Datos Personales

Mi foto
Sevilla, Andalucía, Spain
Contacto: correo electrónico que encabeza el blog. Se aconseja Chrome para la mejor visualización.

domingo, 30 de enero de 2011

Bruckner. Sinfonía nº 8. Eugen Jochum. Bamberger Symphoniker. Piezas para Órgano. Agustino Franz Kropfeiter, Órgano. 1982.


Seguimos esta tarde, queridos amigos, dejando otro fenomenal registro de música. En esta ocasión un maravilloso disco de Jochum dirigiendo a la Sinfónica de Bamberger en una de las más bonitas, bien desarrolladas e impresionantemente bien interpretada Octava Sinfonía de Bruckner. El disco se acompaña de preciosas piezas de órgano interpretadas por el monje Agustino Franz Kropfreiter. Ambas grabaciones con el añadido emocional y espiritual de su grabación en San Florián.

Jochum, no descubrimos nada nuevo, es uno de los más afamados intérpretes de Bruckner (es entre otras cosas el autor del primer registro fonográfico de esta obra). Su estilo ha sido siempre muy fiel a una tradición alemana de interpretación en la que pocas veces tuvo dudas. quizá no sean frecuentes en él los momentos de "inspiración" de Celibidache, o la arrebatadora y aparentemente anárquica dirección de Furtwängler, ni la fantástica precisión de Wand o la impresionantemente bella interpretación de Karajan. Pero es un valor seguro. Y en algunas ocasiones se sale de lo habitual, saca los pies del tiesto, y acaba ofreciendo una pasión y una muestra de devoción fervorosa por la música que interpreta. Y esta es quizá una de ellas.

Jochum nos deja una maravillosa, bellísima, imponente, monumental y arrebatadora Octava de Bruckner. Sin más. Y la Orquesta de Bamberger acompaña a la magistral dirección y al impulso vital que Jochum imprime, sin desmerecer a orquestas de mayor renombre. Una grabación excepcional.




Jochum utiliza en esta grabación de la Sinfonía nº 8 la versión de 1890 de Bruckner y Josef Schalk en la Edición de Leopold Nowak de 1955. Sinfonía de muy diversos avatares antes de su creación, esta pudo tener lugar en Viena bajo de la dirección de Richter y la Orquesta Filarmónica de Viena, teniendo un escaso éxito y sólo dos representaciones más en vida el autor. En EEUU esperó hasta 1909 y en Londres hasta 1929. Obra compleja pero bellísima, tiene referencias a pasajes o momentos musicales de otros autores, Beethoven, Schubert, Wagner, etc. desarrollándose maravillosamente en un edificio sonoro sin par que concluye en un movimiento final que desde su coral inicial hasta el apoteósico final resolutivo es de una belleza y emotividad únicas.

Las obras para órgano presentadas en el disco y estupendamente interpretadas por Franz Kropfreiter suponen un punto de apoyo reflexivo, calmo y relajante a la impresionante intensidad ofrecida en la sinfonía. Piezas preciosas merecen una escucha detenida y sosegada.




Bruckner
Sinfonía nº 8
Obras para Órgano

Eugen Jochum
Bamberger Symphoniker
Órgano, Agustino Franz Kropfreiter

Grabaciones
San Florián
Sinfonía, 12 de junio de 1982
Obras para Órgano, 1983






Les dejo para su deleite este precioso disco. Disfruten de la excepcional música de Bruckner, del soberbio arte directorial y de la emoción desprendida en esta ocasión por Jochum.

Una de las más bonitas Octavas de Bruckner que haya escuchado.








22 comentarios:

  1. Muchas gracias Julio! Te haré caso, venga esa Octava de Bruckner, servida por Jochum et al!
    Un abrazo
    J

    ResponderEliminar
  2. Acabo de encontrar en un blog un par de interpretaciones de Jochum harto interesantes. Igual ya las habéis visto, pero por si acaso doy la información.

