Datos Personales

Mi foto
Sevilla, Andalucía, Spain
Contacto: correo electrónico que encabeza el blog. Se aconseja Chrome para la mejor visualización.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Tchaikovsky. Sinfonía nº 5. Celibidache. Münchner Philharmoniker. 1982.


Queridos amigos, retomamos esta noche, tras unos días ligeramente apartado del blog propio (he estado ayudando a los nenes a modificar los suyos propios que si no es molestia os recomiendo visitar y que están enlazados en la pestaña Personal), las entregas dedicadas a las aproximaciones particulares de Celibidache a Tchaikovsky. Hoy dejamos una grande, muy grande, aproximación a la fantástica Sinfonía nº 5.

En la entrada anterior ya apuntábamos que el universo musical de Tchaikovsky era particularmente grato al maestro rumano. En sus últimas aproximaciones grabadas por EMI los registros muestran ese amor por la música de Tchaikovsky con una música desgranada con manos de artesano, ofrecida en bandeja de oro para el deleite musical. Son interpretaciones de una profundidad sin par. En la interpretación recogida en este disco dicha pasión no se queda a la zaga aunque mi impresión final es que su sentido es ligeramente diferente.

La sinfonía fue elaborada en pocos meses durante el año 1888 y aunque durante ellos el alma dubitativa de Tchaikovsky no descansó alcanzó un gran éxito después de su estreno en San Petersburgo el 17 de noviembre de 1888 dirigida por el propio Tchaikovsky. La clave, como apuntaba en una antigua entrada, sea quizá su simple belleza y su enorme capacidad de comunicar y transmitir emociones. Su densidad emotiva y dramática es de una intensidad que resulta modulada perfectamente a través de sus cuatro movimientos, excepcionales todos ellos, plenos de musicalidad, de profundidad, de intensa emoción. Un reflejo maravilloso del cosmos humano y sentimental de Tchaikovsky, de su lucha espiritual, de su destino y de su final.


La Sinfonía estructurada en cuatro movimientos durante los cuales en diferentes formas se presenta un motivo, el Destino, el llamado "mal de los tristes". 


Un primer movimiento genial que en los bocetos del compositor se describe como “Introducción: sumisión total ante el destino o, lo que es igual, ante la predestinación ineluctable de la providencia” es una maravillosa mezcla de sentimientos de tristeza, de música sombría, salpicada de alegres momentos danzables reminiscencias del ballet y unas preciosas fanfarrias de metales, poderosas, coloridas y maravillosas.

El segundo movimiento de la obra es uno de los más maravillosos ejemplos de música cantabile. En su boceto es referido como "¿No valdría más entregarse por completo a la fe? El programa es excelente si consigo llegar a realizarlo”. Tchaikovsky estructura un maravilloso movimiento sobre el tema del Destino donde las trompas, los clarinetes, los oboes y los chelos resultan abrumadoramente bellos y que finaliza con los metales y los violines de una forma serena y melancólica soberbia y sobrecogedora.

El tercer movimiento expone de nuevo el tema del destino en una pintura de vals delicadísima, dulcemente ornamentada, menos agógica. La tristeza contenida reaparece en su parte final como el tema cíclico de toda la obra.

En el cuarto movimiento, muchas veces reprochado por exceso de metales y opulencia, resurge el tema pero cargado de intensidad, de fuerza de poder. Es un canto de victoria, la victoria del Destino o de la Fe, un final apoteósico y grandioso; un final que siempre resulta conmovedor e impactante; un final que tiene además la virtud de permitir ser escuchado por todos y cada uno de los oyentes de una forma diferente, siempre activa, abierta a la relación sentimental con él y en el que la dirección y el sentido que esta quiera darle influyen sobremanera en la percepción del mismo.

