Datos Personales

Mi foto
Sevilla, Andalucía, Spain
Contacto: correo electrónico que encabeza el blog. Se aconseja Chrome para la mejor visualización.

martes, 20 de febrero de 2018

Brahms. Sinfonía nº 1. Karajan. Orquesta Filarmónica de Berlín. 1963.


Queridos amigos, llevo ya algún tiempo con una pasión desbordada por las grabaciones del maestro Karajan. Una pasión que me hace que cada vez que escucho sus grabaciones me gusten más y más. En general siempre he sido un firme defensor de su arte y confieso que pese a cualquier crítica la escucha de sus registros me reafirma en esa defensa. 

Hace no mucho dejamos en este espacio una integral de las sinfonías de Brahms realmente sensacional y creo que constituye una de las más altas cimas discográficas en ese ciclo que jamás se haya registrado. Me refiero a la integral de Walter con la Filarmónica de New York.

La preparación de esos discos me hizo repasar un poco lo que tenía por casa sobre la obra sinfónica de nuestro querido "barbudo". Y en ese repaso tuve la ocasión de recordar el ciclo Bernstein para DG (para mi gusto excepcional) y encontré los discos del famoso ciclo Karajan de los años 60.

Gratísima sorpresa. No puedo negarlo. Me han impactado como ya no recordaba podía hacerlo el maestro Karajan. Se suele leer por los foros que las grabaciones de esa etapa tienen un algo especial. Técnicamente pueden considerarse superiores en sonido a las realizadas para EMI, siempre con excepciones y respetando siempre que el sonido monofónico de muchas es maravilloso y cautivador, y en lo musical tienen una extraordinaria capacidad de contagiar belleza y alma.

Es el caso del precioso ciclo de Beethoven y de este otro de Brahms. Un ciclo de una calidad musical altísima, de una belleza sonora fuera de lo común, de una capacidad expresiva del mundo brahmsiano asombrosa y de una poco común habilidad del manejo de recursos orquestales.

Voy a ir dejando poco a poco, sin mucho espacio entre ellas, las entregas correspondientes a este ciclo realmente excepcional. Aunque siempre he leído que en estas obras Karajan no llegaba a alcanzar cotas dignas de reseñar debo indicarles con honestidad que no estoy de acuerdo. La siempre tenida por floja Tercera Sinfonía para mi gusto es realmente preciosa y de un nivel altísimo. Su Segunda es sensacional y las sinfonías Primera y Cuarta marcan un punto de calidad realmente asombroso.

Me he atrevido a modificar las carátulas originales de los CD y presentar los discos uno a uno al estimar que son realmente bonitas y merecían ser consideradas como joyas individuales y les he asignado la numeración de una edición en LP. La única que no procede de la misma serie de CD es la Primera que está preparada desde el CD de la serie Originals.

Aprovecho también esta entrada para publicar los CD en formato 24 bits/48 kHz. En concreto no tengo un equipo bueno (mejor decir no tengo un equipo en el término exacto de la palabra) con lo que no sé decirles si hay mucha diferencia o no aunque algo de mejora con el aparatito ese DAC que compré y unos mejores altavoces algo noto. En cualquier caso si sirve para los más expertos y afortunados me alegro (jejeje). Eso sí, los archivos son enormes, de unos 400 a 500 megas, con lo que quizá sólo sirvan para casa y equipos buenos.

Espero que disfruten de estas entregas. Son sensacionales.




Brahms
Sinfonía nº 1

Herbert von Karajan
Orquesta Filarmónica de Berlín
Michel Schwalbé, violín

Grabaciones:
Berlín, Jesus-Christus-Kirche, octubre de 1963






Mp3

FLAC

FLAC 24 bits

sábado, 17 de febrero de 2018

Bruckner. Sinfonía nº 7. Mozart. Sinfonía nº 40. Klemperer. New Philharmonia Orchestra. 1965.


Queridos amigos, en la tarde de hoy queremos dejar un pequeño regalito musical con dos compositores que para mi gusto son santo y seña en esto de la Música Clásica. Ni más ni menos que mi adorado Bruckner y mi siempre querido y amado Mozart.

