral sinfónica de Shostakovich realizada por el maestro Barshai con la WDR Sinfonieorchester Köln con la entrega de la misteriosa, seria y profunda Sinfonía nº 9. Será una entrada breve, desde luego corta para lo que esta grandísima obra merece, que espero disfruten. Merece la pena tanto la obra como la hermosa grabación presentada.

La Sinfonía nº 8 de Shostakovich fue escrita en el verano de 1943 (entre julio y septiembre de dicho año en gran parte en el retiro llamado Casa de la Creatividad de los Compositores en Ivanovo) en un momento creativo del maestro en el que la composición de otros estilos musicales no le satisfacía nada dedicándose con afán a la composición de esta obra sinfónica en la que veía como su creatividad musical era mejor encajada. Una obra nada programática, simplemente expresión de los deseos e intereses musicales de Shostakovich en aquel año (recordemos que en esas fecha la evolución de la guerra comenzaba a ser más favorable al ejército ruso y la situación humana personal y familiar del maestro comienza a estabilizarse o al menos a ser algo menos imprevisible).

Fue estrenada el 4 de noviembre de ese mismo año en la Gran Sala del Conservatorio de Moscú por la Orquesta Sinfónica de la URSS bajo la dirección de su destinatario: Yevgeny Mravinsky. No fue excesivamente bien recibida, se la llamó oficialmente "Stalingrado" y tuvo numerosas críticas de músicos soviéticos. Llegó a ser borrada del mapa musical después del Decreto Zhdanov de 1948 que la prohibió. La sinfonía fue rehabilitada en octubre de 1956, en la interpretación de la Orquesta Filarmónica de Moscú llevada a cabo por Samuil Samosud.

Obra de tono apagado, sombrío, poco festivo y nada alegre como quizá se esperaba en la alta dirección política del país lo que explica en gran parte el rechazo que tuvo y su postergación al olvido.

Shostakovich durante la composición de su Octava Sinfonía en Ivanovo

La sinfonía se estructura en cinco movimientos en los que el tono general como decimos es apagado, tenso, sombrío. Cinco movimientos que nos conducen, a través de un magnífico uso de recursos expresivos que mandan sobre lo formal, a una experiencia humana y musical impactante.

Un movimiento inicial a modo de canto de lamentación seguidos de dos movimientos a modo de mascaradas, un scherzo danzable y un allegro grotesco y rítmico, que conducen a un pasacalle fúnebre, angustioso y aplastante que nos da paso a un movimiento final que calificaría de "poco heroico-patético", más bien lo contrario un final de tono apagado, lamentoso, seco y agrio, pleno de sufrimiento; reflejo quizá de las intenciones del compositor de transmitir la dureza de la vida, una forma de alegoría del destino trágico del hombre, un hombre que no pasa de ser más que un superviviente de la tragedia humana.

Una obra de enorme intensidad, con magníficos pasajes y combinaciones instrumentales, por momentos monumental y en otros expresión de sublime desesperación. Un enorme fresco sonoro de intencionalidad sencilla: es lo que deseo componer y es lo que siento, desesperanza, tristeza que un hilo firme de luz me permite escribir y decir: la vida es bella.

Espero que disfruten de esta inmensa obra de Shostakovich en una interpretación maravillosa, densa, de marcados tonos grisáceos, con un detalle a la orquestación impresionante y una ejecución sorprendente. Una grandiosa interpretación del maestro Barshai.

Rudolf Barshai


Dedico esta entrada a Miguel de la Cuadra Salcedo, un ser excepcional, un hombre de mundo por y para el mundo que me enseñó mucho en mi juventud y para el que verdaderamente la vida era bella. Descansa en paz Miguel.



Shostakovich
Sinfonía nº 8

Rudolf Barshai
WDR Sinfonieorchester 

Grabación
14 de marzo de 1994 y 16 de octubre de 1995
Colonia, Philharmonie
Grabación de la Westdeutschen Rundfunk Köln








9 comentarios:

  1. Una maravilla! Muchas gracias, caro Julio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo es querido Guiller, lo es. Me encanta. Muchas gracias.

      Eliminar
  2. Una música oscura y una dedicatoria luminosa. Hermosas las dos, cada una a su manera. Gracias, don Julio.

    Antonio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querido Antonio. Espero que te guste el disco. Aparte de eso, y es cierto, creo que muchos españoles hemos aprendido mucho de Miguel. Nos dejó su experiencia y su vida y nos abrió los ojos a muchas cosas que desgraciadamente aún siguen pasando.
      Un fuerte abrazo querido amigo.

      Eliminar
  3. Estimado Julio, tienes un blog en el que se disfrutan grabaciones geniales, y unas introducciones amenas a las obras en cuestión. Referente a esta buena Octava de Shostakovich por Barshai, te quería preguntar si es posible que nos deleites con la versión de Andre Previn y la LSO en el sello Deutsche Gramphon.

    Gracias y adelante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado amigo, es posible. La preparo y la subo en un tiempo. Si quieres que te la adelante escríbeme al correo de cabecera y en cuanto esté preparada te la mando. Un abrazo y gracias por el comentario.

      Eliminar
  4. Querido Julio, gracias por tu reseña, ya sabes que mi relación con Shostakovich fue creciendo mientras preparaba esos artículos. Nada comparable a tu fino y experto análisis. Un abrazo. Fernando de León

    ResponderEliminar
  5. Querido Julio, gracias por tu reseña, ya sabes que mi relación con Shostakovich fue creciendo mientras preparaba esos artículos. Nada comparable a tu fino y experto análisis. Un abrazo. Fernando de León

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. D. Fernando, para nada, para nada. Tus artículos son siempre fuente de inspiración y de datos inapreciables por su valor, siempre, siempre agradecido. Un fortísimo abrazo. Todo Shostakovich está, desde la primera entrada de esta integral del gran Barshai, con recomendación de visitar tu espacio y el del amigo Fernando Vargas, Ya nos queda un día menos, y por supuesto del amigo Panovnik.
      A disfrutar de esta enorme música.

      Eliminar