Y Celibidache consigue emocionar y consigue que su orquesta sea un instrumento perfecto, brillante, sedoso, emotivo, empastado, con colorido oscuro o con tonalidad brillante según se precise (maravilloso y excepcional segundo movimiento, impactante). Nada alocado, es un corredor de fondo que prepara de forma minuciosa un final musicalmente bellísimo y humanamente reflejo triunfante de la Fe y del hombre. Un final no marcado por la pura opulencia orquestal sino por el significado arrastrado y desarrollado a lo largo de toda una excepcional exposición de la obra. Un control mágico de los tempos, una claridad asombrosa en los matices, un devenir conducido lujosamente a través de los sonidos y los sentimientos en ellos contenidos. Una verdadera maravilla.


Espero que disfruten de esta excepcional aproximación de Celibidache a una de las más grandes sinfonías jamás escritas. Una verdadera obra de arte musical y un ejemplo excepcional de humanidad.

Tchaikovsky
Sinfonía nº 5

Celibidache
Münchner Philharmoniker

Grabación, Munich, 16 de enero de 1982






Visitar también la Sinfonía nº 4 del mismo CD aquí.
Visitar el Concierto para Piano nº 1 con Barenboim aquí.




25 comentarios:

  1. Que sepas que sigo leyéndote y descargando tus músicas.

    Acabo de echar un vistazo a las bitácoras filiales y... me ha descolocado. ¡Tus hijos prometen! Parece que la LOGSE y sus derivados no están siendo obstáculo para su creatividad.

    ResponderEliminar
  2. Hey, soy maty. Al seleccionar el perfil de WordPress aparece el nombre de la bitácora en vez de mi apodo.

    ResponderEliminar
  3. Dear Julio,

    Thanks a lot for this wonderfil upload. I have tried to download the flac link but without any succes. The file is not available. Regards, Gabor

    ResponderEliminar
  4. Estimado Julio esperaba ansioso esta entrega. y si le agregamos a una obra mayor un comentario tan emocionante como el que haces el resultado no puede ser mejor. Seguramente un deleite para los sentidos. efectivamente una sinfonía realmente hermosa y ese II movimiento debe estar entre lo más bello que se ha escrito...¡¡MUCHAS GRACIAS!! José

    ResponderEliminar
  5. Dear Gabor, I'm trying to fix the problem. Should be available shortly. Thank you very much.

    ResponderEliminar
  6. Querido MAty, enorme alegría leerte. Gracias por el comentario sobre los filiales blogeros. También sigo tus enormes experiencias técnicas. Siempre me dejas alucinado. Espero que esta obra te guste.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Querido Jose. Espero que en breve esté disponible el archivo FLAC. No sé qué le pasa. Lo voy a subir de nuevo.
    Coméntame qué te parece cuando la escuches. Creo que te gustará.

    ResponderEliminar
  8. Renovado enlace FLAC. Ya funciona bien.
    Renovated FLAC link. It works well.

    ResponderEliminar
  9. Amigo Julio: Quisiera felicitarte por tu magnífico blog que no solo incluye buena música sino además unos comentarios realmente importantes que aportan mucho al conocimiento ya sea del autor, de la obra, del ejecutante y de la ejecución, lo que haces con explicaciones muy didácticas. Además quisiera decirte que sigo sin poder bajar este archivo del gran Celibidache.

    ResponderEliminar
  10. Querido amigo Luro, un placer ler tu comentario y agradecerte el mismo así como tu paso por este espacio.
    Te rogaría que intentaras de nuevo la bajada, a mí me funciona. No obstante lo voy a colocar en otro servidor y subir.
    Agradecería que me comentaras.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Renovado enlace FLAC. Ya funciona bien. Nuevo servidor.
    Renovated FLAC link. It works well. New Server.

    ResponderEliminar
  12. Es la mejor Sinfonía de Tchaikovsky. Su estructura es la de un permanente ejercicio in crescendo, que va desde lo dubitativo a lo añorante y dulce, para concluir en una explosión de júbilo y victoria. Algo de trágico también asoma en algunos momentos. Así fue la vida de Tchaikovsky, y así también su final.

    A mí siempre me ha producido el efecto de ser un libreto en el que se conquista a una gran y bella Mujer.