Dos músicos  que pareciendo completamente diferentes tienen en común una simple cosa: su música es algo absolutamente perfecto y produce en el espíritu de quien la escucha una verdadera transformación, bien introspectiva y profunda, bien festiva y apaciguadora. 

Bruckner, el maestro tenido por simple y bobo, es el ejemplo perfecto de lo que la constancia, el saber, el conocimiento y la fe es capaz de lograr. Mozart, el genio precoz, es la muestra más perfecta de lo que un don especial, por supuesto siempre con el conocimiento y el corazón. puede llegar a alcanzar.

La belleza de las obras de ambos maestros es siempre, siempre fuente de emoción, asombro, admiración y reconocimiento sin dejar de lado que nos ofrecen la oportunidad de ahondar en nuestro más profundo ser interior en busca de lo mágico y bello o abrir simplemente la cajita de las emociones a respirar un poco de aire renovador.

Si además de todo lo anterior dejamos que sea un maestro especial como Klemperer el que nos traduzca los pentagramas de ambos compositores podemos alegrarnos aún más al poder escuchar la esencia de esas obras tamizadas por una de las visiones más preclaras de la dirección orquestal del pasado siglo XX. 


Espero y deseo que disfruten de las sensacionales interpretaciones en vivo que Klemperer nos deja junto a su New Philharmonia Orchestra de una Séptima bruckneriana espectacular, ruda que no desprovista de emoción, planificada de forma sensacional, desbrozada con verdadero equilibrio formal y estético y dotada de un impulso prodigioso y por supuesto de su Mozart, de esa joya de incalculable belleza que es la Sinfonía nº 40, que en sus manos, como todo su Mozart, es una verdadera delicia de sensibilidad, estilo, clasicismo, pulcritud y elegancia.






Mozart 
Sinfonía nº 40

Bruckner
Sinfonía nº 7
Versión de 1885 en Edición de Leopold Nowak de 1954

Otto Klemperer
New Philharmonia Orchestra

Grabaciones

Royal Festival Hall, Londres, 2 de noviembre de 1965






CD completo






CD Mozart






CD Bruckner








viernes, 16 de febrero de 2018

Shostakovich. Sinfonía nº 14. Slovák. Czecho-Slovak Radio Symphony Orchestra - Bratislava. CSRSO. 1991.


Queridos amigos con esta entrada que dejamos hoy finalizamos el recorrido realizado por la preciosa integral sinfónica de Shostakovich realizada por el maestro Slovák al frente de la Czecho-Slovak Radio Symphony Orchestra - Bratislava. 

Un ciclo sinfónico realmente sensacional que creo ha merecido la pena dar a conocer para disfrute de todos los amantes de la obra del compositor ruso. Un ciclo que de forma general destacaría por su coherencia general y su uniformidad en lo relativo a la calidad musical, por cierto muy alta.

En la entrada de hoy dejamos la impresionante e intensa Sinfonía nº 14. Obra de tintes sombríos y oscura en su tono general que nos presenta la idea musical del maestro para tratar el tema de la muerte. La obra se compuso en circunstancias de salud realmente malas del maestro que desde hacía tiempo tenía en mente orquestar un ciclo de poemas para abordar la temática antes dicha de la muerte como hecho real existencial y la consecuente preocupación y temor por y ante la misma. 

Shostakovich, enfermo como indicamos, está fuertemente influenciado en la época de esta composición, principios de 1969, por su trabajo previo de orquestación de las Canciones y Danzas de la Muerte de Mussorgsky, por la obra de Mahler La Canción de la Tierra y por el inmenso Réquiem de Guerra de su buen amigo Britten (al que va dedicada esta sinfonía). Estas composiciones unidas a su estado anímico y de salud son los detonantes para que el maestro se lance definitivamente a la composición de la obra.

Shostakovich en esta sinfonía nos hace una verdadera manifestación de ideales y de su pensamiento final ante el hecho amargo e inevitable que supone la muerte mostrando su enorme aprecio por su opuesto, la vida. Podríamos afirmar que es una forma de decir que en el fin está el principio. Algo que es muy, muy aplicable a nuestro querido Shostakovich.

La obra encadena una serie de poemas traducidos al ruso y con esa parte común en su tema de fondo que es la muerte y el sufrimiento. También está autorizado o consentido por el compositor la interpretación en alemán y en los idiomas originales de los poemas.

Adagio. "De profundis" (Federico García Lorca)
Allegretto. "Malagueña" (Federico García Lorca)
Allegro molto. "Loreley" (Guillaume Apollinaire)
Adagio. "Le Suicidé" (Guillaume Apollinaire)
Allegretto. "Les Attentives I" (On watch) (Guillaume Apollinaire)
Adagio. "Les Attentives II" (Madam, look!) (Guillaume Apollinaire)
Adagio. "À la Santé" (Guillaume Apollinaire)
Allegro. "Réponse des Cosaques Zaporogues au Sultan de Constantinople" (Guillaume Apollinaire)
Andante. "O, Del'vig, Del'vig!" (Wilhelm Küchelbecker)
Largo. "Der Tod des Dichters" (Rainer Maria Rilke)
Moderato. "Schlußstück" (Rainer Maria Rilke)

Como indicamos en una entrada anterior, que enlazaremos al final de esta entrada, la obra tuvo tres estrenos significativos.

El primero tuvo lugar en Leningrado el 29 de septiembre de 1969 por la Orquesta de Cámara de Moscú dirigida por Rudolf Barshai y como solistas la soprano Margarita Miroshnikova y el bajo Yevgeny Vladimirov.

El segundo estreno oficial tuvo lugar el 6 de octubre, con la misma orquesta y director, en el Gran Salón del Conservatorio de Moscú siendo los cantantes Galina Vishnevskaya y Mark Reshetin.

Un tercer estreno tuvo lugar ya fuera de la Unión Soviética el 14 de junio de 1970, en el marco del Festival de Aldeburgh, con Miroshnikova y Vladimirov como cantantes y la English Chamber Orchestra bajo la batuta de Benjamin Britten, destinatario de la obra y a la par gran amigo, mentor y colaborador.


Espero que disfruten de esta maravillosa composición de Shostakovich en la sensacional, dura, intensa y emotiva recreación que realiza de ella el maestro Slovák. Y espero también que hayan disfrutado del ciclo sinfónico completo que hemos ido desgranando en las sucesivas entradas anteriores. Realmente merece la pena.

Shostakovich
Sinfonía nº 14

Czecho-Slovak Radio Symphony Orchestra - Bratislava
Slovak Philharmonic Chorus
Peter Mikulas, bajo
Magdaléna Hajóssyová, soprano
Ladislav Slovák

Grabación
Nº 14, Concert Hall of the Slovak Radio in Bratislava - 22 de febrero al 4 de marzo de 1991









Visitar también:












Y también:





jueves, 15 de febrero de 2018

Strauss. Ein Heldenleben. Tod und Verklärung. Karajan. Orquesta Filarmónica de Berlín. 1985. 1982. Obras Orquestales DDD III.


Queridos amigos, finalizamos hoy con esta entrega el recorrido por la caja de grabaciones DDD de las obras del maestro Strauss por Karajan. 

Hoy corresponde al tercer CD del estuche con unas preciosas y sensacionales grabaciones de Ein Heldenleben y Tod und Verklärung, dos de los más reconocidos poemas sinfónicos de Strauss y una música realmente extraordinaria, de portentosa orquestación, con sonoridades impactantes y una profundidad emotiva sin par. Además constituyen un verdadero reto para cualquier orquesta que se precie por su necesidad de interpretar estas obras con elegancia, brillo, pulcritud sonora y sin caer en el exceso de sonoridad que puede llegar a ser insoportable. Una necesidad de equilibrio entre la demanda orquestal intensa y poderosa y la delicadeza instrumental de sus bellísimas melodías.

Ein Heldenleben, Una Vida de Héroe, es un poema sinfónico magistral, enorme, fresco, emotivo, intenso y delicado a la par. Una obra capaz de emocionar y llevarte a un estado de placer insospechado. Fue compuesto por Richard Strauss en 1898 en el periodo maduro de las composiciones del autor en este género. Strauss la dedicó al director de orquesta holandés Willem Mengelberg y a su orquesta, el maravilloso Concertgebouw de Ámsterdam, unos destinatarios inmejorables. La obra se estrenó por Strauss el 3 de marzo de 1899 dirigiendo a la Museumsorchester de Frankfurt con una acogida dispar.


