Datos Personales

Mi foto
Sevilla, Andalucía, Spain
Contacto: correo electrónico que encabeza el blog. Se aconseja Chrome para la mejor visualización.

domingo, 7 de mayo de 2017

Brahms. Ein deutsches Requiem. Mozart. Serenade K239. Klemperer. Kölner Rundfunk-Sinfonie-Orchester. 1956. 1954.


Queridos amigos esta entrada de hoy va dedicada a una serie de personas, excelentes personas, con las que he recorrido un largo camino. Un camino lleno de vivencias que me cabe el honor de decir siempre han sido positivas. Un camino que volvería a repetir sin dudarlo y que deseo con todo mi corazón podamos volver a repetir. Mientras eso sucede ellos recorrerán nuevos y seguro que ignotos caminos, llenos, seguro, de alguna que otra piedrecilla y más de un sinsabor. En cualquier caso ese será un camino profesional que irá en paralelo al camino de la amistad y de la relación humana que seguirá siendo, como hasta ahora, un sendero pleno de humanidad, bonhomía y señorío y en el que seguro encontraremos la forma de hacer más fácil su otro recorrido en paralelo. Han sido muchos años juntos, siempre juntos, y esos años te unen de una manera especial. Han sido años en los que un día por mí otro por ti siempre ha aparecido la mano o la palabra amiga, el apoyo incondicional o la recomendación sincera y certera. Años entregados a la ayuda a los demás, por encima de cualquier otra consideración, de apoyo profesional y humano, de consejos y de presencia. Años de risas y alguna que otra lágrima, de detalles impensables y sorprendentes por lo inesperado o lo intenso en su concepción y oportunidad. Muchas anécdotas se podrían contar, muchas acciones realizadas que aunque desde fuera se vean rutinarias, el profesional conoce que han sido apropiadas y de un valor enorme. Muchas personas le deben mucho a esos queridos compañeros, muchas de verdad. Pero ellos jamás esperan nada. Lo mejor de todo es que queda algo que es imposible se les retire, ese comentario simple y sencillo que las personas dicen de corazón: "...qué buenas personas eran..."

Eso, queridos amigos, no tiene forma de valorarse pero para nosotros, para todos nosotros, es lo más que se puede decir. Y además es cierto.

Jefa, JL "el muchachito", Mi Paco...Maravillosos. Un verdadero honor trabajar con vosotros. Y seguro lo seguiremos haciendo.

Para ellos va esta entrada, este precioso disco, esta maravillosa interpretación de Klemperer de una obra excepcional de la que me atrevo a citar unas frases de su texto que en todo su sentido espero sea entendida:

Bienaventurados los que padecen,
pues ellos serán consolados.
(Mateo 5.4)
Los que siembran con lágrimas,
recogerán con alegría.
Se han ido y lloran,
y portan la noble simiente,
y retornan con júbilo,
y traen sus gavillas.
(Salmo 125, 5 y 6)



Por esos buenos amigos, con todo mi cariño, con la esperanza de un futuro que nos vuelva a hacer felices y en la seguridad de que su enorme humanidad se vea compensada como merece. Las grandes personas merecen grandes destinos y estoy seguro que llegarán.

Disfruten del disco.

Brahms
Ein deutsches Requiem*

Mozart
Serenade K239 "Serenata notturna"

Ensayos de Brahms

Elisabeth Grümmer, soprano*
Hermann Prey, barítono*

Kölner Rundfunkchor, Bernhard Zimmermann*
Kölner Rundfunk-Sinfonie-Orchester (WDR Sinfonieorchester Köln)
Otto Klemperer

Grabaciones:

Saal 1, Funkhaus, Colonia
19 de febrero de 1956, ensayos de Brahms
20 de febrero de 1956, concierto de Brahms
25 de octubre de 1954, Mozart












Nota: temporalmente estaremos alejados del blog durante un tiempo indeterminado. Volveremos esporádicamente, según ánimos o discos significativos, y dejaremos dicho si hay un retorno definitivo o su cierre. Ahora es un tiempo para descansar y reflexionar muchas cosas. Un abrazo grande.


12 comentarios:

  1. Qué maravilloso disco Julio. Y que fino espiritu el tuyo para semejante dedicatoria!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por todo, Julio. Le envío mis mejores deseos y que Dios le bendiga.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por tu afán de divulgación de la cultura. No cejes, te acompañamos

    ResponderEliminar
  4. Queridos amigos todos, los que habéis respondido por esta u otra vía y los que habéis disfrutado de este monumento. Muchas gracias. Reconforta muchísimo saberlo y saber que no sólo se aprecia el disco sino el contenido del texto. Muchas veces repetitivo, como bien dice un amigo mío de andanzas musicales, pero con todo el corazón. Ellos lo merecen.
    Gracias desde lo más profundo de mi alma.

    ResponderEliminar
  5. Unas sinceras y emocionadas palabras que te honran, querido Julio. Y el mejor acompañamiento posible en la música monumental y profunda del maestro de Hamburgo.

    ResponderEliminar
  6. Amigo Julio, gracias por tanto. Sean felices, usted y los suyos, no hay nada más importante. Hasta siempre.

    ResponderEliminar
  7. Estimado Julio Salvador.-

    un poco alejado de este blog que siempre nos sorprende por el excelente nivel de las entregas con la que nos honras. Pero también, me atrevo a afirmar que debe ser un verdadero privilegio poder contar con un compañero de trabajo como tú. El agradecimiento renovado de un amigo. Jose

    ResponderEliminar
  8. Dirceu Scarparo Vargas10 de mayo de 2017, 2:33

    Caro amigo Julio
    Obrigado pelo imenso presente musical. Que Deus proteja você e sua família.
    Um forte abraço do Dirceu.

    ResponderEliminar
  9. Siempre estaré agradecido por tus buenas aportaciones, pero no sólo musicales sino también afectivas. Al compartir tus emociones en este espacio has ido sembrando poco a poco semillas inestimables que has hecho germinar en el corazón de muchos seres las gratitud, la generosidad, la belleza de las cualidades que Dios ha otorgado a cada uno de los mortales
    Sinceramente

    Rubén - Altea

    ResponderEliminar
  10. Julio: por mi parte estoy plenamente agradecido de que compartas a través de tu blog no sólo las joyas musicales de todos los tiempos, sino también tus emociones y las palabras que acompañan cada grabación que subes. No por nada nos saludas como "amigos", es la música que nos reúne y revela lo más hondo de las personas, haciendo que nos sintamos unidos como estrellas en la galaxia. Un gran abrazo y que este espacio siga siendo fuente de continuas alegrías.

    ResponderEliminar
  11. Estimado Julio, espero que estés bien, te escribo para agradecerte la inmensa labor que haces desde tu blog, gracias a ti he podido oir y descubrir varias de las obras y grabaciones que más me han impactado en mi vida. Atesoro tu discoteca haciéndoles carátula a los cedés que siempre escucho de manera ritualizada prestándoles la atención plena que merecen, no obstante siempre que veo alguno de ellos a la venta y mi bolsillo me lo permite, me hago con el original, a veces en vinilo. Gracias por todos estos buenos momentos y tu generosidad. Eduardo.

    ResponderEliminar