    El blog es dukeclassical.blogspot.com, y se trata de interpretaciones en vivo, en Tokio, de la séptima y octava sinfonías de Bruckner, con el Concertgebouw y la Sinfónica de Bamberg respectivamente. Será interesante comparar las dos versiones, la de Sankt Florian y la de Tokio interpretadas con la misma orquesta en el mismo año.

    Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Juan. Efectivamente Duke tiene un excepcional blog. Descargaremos la versión de la 8ª, la 7ª la tengo al igual que la de Celi. Una gran parte de la desapación del blog que comentaba aquí hace poco fue la pena de su creador por la presión entre otros a este maravilloso blog.
    Un fuerte abrazo Juan.

    ResponderEliminar
  4. Querido amigo Juan. Excecional interpretación la de Tokio. No sabría decirte con sinceridad cuál de ellas me gusta más. ¡Me quedo con las dos! Geniales y preciosas, quizá un poquito más de de San Florián. Espero tus comentarios.

    ResponderEliminar
  5. Pues aunque la de tokio la tengo descargada y grabada en cd, aún no la he escuchado (me gusta hacerlo con la debida tranquilidad) solo oí algunos fragmentos para evaluar la calidad del sonido. Pero por la duración en tiempo, imagino que el concepto es idéntico al de la de Sankt Florian y no al de sus registros oficiales, que son más rápidas. Una cosa sí observé: en el Finale, en la reexposición del tema de arranque, el fraseo es más cuidado en Tokio (pero esta apreciación la hago entre comillas, que aún no he escuchado la interpretación completa, prometo hacer un comentario autorizado en cuanto me sea posible) Eso sí, hay un detalle en la de Sankt Florian que me hace mucha gracia: en el principio del adagio(en la primera repetición) , los metales tienen un desliz dinámico asombroso y, cuando uno escucha con auriculares, parece que en ese instante le va a atropellar un trolebús...

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Bien, ya he podido escuchar la octava de Tokio y compararla con la de Sankt Florian. Como a ti, me gustan mucho las dos, son, de hecho, las mejores interpretaciones de esta sinfonía que nos dejó Jochum (al menos en mi opinión) No son interpretaciones técnicamente perfectas (ni falta que hace) pues la Sinfónica de Bamberg no era, ni mucho menos, la Filarmónica de Berlín o el Concertgebouw... Aún así, pienso que la interpretación de Sankt Florian posee un punto superior de expresividad y expansividad (seguro que el significativo entorno no fue ajeno a esta circunstancia),la de Tokio es más introspectiva. Pero las dos son dirigidas por Jochum con una precisión de fraseo y dinámica magistrales que, en lugar de dar la impresión de música encorsetada, discurre con una naturalidad pasmosa, otorgando al concepto monumental y grandioso de esta música una dimensión más humana... (qué difícil es poner en palabras estas apreciaciones tan subjetivas) Solo nos queda soñar qué hubiese conseguido Jochum, si en lugar de ésta orquesta hubiese contado con una de auténtica primera línea... me temo que muchas interpretaciones que se consideran referenciales se caerían de su pedestal...

    Cordiales saludos

    ResponderEliminar
  7. Querido Juan. Muy agradecido por tu maravilloso comentario. Me encantan tus apreciaciones porque aprendo a aplicar esos términos musicales que me son difíciles de aplicar en mis descripciones. Si algún lector lo pudiera localizar, hay un registro del que hablan maravillas con el Concertgebouw en 1984 en edición de Tahra amén de otro con Berlín en 1978. Cuando pueda lo adquiriré. Un fuerte abrazo y de nuevo gracias.

    ResponderEliminar
  8. Mmmm, no te fíes demasiado de los términos que empleo, no soy ningún entendido, solo un simple aficionado (a veces no me extiendo por no saber cómo explicar algo en términos musicales, pues temo decir alguna barbaridad)Esa octava de 1984 debe ser la del pack de Tahra con las sinfonías completas a cargo del tandem Eugen/Georg Ludwig Jochum... nunca lo he podido encontrar en internet (solo la segunda por Georg Ludwig)... a ver si tú nos puedes dar una sorpresa. Por cierto Julio: eres el culpable de que se me acumulen las escuchas, aún tengo pendiente tu último aporte con Kna y la cuarta... luego irá la novena de Jochum con la Filarmónica de Munich que he pillado en el blog classicalcollections.blogspot.com que últimamente está muy bruckneriano...