Tod und Verklärung, Muerte y Transfiguración, es uno de los más ambiciosos poemas sinfónicos del maestro Strauss. Fue compuesto entre 1888 y 1889 estando su desarrollo basado en la descripción de la agonía de un hombre que llegados los momentos finales de su vida recuerda su niñez, el idealismo y la heroicidad de su juventud, sus amores y sus sufrimientos, penas y alegrías para finalmente, luego de titánica lucha, entrar en el mundo soñado al que sólo la muerte conduce, aquel en el que los ideales se transforman en realidad. Fue estrenada en Eisenach en 1890. Absolutamente arrolladora en su devenir es una delicia de paseo musical por los diversos sentimientos que el ser humano puede experimentar a lo largo de su vida. Magistralmente orquestada su desarrollo es absolutamente conmovedor, impactante, sobrecogedor y emocionalmente de una intensidad sin par.


No queda más que decir que si excepcionales eran las grabaciones analógicas anteriores del maestro Karajan estas no se quedan atrás. Unas recreaciones que no sólo son extraordinarias en lo musical y emocional, llevan además el añadido de unas tomas de sonido sensacionales, espaciosas, coloridas, pulcras y poderosas.

Espero que disfruten de esta entrega y de todas las anteriores. Verdaderos testimonios de un arte musical inigualable y de una dirección y orquesta que digan lo que digan marcaron una época irrepetible.

Strauss
Obras Orquestales DDD III

Herbert von Karajan
Orquesta Filarmónica de Berlín

Ein Heldenleben
Tod und Verklärung

Leon Spierer, violín

Grabaciones

Berlín, Philharmonie, febrero de 1985
Ein Heldenleben

Berlín, Philharmonie, enero de 1982
Tod und Verklärung












Visitar también:


























domingo, 11 de febrero de 2018

Weber. Oberturas. Wit. New Zealand Symphony Orchestra. 2006.


Queridos amigos, un disco sensacional para terminar un buen fin de semana escuchando una verdadera preciosidad de música y cargar un poco de felicidad el corazón y el alma. 

El disco que dejamos es una sensacional recopilación de las oberturas de ópera y otras piezas incidentales y ocasionales del gran Carl Maria von Weber dirigidas por el sensacional maestro Antoni Wit a la Orquesta sinfónica de Nueva Zelanda en una conjunción realmente preciosa de aquello que se da para que todo salga perfecto. Buena orquesta, buena música y un maestro entregado a la noble tarea de dar forma al papel de manera que sea corazón y sensibilidad en las manos del artista.

Antoni Wit es un enorme maestro, poco valorado hace muchos años por su asociación al sello Naxos y por entender muchos que era un simple productor de discos baratos y rápidos. Pero no es así, Wit es un verdadero artista, un director de muchos valores, conocimientos, repertorio vastísimo y técnica prodigiosa.

Un músico que, en palabras de él mismo, define su principal virtud en estos términos: "...sigo creciendo en varios puntos pero con la música por encima de todo." Ganador en 1971 del primer premio en el Concurso Internacional de Dirección Herbert von Karajan creo que esas palabras contienen la esencia de aquellas otras que el gran maestro le indicó por aquellos años: “Un joven director de orquesta no tiene que olvidar que lo más importante al dirigir es la música”. 


Y creo que con total sinceridad Wit es un maestro de esa clase, maestro que ama la música que interpreta, siempre fresca y nueva para él en cada ocasión, un maestro cuya técnica está al servicio del compositor, su obra y la orquesta que la va a hacer posible.

En este disco podrán admirar su capacidad de vibrar con esta preciosa música de Weber, de elaborar sus oberturas como verdaderas obras maestras, de tratar su instrumentación rica y clara de forma vibrante, delicada y luminosa. Un disco realmente maravilloso.

