Datos Personales

Mi foto
Sevilla, Andalucía, Spain
Contacto: correo electrónico que encabeza el blog. Se aconseja Chrome para la mejor visualización.

sábado, 7 de mayo de 2016

Shostakovich. Sinfonía nº 7. Barshai. WDR Sinfonieorchester Köln. 1992.


Queridos amigos continuamos con la Integral Sinfónica de Shostakovich grabada por el maestro Barshai al frente de la WDR Sinfonieorchester Köln. 

En esta ocasión, entrada muy breve, dejamos el disco correspondiente a su hermosa interpretación de la Sinfonía nº 7, quizá una de las más conocidas y frecuentemente interpretadas de Shostakovich. Una obra impresionante llena de maravillas musicales y rodeada de una historia plena de detalles curiosos escrita por el maestro en una época complicadísima para el mundo civilizado y más en concreto para su país.

La Séptima Sinfonía fue iniciada por Shostakovich en Leningrado siendo completada el 27 de diciembre de 1941, en Kuibyshev. Está dedicada a la ciudad de Leningrado en la que, probablemente, se sufrió uno de los más tremendos y horribles episodios de la II Guerra Mundial. 

Partitura de la séptima de Shostakovich

La idea de Shostakovich era reflejar a su país en guerra, expresar su horror y su vivencia como pueblo. Que la obra pueda o no ser una reacción a la invasión alemana y al asedio de la ciudad o bien tener otras connotaciones dirigidas contra la misma opresión estatal rusa es algo que sigue en discusión aunque parece claro que por los datos de inicio de composición muy anteriores al sitio de la ciudad e incluso a la invasión alemana, Shostakovich quisiera reflejar otra guerra distinta, la guerra interior de su propio pueblo.

Shostakovich

En cualquier caso Shostakovich tuvo un inicial intento de elaborar una estructura programática de la obra en asociación con títulos expresivos de cada movimiento que servirían como hilo orientador de ese programa de la obra. Los subtítulos eran: "Guerra", "Memorias", "Los grandes espacios de mi patria", "Victoria" aunque finalmente no se asociaron a la obra. Lo que sí quedó asociada a la misma una vez fue estrenada fue el sentido que se daría a la misma. El aparato estatal tenía un arma de propaganda perfecta para reflejar el valor del pueblo ruso y su lucha contra el opresor olvidando de esa manera cualquier otro significado posible o intención del compositor.

Su estreno tuvo lugar en Kuibyshev el 5 de marzo de 1942 por la Bolshoi Theatre Orchestra dirigida por Samuil Samosud (fundador de la Filarmónica de Moscú y director de enorme prestigio en el campo teatral) y fue transmitido a toda la Unión Soviética.

Moscú acogió su estreno local el 29 de marzo de 1942 en el Salón de las Columnas de la Casa de los Sindicatos con una agrupación orquestal de la Orquesta del Bolshoi y diversas Orquestas de la Radio de toda la Unión Soviética dirigidos por el mismo Samosud.

Samuil Samosud

El éxito de la obra fue inmediato y tuvo una enorme acogida internacional con representaciones inmediatas en Londres y EEUU (después de las vicisitudes en la salida de la partitura que fue microfilmada y llevada a esos destinos en plena Batalla del Atlántico pasando por Teherán, El Cairo, y Buenos Aires) dirigida por Henry Wood y Toscanini respectivamente. Una copia de la grabación de Toscanini fue presentada a Shostakovich que no tuvo muy buenas impresiones de la misma.

El 9 de agosto de 1942 tuvo lugar un impresionante estreno en la propia Leningrado, con la Orquesta de la Radio dirigida por Karl Eliasberg, reforzada como se pudo, tras un bombardeo previo del sector alemán para silenciarlo durante la retransmisión.

Estreno de la obra en Leningrado

El maestro Barshai nos deja una aproximación contundente y bellísima, intensa y cautivadora, demostrando una capacidad analítica y expresiva sensacionales a la que añade una brillantez en el manejo de los recursos orquestales sorprendente y que se apoya en una intervención orquestal sensacional, técnica, brillante, de sonoridad compacta y redonda, empastada y rica en matices y colores.

La interpretación final resulta intensa, dramática, con una sonoridad profunda, a veces casi aterradora y a la par capaz de reflejar en sus dos movimientos centrales un lirismo y una delicadeza asombrosas. Un ejemplo de una manera extraordinaria de manejar los contrastes de esta impresionante composición.

Espero que disfruten de esta maravilla de obra, realmente sensacional y un verdadero banquete sonoro y musical.

Y una recomendación. Si algún día pueden escucharla en directo será algo memorable.

Rudolf Barshai


Shostakovich
Sinfonía nº 7

Rudolf Barshai
WDR Sinfonieorchester 

Grabación
septiembre de 1992
Colonia, Philharmonie
Grabaciones Westdeutschen Rundfunk Köln







3 comentarios: