Datos Personales

Mi foto
Sevilla, Andalucía, Spain
Contacto: correo electrónico que encabeza el blog. Se aconseja Chrome para la mejor visualización.

domingo, 26 de junio de 2016

Ravel. Obras para Piano. Gieseking. 1954.


Queridos amigos dejamos esta noche un disco sensacional y muy apropiado al momento de España. Una noche larga de cuentas y más cuentas para ver qué resultados definitivos se dan en estas nuevas, y tristes, elecciones y que la preciosa música del maestro "franco-español" Ravel dicha por las manos y el corazón del pianista "franco-alemán" Gieseking nos puede permitir disfrutar con serenidad inmersos en el ambiente sedoso, dulce, brillante, delicado y preciosista de esta música.

Lo de las dobles nacionalidades va indicado con intención, espero que ningún amigo se enfade por haber dado parte de españolidad al gran Ravel y parte de germanidad a Gieseking. En sus corazones y en su forma íntima de abordar este repertorio es lícito que me tome esa licencia acerca de su nacionalidad. Es un forma de poner de manifiesto que en cualquier caso esa perfecta mezcla de espíritus e interiores asimilados es la que hace a este disco una joya.


Pocos maestros han sido tan sutiles y exquisitos en el piano como Ravel, verdadero artista del sonido sutil y elegante, de los perfumes y esencias, del color y de la belleza y por otra parte pocos pianistas han sabido abordar la música pianística de Ravel, y también Debussy, como el gran Gieseking, un pianista prodigioso en técnica, en constitución física y en sensibilidad para este repertorio.

Y el disco lo testimonia. Unas recreaciones de las obras de Ravel absolutamente exquisitas y maravillosas, con excepcional juego de pedales y digitación, con sutil musicalidad que hace aflorar la íntima esencia de las notas ravelianas, unas notas que componen una música en la que Ravel es maestro en desarrollar los juegos más sutiles de la inteligencia y las efusiones más ocultas del corazón humano.


Espero que disfruten con estas piezas musicales verdaderamente geniales de Ravel expuestas por un verdadero artista del piano y de la música. Espero que su belleza, su delicadeza, su sutil aroma, su íntima luz y su sonoridad exquisita y reparadora les permita gozar de un verdadero momento de serenidad y alegría.

Se dejarán los discos de manera independiente, los CD 1 y CD 2 y por otro lado los archivos con los dos discos unidos.





Ravel 
Integral de la obra para piano solo

Walter Gieseking, piano

Grabaciones
10 a 12 y 14 a 17 de diciembre de 1954, No.3 Studio, Abbey Road, Londres




CD 1: Ravel - Obras para Piano I - Gieseking - 1954






CD 2: Ravel - Obras para Piano II - Gieseking - 1954






CD único: Ravel - Obras para Piano - Gieseking - 1954








7 comentarios:

  1. Un disco excepcional, realmente maravilloso. Merece muchísimo la pena su escucha atenta y dejarse llevar por la belleza de la música de Ravel y el exquisito pino de Gieseking.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Julio Salvador.

    Me atrevo recordar, que hoy creo que hace 7 años, nos dejaba un precursor, un referente de este tipo de actividades, que tanto en lo personal me ha enriquecido.Se puede decir que gracias a él descubrí a un gran compositor como es Mahler, a quien el Cuervito le tenía tanto cariño... Sí, estimado amigo, un día como el de hoy, 27 de junio, se nos iba el gran Cuervo López. Como te lo he señalado en más de una ocasión fue de la mano de esta gran persona que descubrí tu maravilloso blog. Que Dios lo bendiga siempre. Un abrazo. José

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Jose siempre al tanto de las cosas importantes. No me había acordado, lo lamento de veras. Sabes de la admiración común que tenemos por su figura que fue para mí también un modelo a seguir, desde luego sin acercarme a su altura.
      Merecidas palabras las tuyas.
      Aunque parezca feo dedicaremos ahora mismo una entrada a nuestro buen amigo Cuervo.
      Un fuerte abrazo para ti y mis oraciones para él.

      Eliminar
  3. En Ravel, Gieseking o Perlemuter?
    Vale, vale. Los dos.

    ResponderEliminar