Las obras presentadas en este CD son:

  • Euryanthe
  • Peter Schmoll und seine Nachbarn
  • Oberon
  • Der Beherrscher der Geister
  • Turandot: Obertura y Act II March
  • Preciosa
  • Silvana
  • Jubel-Ouvertüre
  • Abu Hassan
  • Der Freischütz


Hacemos un brevísimo repaso por ellas.

Euryanthe, es calificada como una gran ópera alemana, de carácter brillante y plenamente romántica de Weber. Se estrenó el 25 de octubre de 1823 en Viena. Actualmente sólo la Obertura destaca entre las interpretaciones actuales.


Peter Schmoll und seine Nachbarn, es un singspiel en dos actos con música de Weber y libreto de Joseph Türk en alemán basado en una novela de C. G. Cramer. Fue escrita en 1802 cuando el compositor sólo tenía 15 años y se estrenó en Augsburgo al año siguiente. La ópera mezcla diálogo hablado y números musicales. Tampoco como ópera completa ha tenido éxito en nuestros días.


Oberon, es una ópera romántica en tres actos con música de Weber y libreto en inglés de James Robinson Planché, inspirado por un poema de Christoph Martin Wieland. Se estrenó en el Covent Garden de Londres el 12 de abril de 1826. Weber se lanzó a este proyecto contra consejo médico y motivado por razones financieras. Viajó a Londres para completar la música antes del exitoso estreno de la ópera, pero eso minó su salud en grado sumo hasta el punto de morir en Londres el 5 de junio del mismo año. No ha logrado imponerse en el repertorio internacional como la otra ópera del compositor El cazador furtivo aunque la obertura forma parte del repertorio habitual de conciertos. El estilo es romántico, recreando su música un ambiente fantástico de cuento oriental.


Der Beherrscher der Geister, es la versión revisada y hecha independiente de forma total de su ópera inacabada Rübezahl. Fue compuesta en 1811 y en la misma Weber logra una comunicación inmediata del drama ya presente desde el inicio de la pieza. Alterna numerosos pasajes para instrumentos solistas que proporcionan un cambio constante de color y textura y logra evocar muchas de las imágenes sobrenaturales que se encontraban en la ópera. Weber aumenta el dramatismo de la obertura al utilizar pasajes contrapuntísticos y otros, más breves, líricos dando contraste a los más dramáticos del inicio y final de la obra.


Turandot: Obertura y Act II March, es una ópera de carácter romántico compuesta por Weber entre 1804 a 1809 y cuya primera representación tuvo lugar el 20 de septiembre de 1809 en Stuttgart. La ópera tiene una obertura y seis números. Recordemos que el personaje de Turandot llega a occidente principalmente a través de Las mil y una noches. Posteriormente, diversos dramaturgos llevan la historia de la princesa china a los escenarios, destacando especialmente la sátira cómica Turandot (1762) de Carlo Gozzi, en la que aparecen personajes de la commedia dell'arte. En 1801 el poeta alemán Friedrich von Schiller escribe su Turandot, Prinzessin von China basándose en la obra de Gozzi pero transformando la comedia en una historia épica. Esta versión fue la que inspiró a Puccini al componer su ópera. Weber compuso la música incidental para la obra partiendo de la versión de Schiller y tomando como base una melodía china que había conocido años atrás gracias al Dictionnaire de musique de Rousseau. 


Preciosa, es un drama que Pius Alexander Wolff elaboró en 1811 a partir de una de las novelas ejemplares de Cervantes, La Gitanilla, y constaba de una obertura y otros once números. Preciosa tuvo éxito en el escenario alemán y la música de Weber se estrenó en marzo de 1821. Para su música incidental Weber intentó contribuir al entorno español utilizando algunas melodías tradicionales españolas como base para varios números. La obertura comienza con un bolero estilizado que establece el del drama siguiente. En la orquestación en sí, el trabajo contiene elementos sugestivos del estilo español, incluyendo varias campanas y otros sonidos de percusión. La obertura de Preciosa es más juguetona que la más solemne y atmosférica para Der Freischütz y Oberon. La obertura de Preciosa se interpreta con mayor frecuencia aparte del resto de la música incidental, y es un excelente ejemplo de la obertura de un concierto romántico.


