Datos Personales

Mi foto
Sevilla, Andalucía, Spain
Contacto: correo electrónico que encabeza el blog. Se aconseja Chrome para la mejor visualización.

domingo, 4 de noviembre de 2012

Bruckner. Sinfonía nº 4. Sergiu Celibidache. Münchner Philharmoniker. 1993.


Queridos amigos. Esta entrada fue publicada originalmente el 22 de enero de 2011. Su absoluto valor musical y creo que su excelencia como grabación de esta Sinfonía nº 4 hacen que parezca conveniente traerla de nuevo a la actualidad. Es un disco completamente excepcional y único. Una de las mejores grabaciones que he escuchado del maestro Celibidache. Dedico este reestreno a nuestro querido amigo de MetroGnome.

Decíamos entonces:

Queridos amigos. Alejado unos días de la publicación por algunos motivos de salud he tenido la oportunidad de "degustar" el disco que os dejo.

Hace poco comentado por un amigo, de blog recientemente desaparecido, sirva esta entrada para su homenaje, he vuelto a un disco que tenía olvidado y debo confesar que no bien apreciado.

Sólo quiero decirles que hacía tiempo que no disfrutaba tanto con la audición de un disco de música en general y de Bruckner en particular, como he tenido la oportunidad de nuevo de hacerlo con la escucha de este extraordinario registro privado de Celibidache en Japón. Les rogaría que admirasen la absoluta maestría de Celibidache, absoluta repito, su excepcional forma de conducir el templo sonoro de la obra, la magnífica forma de edificarlo a la par que simplificarlo para un gozo absoluto de pura belleza musical.

La sonoridad espectacular de la Münchner Philharmoniker está a la par de cualquiera otra de las grandes orquestas mundiales (¡cómo los impulsaba ese genio de la dirección!); soberbia, riquísima en timbre y colores, intensísima, clarísima en todos sus pasajes instrumentales solistas, compactada en los momentos de conjunto. La manera tan delicada de mantener unos tempos imposibles para cualquier otro director hace de su escucha un placer sonoro único.

Si tras escuchar el último movimiento (quizá la joya de la corona dentro de un tesoro total) no están prendados, maravillados y atrapados en una nube mágica, perdónenme, pero pensaría que algo falta en sus corazones.

En un disco soberbio, excepcional, único e irrepetible. Una absoluta joya de la música grabada.

Espero que gocen de ella cómo yo he hecho. Creo que no van a sentirse defraudados.





Bruckner
Sinfonía nº 4

Sergiu Celibidache
Münchner Philharmoniker

Versión de 1881 (basada en las versiones de 1878/80, tras el estreno en Viena en 1880 por Richter) en la Edición de Robert Haas de 1936.

4 de noviembre de 2012. Grabación realizada en Tokio el 24 de abril de 1993 (hay alguna duda, según el disco, sobre si pudiera ser en Osaka el 20 de abril de 1993, aunque casi todas las fuentes discográficas apuntan a la primera fecha indicada).

19 de mayo de 2016. Revisando nueva documentación acerca de la historia de este registro parece cobrar más fuerza y seguridad que la grabación procede de un concierto en el Symphony Hall de Osaka el 20 de abril de 1993.









Añado un comentario que me envía un buen amigo del Blog acerca de la experiencia de la escucha de esta obra. Una relación perfecta entre palabras y los últimos minutos de esta fantástica sinfonía. Gracias querido Pablo.

(Secuencia de lo que quiere decir la Música, Pablo)

Escuchar los 04:09 minutos del final del 4º movimiento.

00:00 - 00:47 a=hay un momento en que la razón se pierde,  en que no se puede prever ni anticipar si el adiós es eterno o, si la ciencia del espiritismo que promete una vida consciente en el más allá está dentro de los terrenos de la realidad y de la certidumbre.

00:48 - 01:49 b = abandonamos la realidad, sentimos  nostalgia por lo que dejamos, tenemos reminiscencias del pasado, es el resumen de toda nuestra vida al saber que no hay regreso.

01:50 - 02:34 c= una imagen luminosa nos llama, nos hace señas recordandonos que ya es hora de partir.

02:35 - 02:55 d= el alma comienza a elevarse, exactamente igual que cuando despega un avión de la pista y guarda lentamente su tren de aterrizaje.

