Datos Personales

Mi foto
Sevilla, Andalucía, Spain
Contacto: correo electrónico que encabeza el blog. Se aconseja Chrome para la mejor visualización.

domingo, 8 de abril de 2018

Schumann. Concierto para Piano. Beethoven. Concierto para Piano nº 2. Giulini. Philharmonia Orchestra. Szell. Swiss Festival Orchestra. 1960. 1962. Festival de Lucerna.


Queridos amigos, dejamos esta tarde un maravilloso disco con registros en vivo procedentes del Festival de Lucerna de los años 1960 y 1962 con dos sensacionales e impresionantes conciertos para piano. El precioso concierto de Schumann y el vital concierto nº 2 de Beethoven. 

Un disco con orquestas, pianistas y directores que forman parte de la historia musical y que nos ofrecen su arte en un espacio cultural de enorme prestigio dentro del marco musical europeo e internacional. Ni más ni menos que el Festival de verano de Lucerna fundado por el maestro Toscanini allá por el 1938 como forma de garantizar la expresión artística en aquellos turbulentos años del nazismo.

En el disco que hoy dejamos tenemos dos grabaciones realmente fenomenales. Diferentes no ya en el compositor, no, diferentes en carácter y forma expresiva de solistas y directores.

Por un lado nos encontramos con el sensacional concierto de Schumann, una obra bellísima y que debe figurar entre las más altas cimas del concierto para piano. Un registro grabado por la estupenda pianista húngara Annie Fischer, una enorme artista, con un espíritu de grandeza y profundidad en sus interpretaciones realmente intenso, dotada de enorme virtuosismo que en general era eclipsado por su más grande aún solemnidad, hermosura de sonido, poesía musical y romanticismo a flor de piel. Lástima que no se prodigara más en este festival suizo.


La acompaña en esta interpretación el gran Giulini, maestro de semejantes características, dotado de una enorme plasticidad musical, gran sabiduría en el acompañamiento a sus solistas, profunda humanidad todo ello sin olvidar su clase técnica y su extraordinaria visión de conjunto de las obras que abordaba.


En su conjunto nos encontramos con un registro realmente precioso, con un piano delicado, poético, sublime y lleno de sutilezas por parte de Fischer que junto a la magia y la capacidad de sacar a relucir los aspectos emocionales de la obra por parte de Giulini hace que su escucha sea verdaderamente maravillosa.

La segunda obra recogida en el disco corresponde a una preciosa recreación del Segundo Concierto para Piano de Beethoven. En este registro nos encontramos con el genial Leon Fleisher que hacía su debut en este Lucerna (poco tiempo antes de comenzar con sus problemas de parálisis de la mano derecha) y el no menos genial y en ocasiones hasta humano Szell. Ambos recrean un Beethoven muy, muy semejante al su registro oficial para Sony lo que equivale a decir que es extraordinario.


Este de Lucerna nos muestra el enorme talento de Fleisher (un maestro llamado Pierre Monteux lo definió como el hallazgo pianístico del siglo) ofreciendo un acercamiento con ambición, lleno de expresividad, extraordinario buen gusto, equilibrio formal y prodigiosa técnica lo que unido a la fuerza e imaginación febril del maestro Szell hace que el resultado sea un concierto sensacional, al que quizá le falte parte de la técnica global que aporta la Orquesta de Cleveland en el registro de Sony, pero que queda compensado con el logro de un registro magnífico en tiempo, rubato y fraseo.


Queridos amigos espero, de todo corazón, que disfruten de estos maravillosos testimonios musicales. Obras de arte casi imposibles de volver a repetirse.



Lucerne Festival
Schumann
Beethoven
Conciertos para Piano

Schumann
Concierto para Piano

Annie Fischer
Philharmonia Orchestra
Carlo Maria Giulini

Beethoven
Concierto para piano nº 2

Leon Fleisher
Swiss Festival Orchestra
George Szell

Grabaciones

Kunsthaus, Lucerne

Schumann, 3 de septiembre de 1960
Beethoven, 29 de agosto de 1962












Visitar también:



2 comentarios:

  1. Hace ya muchos años escuché a Annie Fischer en el 3º de Bartok en Madrid. Un tesoro en mi memoria. A ella le cuadra la distinción entre artista, lo era en grado sumo, y estrella. De los pocos artistas a los que les he pedido un autógrafo. Se quedó muy sorprendida.

    ResponderEliminar
  2. Qué gran versión del Concierto de Schumann! Diáfana, transparente pero no débil, la claridad de los intérpretes la hace verdaderamente memorable, lo que hace que uno ame cada vez más estas obras. Y el hecho de que sea una grabación en vivo permite apreciar ese plus que los grandes artistas siempre ofrecen. Gracias por esta maravilla, por lograr que mi amor a la música no caiga en la rutina, jeje.

    ResponderEliminar