Silvana, es una ópera con música de Weber y libreto en alemán de Franz Carl Hiemer, una reelaboración de una ópera anterior de Weber que no tuvo éxito, Das Waldmädchen. Weber también reutilizó música de la misma obra en Silvana. Se estrenó en Fráncfort el 16 de septiembre de 1810. Es sin embargo una de las oberturas de Weber menos interpretadas en la actualidad y es una pena al ser una música realmente bonita y fresca.


Jubel-Ouvertüre, obra también de carácter romántico, fue compuesta por Weber para el festival celebrado en Dresden en conmemoración del 50 aniversario de la ascención de Federico Augusto I de Sajonia. Esta datada en Dresden, el 11 de septiembre de 1818 siendo la primera representación en el Teatro de la Corte el 20 de septiembre. La obra sustituyó a la cantata inicial que el propio Weber tenía previsto ofrecer para la ocasión. La Obertura Jubel es una obra relativamente corta que se parece a algunas de las otras oberturas de conciertos que compuso en su carrera y existente ya en la tradición alemana de oberturas de concierto. Es una obra de madurez, bien trazada y elaborada en sus pasajes y motivos, con carácter mixto de solemnidad y humor, con bellos manejos de texturas, timbres y efectos compositivos propios de Weber. Cerca del final de la Obertura de Jubel, Weber cita la canción "God Save the King" (conocido en Alemania como "Heil Dir im Siegerkranz", y que fue el himno nacional alemán hasta 1922) de una manera amplia que recuerda la apertura de la obertura. Su empleo en la Obertura de Jubel refuerza la conclusión triunfal de la obra. Su carácter, se parece al de otras oberturas que Weber usó para sus óperas estando en sintonía con las de Der Freischütz y Euryanthe. 


Abu Hassan, ópera de Weber en estilo singspiel y carácter turco fue compuesta entre 1810 y 1811 teniendo revisiones posteriores en 1812/13 y 1823. su estreno tuvo lugar el 4 de junio de 1811 en Múnich en el Residenz Theatre. Su libretista fue Franz Karl Hiemer a partir de la obra Le dormeur éveillé de Antoine Galland a partir de sus trabajos de traslación europea de os textos de las Mil y una noches. La ópera completa no goza en la actualidad de mucha representación en la vida musical aunque su obertura disfruta de algo más de prestigio.


Der Freischütz, quizá la más popular de las óperas de Weber y por ende de sus oberturas es una ópera en tres actos con música de Weber y libreto en alemán de Friedrich Kind. Fue estrenada en la Schauspielhaus de Berlín el 18 de junio de 1821 bajo dirección musical del propio compositor. Está considerada la primera ópera romántica alemana importante, especialmente en su identidad nacional y franca emotividad. Su trama se basa en una leyenda folclórica alemana, y muchas de sus tonadas están inspiradas por la música folclórica alemana. Su retrato de lo sobrenatural es nada terrenal, sus atrevidas innovaciones la convirtieron rápidamente en un éxito internacional, con alrededor de 50 interpretaciones en los primeros 18 meses después de su estreno el 18 de junio de 1821 en el Schauspielhaus de Berlín (hoy llamado el Konzerthaus). Entre los muchos artistas influidos por El cazador furtivo estuvo un joven Richard Wagner. Es una obra bien reconocida en la actualidad y su obertura una verdadera pieza de arte.



Después de esta breve reseña histórica les recomiendo encarecidamente que escuchen el disco y que disfruten de las preciosas melodías de Weber, de su genial forma de componer, de le vitalidad y frescura de sus piezas y disfruten la labor de un Antoni Wit absolutamente genial y una orquesta entregada a sus manos que logra cuotas altísimas de belleza.



Weber
Oberturas

Euryanthe
Peter Schmoll und seine Nachbarn
Oberon
Der Beherrscher der Geister
Turandot: Obertura y Act II March
Preciosa
Silvana
Subel-Ouvertüre
Abu Hassan
Der Freischütz

New Zealand Symphony Orchestra
Antoni Wit

Grabaciones:

Wellington Town Hall, New Zealand, 13 al 15 de julio de 2006