02:56 - 03:17 e= sentimos como algo nos sostiene, una fuerza que nos impulsa  y nos ayuda a subir, un ángel

03:18 - 03:32 f= comenzamos a entrar en las nubes y allá vamos, a ese lugar descrito por la musica (este es el momento de la foto del avión) 


3:33 - 04:08 g= hasta alcanzar la cúspide sonora de olas armoniosas y escuchamos la bienvenida al llegar a un lugar celestial.




Bartók. Cuatro Piezas Orquestales. Tres Escenas Aldeanas. El Mandarín Maravilloso (Ballet). Boulez. OF de New York.1977. 1977. 1971.


Queridos amigos, os dejo un disco estupendo de obras de Bartók interpretadas excepcionalmente por Pierre Boulez y los músicos de la Orquesta Filarmónica de New York.

Estaba originalmente publica el 10 de abril de 2010 y hemos procedido a actualizar fotos, enlaces y archivos. 

El disco merece la pena. Una aproximación soberbia al mundo musical y expresivo de Bartók como pocos directores han realizado (Fricsay, Ormandy, Fischer o Bernstein). Boulez amaba esta música y la entendía. Quizá esté falto de cierto calor en sus aproximaciones a esta música, de cierta vida (como lograba de manera magistral Fricsay) pero sus interpretaciones están repletas de detalles técnicos insuperables, de tímbrica hermosa, de color vibrante, de precisión orquestal. 

En este caso corresponden a las obras Cuatro Piezas Orquestales, Tres Escenas Aldeanas y la versión completa del Mandarín Maravilloso.

Las Cuatro Piezas Orquestales representan un intento de aproximación de Bartók a la composición de una obra sinfónica dentro del conjunto de obras semejantes en esa idea como Suite, Kossuth, Suite de Danzas, Música para Cuerdas, Percusión y Celesta y el Concierto para Orquesta. Fue compuesta por Bartók en 1912 y orquestada definitivamente nueve años después. Es una obra de dimensiones sinfónicas que requiere un amplio dispositivo orquestal. La perfecta unión de movimientos con carácter dispar es un logro fenomenal de Bartók.

Las Tres Escenas Aldenas de 1926 se retoman de un ciclo de cinco piezas para voz y piano y se presentan aquí en su versión de Solistas, Coro y Orquesta de tres piezas. Gran etnomusicólogo que fue, Bartók integra cantos populares eslovacos en una música preciosa que auna la espontaneidad de la música popular con el lenguaje orquestal más profundo y serio de Bartók.

El ballet-pantomima El Mandarín Maravilloso, ya comentado en una entrada previa en la presentación en forma de suite con Ormandy, se presenta en esta ocasión en su  versión completa de ballet y resulta una delicia escucharla. Representa la última de sus obras escénicas y se compone entre 1918 y 1919. Obra de sonoridades exquisitas acercan a Bartók, en cierta forma, a las corrientes expresionistas de la música generando sonoridades extraordinarias y atípicas y uniéndolas de manera maravillosa. La obra se estrenó en Colonia el 27 de noviembre de 1926 y fue prohibida por esa figura tan aguda que fue Konrad Adenauer.

La interpretación de los músicos de la Filarmónica de New York es extraordinaria, llena de matices, de color, de timbre de finura, de agresividad en los casos pertinentes y de dulzura cuando así corresponda. Maravillosos en su técnica resulta un verdadero placer escucharlos.

Os dejo este disco estupendo para su disfrute, poco a poco iremos dejando más del legado fonográfico de Boulez.



Bartók
Pierre Boulez
Orquesta Filarmónica de New York
Cuatro Piezas Orquestales, Manhattan Center, 7 de febrero de 1977
Tres Escenas Aldeanas*, Manhattan Center, 7 de febrero de 1977
Lois Winter, mezzo-soprano*
Joan Fuertsman, alto*
Women`s of the Camerata Singer*
Abraham Kaplan*
Ballet el Mandarín Maravilloso**, Philharmonic Hall, now Avery Fisher Hall, 11 de mayo de 1971
Schola Cantorum**
Hugh Ross**













Suite con Ormandy aquí.



Ataúlfo Argenta. Obras Inéditas. Beethoven. Brahms. Escudero. Falla. Tchaikovsky. Smetana. Richard Strauss. Orquesta Nacional de España. Orquesta Sinfónica de la Radio de Baviera. Orquesta de la Suisse Romande. 1956. 1957.


Queridos amigos, la entrada de hoy es una deuda que lleva mucho tiempo, demasiado tiempo, sin haber sido saldada. Es una deuda de amor y de cariño; de respeto y añoranza. Una deuda debida al más grande de los directores que ha dado esta España nuestra, esa España con sus cosas buenas y malas entre las que está el olvido ingrato e injusto de este hombre, Ataúlfo Argenta, que fue una baluarte defensivo de la música española, de sus zarzuelas y compositores y un músico de una capacidad técnica enorme, una formación europea maravillosa y un alcance y proyección internacional que lamentablemente fue truncado demasiado pronto.

Hoy vamos a actualizar las dos entradas anteriores que habíamos dejado hace ya dos años, los discos 1 y 4, y vamos a dejar los otros dos discos no entregados, los discos 2 y 3. No nos vamos a extender demasiado en los comentarios. Refrescaremos los de las entradas ya dejadas previamente y dejaremos algunas pinceladas sobre los dos nuevos.

Mi deseo, quizá en esta entrada más que en muchas otras anteriores, es dejar testimonio de sus excepcionales recreaciones musicales con un abanico diverso de compositores, tanto nacionales como del exterior, y desear que escuchen estas interpretaciones con el corazón.

No estamos hablando de grabaciones comerciales de Argenta con una técnica de toma y procesado del sonido que sea de alto nivel sino de grabaciones en su mayoría de conciertos en vivo y tomas radiofónicas. No busquen la excelencia sonora, que está también presente emanando del sonido y entrega de las orquestas y solistas, busquen el alma y el corazón de un hombre entregado a su pasión, la música, y a sus destinatarios, el público.

A ambos va dirigida esta música maravillosamente concebida por Argenta, con un pulso variadísimo en calidad, una vitalidad fuera de lo común, una atención al detalle orquestal e instrumental que deja perplejo cuando se paladea su forma de hacerlo. Una verdadera maravilla.

El Disco 1 con obras de Beethoven ya había sido dejado en este espacio. En aquella entrada del 5 de marzo de 2010 podíamos saborear una extraordinaria Sinfonía nº 3 de Beethoven y una preciosa Sonata nº 8. Los acompañantes del maestro nuestra maravillosa y nunca bien ponderada Orquesta Nacional de España que se deja la piel en la preciosa interpretación que ofrece de una de las más bellas obras sinfónicas de Beethoven y por otro lado un Arthur Grumiaux que acompañado por Argenta nos deja una equilibrada y preciosista interpretación de la citada sonata.


Decíamos entonces:

Les dejo un disco hermosísimo y testimonio sonoro de una de los más grandes directores de orquesta: Ataúlfo Argenta.

Poco se puede añadir ya a lo que es conocido por todos. Un gran director, un maravilloso ser humano y una pérdida lamentable para la Música.

Posiblemente si fuera de otro país la historia sería diferente, pero amigos esto es España, y así será por siempre. Cuando sabes que muchas de sus cintas radiofónicas se usaron para regrabar partidos de fútbol te entra algo por dentro...indescriptible. Una pena enorme.

El disco que les dejo muestra dos vertientes de Argenta, un Argenta director y un Argenta pianista. En ambas labores está enorme. La sonata de Beethoven es preciosa, de una sensibilidad y conjunción perfectas. Grumiaux fenomenal y Argenta fantástico. Una interpretación digna de conocerse.


En la sinfonía de Beethoven el nivel es altísimo. No califico si es referencia o no, pero la interpretación es de una fuerza y a la par emotividad difíciles de lograr. Debo reconocer que su último movimiento sigue emocionándome en cada escucha. Precioso. La Orquesta Nacional de España está enorme, con unas cuerdas y maderas maravillosos y unos metales de una sonoridad impresionante.


Les recomiendo su escucha. Y sirva de pequeño homenaje este post a un director genial, directo, expresivo, emotivo, con garra, dulzura, ritmo, fuerza, pasión y técnica. Un gran director y una gran pérdida.

El Disco 2 es nuevo en esta entrada. Recoge una excepcional interpretación del concierto para Violín de Brahms acompañando nada más y nada menos que al gran Yehudi Menuhin (única ocasión en que ambos artistas tuvieron la oportunidad de colaborar). El concierto tenía lugar en el Palacio de Carlos V de Granada lo que le hace resentirse en la calidad de la toma sonora al realizarse al aire libre.