    La dirección de Celibidache lleva su acostumbrada reducción del tempo, algo no muy acorde con la dinámica musical de Tchaikovsky. Sin embargo es siempre indispensable escuchar con detenimiento la intención expresiva del rumano, un auténtico titán frente a las orquestas.

    Mi abrazo para tí Julio.

    ResponderEliminar
  13. Estiamado Julio Salvador:

    Difícícilmente pueda agregar algún comentario a los que tú has hecho con la altura, conocimiento y ese contagioso entusiasmo que trasmites en todas y cada una de tus entregas. También a tantos y tan certeros comentarios que me preceden, luego de haber escuchado esta maravillosa obra. También valoro mucho la versión que en Viena grabó la orquesta Filarmónica de Leningrado entre el 9 y el 10 de Noviembre de 1960 Yeugeny Mravinsky. Creo que no "hace la cosa" establecer cuál de ellas es "la mejor". Ambas son bellísimas, disfrutables y muy emocionantes. Un nuevo aporte del que no podemos menos que felicitarnos por el privilegio de poder compartir este maravilloso blog con el que nos obsequias...¡¡MUCHAS GRACIAS!! el abrazo al amigo...José

    ResponderEliminar
  14. Mi querido julio esta obra es hermosa dime es la misma interpretacion que la caja que hizo Emy por que tengo las 6 sinfonias con el y una pequeña peticion tendras un video del ensayo del requiem de Faure que fue con una coro de aficionados y la OF de Londres ? lqa e visto pero no la e conseguido te mando un abrazo.
    Wenceslao

    ResponderEliminar
  15. Esta entrada sobre la extraordinaria sinfonía tchaikovskiana, amigo Julio, me ha espoleado a editar una propia que tenía en la recámara.
    Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Querido Wenceslao. Gracias por tu comentario. La caja de EMI recoge la interpretación en Munich del 19 de mayo de 1991. Esta que hemos dejado es diez años anterior. Son diferentes. Cada una con algunos matices que entiendo derivan de la evolución de Celibidache y de su edad más avanzada en el registro "oficial".
    Intento hacer una búsqueda sobre ese vídeo. Ya te comento.
    Un fuerte abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  17. Querido Jose Manuel, lo acabo de ver repasando Reader y las entradas de tu precioso espacio http://medymel.blogspot.com/. Gracias por esa mención. Me encanta el video de Denver. Es precioso.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Yo que soy poco tchaikovskyano (y menos, celibidachiano), con todo me la bajaré ahora mismo nada más que por la preciosa presentación. Gracias

    ResponderEliminar
  19. Asistí, junto a otros durante esta época, a ese mismo concierto en Munich. El resultado, único en mi vida: Visiones: Una imàgen de dimensiones pluridimensionales en movimiento contínuo... torbellinos sin fin... Me pareció haber sido parte de la sinfonia, del sonido. Me fuí. Y me costó bastante volver. Pero fue dichoso, excepcional.

    Celibidache, el Mago, mi Maestro. Impossible repetir experiencias. No hace falta. En su búsqueda, recordemos, sólo el concierto en vivo puede ayudarnos.

    Suerte a todos/as:-)

    ResponderEliminar
  20. Actualizada entrada Tchaikovsky. Sinfonía nº 5. Celibidache. Münchner Philharmoniker. 1982.

    ResponderEliminar
  21. Julio, paso por acá para darte mis más sinceros agradecimientos por poner a nuestra disponibilidad tanta música maravillosa! Como músico estoy muy agradecido con tus aportes al gremio, he conocido muchas obras gracias a ti y a este espacio. Te deseo una feliz navidad y un próspero 2014, gracias por tu trabajo :)

    ResponderEliminar
  22. please reuplod flac to mega.Thanks!

    ResponderEliminar
  23. Actualizada la entrada/Updated entry: Tchaikovsky. Sinfonía nº 5. Celibidache. Münchner Philharmoniker. 1982.

    ResponderEliminar