    Un abrazo y cordiales saludos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Juan. CLaro que me fío de tu opinión, y de la de todos los que comentan algo aquí. No sé si es la que va incluida en esa edición completa, sí que el disco existe aislado y en cuanto pueda lo adquiero. Ahora estoy preparando la subida de la 9ª y de la 8ª de Jochum editada por DG en mono en los años 54 y 49 respectivamente. Una maravilla doble. Espero que guste. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. PD. Esa novena es preciosa...intensísima.

    ResponderEliminar
  11. Pues bienvenidas sean esas grabaciones mono!! (desconocía la existencia de esa octava) Esta noche escuché su novena de Munich, como dices, intensa y en algunos aspectos, singular. Ciertamente, el enfoque es el habitual en Jochum (la quinta y la novena fueron sus principales caballos de batalla) pero en esas fechas, la Filarmónica de Muchich ya era la orquesta de Celibidache ¡Y se nota! (al público también lo tenía domesticado Celi por esas fechas: nótese cuánto tarda en comenzar a aplaudir...)

    Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
  12. Hoy he sentido una profunda emoción al volver a escuchar la 8va de Bruckner por el Gran Jochum con la Bemberger. Siendo que poseo la versión con la Berlin, de todos modos esta me ha parecido EXTRAORDINARIA, por los detalles que revela.Se suma a este registro las obras para órgano estupendamente vertidas por el Maestro Benedictino. En suma: REGISTRO DE REFERENCIA.
    Mil Gracias estimado Julio, un gran abrazo.
    Juan Carlos.

    ResponderEliminar
  13. ME alegra mucho Juan Carlos. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Se actualiza a FLAC este precioso registro. Creo que merece la pena.

    ResponderEliminar
  15. Estimado Julio Salvador.- se me hace difícil hacer un comentario de una obra tan magníficamente interpretada como la que nos ofreces en esta ocasión. Atrapa inexorablemente desde que escuchamos la primer nota. sin dudas un director excepcional, yo personalmente no tengo muchas grabaciones. La cuarta del propio Bruckner y la versión que dirige en Bayruth de Lohengrin testimonian que efectivamente estamos ante un gigante de la conducción. el AGRADECIMIENTO enorme de siempre, gracias por compartir tanto y como siempre digo por ese contagioso entusiasmo que pones en todas tus entregas. José

    ResponderEliminar
  16. ´Hola Jose. De verdad que me encanta que disfrutes de esta excepcional obra. Por este espacio podrás bichear otras entradas del querido Jochum, creo que todas verdaderas muestras del arte de este excepcional y humilde director.
    Como comentaba arriba nuestro amigo Juan otra interretación con idénticos mimbres ero en Tokio tiene la misma presencia e intensidad.
    Procuraré subirla en breve.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Actualizada entrada Bruckner. Sinfonía nº 8. Eugen Jochum. Bamberger Symphoniker. Piezas para Órgano. Agustino Franz Kropfeiter, Órgano. 1982. Una de las maravillas de la discografía.

    ResponderEliminar
  18. Estimado Julio:
    Te escribo desde Santiago de Chile, para expresarte mi más profundo agradecimiento por tus regalos musicales. Te he descubierto hace poco y he estado bajando como un loco tu musica y leo tus comentarios con admiración por la sensibilidad tan humana, que permite abrirnos al culto sagrado de la musica. Un abrazo para todos ustedes y un agradecimiento especialmente a tu persona.
    Jorge Fernandez





    un abrazo para ti y todos los g¿hermanos que nos

    ResponderEliminar
  19. Actualizada la entrada/Updated entry: Bruckner. Sinfonía nº 8. Eugen Jochum. Bamberger Symphoniker. Piezas para Órgano. Agustino Franz Kropfeiter, Órgano. 1982.

    ResponderEliminar
  20. Fantastico!!! Muchas gracias, querido Julio!!

    ResponderEliminar