Menuhin quedó encandilado con el maestro español y años más tarde lamentaría profunda y sinceramente su muerte. Al igual que en el caso de la Sinfonía nº 3 de Beethoven aquí es de nuevo una brillantísima Orquesta Nacional de España la responsable de ponerse bajo la dirección exquisita de Argenta.

Un Concierto para Violín que se nos presenta de forma clara y pulcra, limpia, de matices detallados, de perfecta conjunción entre orquesta y solista. Una interpretación que simplemente por escuchar al maravilloso oboe de Servando Serrano en el Adagio y la manera tan sublime en que Argenta aclara la orquesta para dejar fluir su musicalidad ya es un monumento musical, una verdadera joya. Es precioso, sensacional, emotivo, digno de considerarse algo mágico.


La Sonata Op. 100 de Brahms es ofrecida por Argenta y Grumiaux en el concierto del Festival de Besançon de 1955. Argenta tenía una gran capacidad plástica y de amoldamiento a numerosos estilos musicales, géneros y artistas. Su implicación con Grumiaux es de una enorme calidad aportando ese intimismo, lirismo y carácter de fantasía que la hermosa obra de Brahms requiere. La sensibilidad musical de Argenta resulta suficiente para acompañar al extraordinario violinista belga y ambos son capaces de traducir la ternura, la pasión, la vehemencia apasionada, el lirismo y dotar a la interpretación de una fuerza rítmica verdaderamente asombrosa.


El Disco 3 de esta colección, también nuevo en la entrada, nos propone una aproximación a la música española. Un genial y portentoso Concierto Vasco del maestro Francisco Escudero, desgraciadamente poco valorado, y una interpretación poderosa, fresca, vital y honda de la pieza de Falla El Amor Brujo ofrecida en versión reducida sin cantantes.


Las orquestas no son en esta ocasión españolas. Para el Concierto Vasco Argenta se une a los excepcionales músicos de la Orquesta Sinfónica de la Radio de Baviera (la maravillosa orquesta por aquellos años de Eugen Jochum) grabando en sus estudios radiofónicos una verdadera joya de interpretación. Le acompaña su amigo el pianista Martín Imaz acompañante de Ataúlfo en sus años de Alemania.


El concierto Vasco se estrenó en Bilbao el 23 de marzo de 1949 por la Orquesta Municipal de Bilbao dirigida por Jesús Arámbarri. En el mismo año Argenta e Imaz dieron su primera representación en Madrid y en el año 1950 la presentaron en la Quincena Donostiarra. El Concierto Vasco es un ejemplo maravilloso de representación musical de un espíritu propio que sin recurrir de manera muy evidente al folclore propio expone claramente los timbre y armonías de la tierra con imágenes sonoras evocadoras del paisaje vasco. A semejanza del precioso concierto para Piano de Ravel el movimiento central de este Concierto Vasco es de una hermosura, melodismo y delicadeza extraordinarias.


Luego Manuel de Falla en una de sus más conocidas e interpretadas obras, El Amor Brujo. Argenta al frente de una de sus orquestas preferidas y posible sede futura de su estancia, la Orquesta de la Suisse Romande. Nos deja una interpretación reducida de la obra sin las partes cantables (con frecuencia en esas partes Argenta contó con la inestimable voz de Ana María Iriarte). La obra cerró el concierto ofrecido por la Orquesta de la Suisse Romande en el Victoria Hall de Ginebra el 29 de agosto de 1957 y nos muestra un Argenta maravilloso, fino en los matices de una obra que muchas veces se ha estropeado por no ser capaz de ofrecerle ese alma española honda, con un lirismo medido, con sus justos giros propios del cante andaluz.    


El Disco 4 es el último de esta magnífica colección y ya había sido referido aquí previamente. Es una verdadera gozada disfrutar del Tchaikovsky de Argenta, de su Smetana y de su Strauss. Perfectos, con carácter, apasionados, danzantes o divertidos. Una gran oportunidad de apreciar la virtudes estilísticas y técnicas de este enorme maestro con recursos para ir desde el sentimiento y elegancia a la par que fuerza y dramatismo de Tchaikovsky  hasta la danzabilidad y virtuosismo orquestal de Smetana y terminar por dejarnos apreciar una paleta de recursos rítmicos, tímbricos y de colores con la dificilísima música de Strauss.


En la entrada original decíamos:

Vamos a retomar las grabaciones de este estuche especial de Ataúlfo Argenta. En esta ocasión os dejo el cuarto CD que resulta absolutamente deslumbrante. Presenta tres obras de las cuatro que se interpretaron en el programa de la Orquesta de la Suisse Romande el 29 de agosto de 1957 (la cuarta, El Amor Brujo os la dejaré en otra entrada junto al CD en el que viene acoplada).

En esta ocasión son tres obras maravillosas y muy afines a la formación y al gusto del gran maestro Argenta y además interpretadas con una orquesta particularmente entregada al mismo, la excepcional Orquesta de Ansermet, La Suisse Romande.

Las obras "menores", La Novia vendida de Smetana, representante claro del nacionalismo teatral checo, está maravillosamente interpretada y resulta de una rítmica y una belleza deslumbrantes; Las Aventuras de Till Eulenspiegel, obra dada a conocer en España por el propio Argenta en 1948, son parte del gusto musical de Argenta por el maestro Strauss y en esta ejecución se encuentra una soberbia unión de una fantástica orquesta y un maestro habilísimo en representar musicalmente a este personaje de la literatura cómica y moral alemana, sus acciones, su trama y su carácter divertido, nostálgico y burlesco.

La obra principal del concierto es la fantástica Sinfonía nº 4 de Tchaikovsky, la sinfonía, dedicada a su mecenas Nadezhda von Meck, fue compuesta entre marzo y diciembre de 1877, tras el paso por un periodo desastroso de su ánimo compositivo y humano, tras él la música refleja fielmente su estado emotivo, su lucha interior, su espiritualidad, sus contrastes exuberantes reflejo de las pasiones humanas. La fanfarria de metales y el ritmo del primer movimiento, la melancolía del segundo, los pizzicati y la marcha del tercero terminan con un cuarto movimiento asombroso, deslumbrante, con empuje y decisión, uno de los más bellos finales que se puedan escuchar. Su estreno tuvo lugar en Moscú el 10 ó 22 Febrero de 1878 (según el calendario Juliano o Gregoriano) por el director Nikolay Rubinstein.

La interpretación ofrecida por la Orquesta de la Suisse Romande y por Argenta es absolutamente excepcional, al nivel de las mejores que puedan escuchar, sin miedo a comparaciones. De una fuerza, emotividad, ritmo, profundidad y musicalidad enormes.

Disfrútenla por favor.


Y podríamos terminar la presente entrada con las mismas palabras: disfruten por favor de estos estupendos discos. Son una muestra preciosa del arte de uno de los más grandes directores del pasado siglo, sin duda alguna. Disfruten de su vitalidad, de su preciosismo, de su sutileza, de su maravillosa forma de dejar fluir y cantar a la propia música.



Disfruten con el corazón y con el sentimiento. Van a quedar, al menos, encantados.


Grabaciones Inéditas - Ataúlfo Argenta



Disco 1



Beethoven sinfonía nº 3, Orquesta Nacional de España, 24 de mayo de 1957, Palacio de la Música de Madrid.

Sonata nº 8 para violín y Piano, A. Grumiaux, A. Argenta. Festival de Besançon, 6 de septiembre de 1955.

Disco 2

Brahms, Concierto para Violín, Orquesta Nacional de España, Yehudi Menuhin. Palacio de Carlos V, Granada, 24 de junio de 1956.
Sonata para Violín y Piano Op. 100, A. Grumiaux, A. Argenta. Festival de Besançon, 6 de septiembre de 1955.

Disco 3

Francisco Escudero, Concierto Vasco para Piano y Orquesta, Orquesta Sinfónica de la Radio de Baviera, Martín Imaz, piano. 4 de mayo de 1951, Studio 1 de la Radio de Baviera, Munich.
Manuel de Falla, El Amor Brujo, Orquesta de la Suisse Romande. 29 de agosto de 1957, Ginebra, Victoria Hall.

Disco 4

Tchaikovsky, sinfonía nº 4
Smetana, Obertura La Novia Vendida
Strauss, Las Aventuras de Till Eulenspiegel
Orquesta de la Suisse Romande, 29 de agosto de 1957, Ginebra, Victoria Hall.










Disco 1

Mp3 - Mega

FLAC - Mega

Disco 2

Mp3 - Mega

FLAC - Mega

Disco 3

Mp3 - Mega

FLAC - Mega

Disco 4

Mp3 - Mega

FLAC - Mega

Visitar la entrada ya publicada con el CD 1 aquí.
Visitar la entrada ya publicada con el CD 4 aquí.