Datos Personales

Mi foto
Sevilla, Andalucía, Spain
Contacto: correo electrónico que encabeza el blog. Se aconseja Chrome para la mejor visualización.

sábado, 23 de septiembre de 2017

Sibelius. Kullervo. Davis. London Symphony Orchestra. 2005.


Queridos amigos esta noche toca el turno, de nuevo, de nuestro querido Sibelius. Y nada más y nada menos que de la mano de dos elementos sensacionales e históricamente asociados a su música. La Orquesta Sinfónica de Londres, maravilloso instrumento, y el maestro Colin Davis, un sibeliano de pro, de amplísima discografía dedicada al maestro finés y de una sensibilidad exquisita para su música.

Reconozco que esta obra de Sibelius me apasiona y no la he atendido como merece. Hay muchas versiones de la misma, siendo como es una obra de un relativo poco alcance en el público, pero te llena de forma total y absoluta.

Kullervo es una suite sinfónica a menudo calificada como "sinfonía coral" pero sin emplear la estructura tradicional y construyéndose en cinco movimientos que constituyen un conjunto de poemas sinfónicos relacionados pero independientes. El tercer y quinto movimiento emplean un coro masculino. El tercero, que contó con el permiso del compositor para ser interpretado como una obra independiente, también requiere dos solistas: un barítono y una mezzosoprano.

La obra se basa en el personaje de Kullervo del poema épico Kalevala y emplea textos de dicho poema. Se estrenó con gran éxito de crítica en 28 de abril de 18922​ con Emmy Achté y Abraham Ojanperä como solistas bajo la batuta del compositor dirigiendo el coro y orquesta de la Orquesta de la Sociedad de Helsinki, que fue fundada ese mismo año.

Kullervo fue interpretado cuatro veces más en vida del compositor, la última tuvo lugar el 12 de marzo de 1893. Sibelius se negó durante toda su vida a publicar la obra. En 1957, el año de su muerte, tras haber reorquestado la sección del «lamento» final del tercer movimiento, dio permiso para que se publicara después de su muerte.


Kullervo narra la historia de un pastor raptado en la infancia a su familia. De carácter violento e inflexible, crece como esclavo pensando sólo en la venganza. Tras matar a su ama, descubre que su familia sigue viva y regresa con ella. Dada su escasa habilidad para trabajar en el campo, su padre acaba enviándolo a pagar los tributos. En el camino de vuelta, Kullervo encuentra a una joven a la que seduce y deshonra, para luego descubrir que se trata de su propia hermana, que se había extraviado un día en que salió a coger bayas. La muchacha se suicida y él corre a su casa a explicar a su madre el suceso y poner fin también a sus días. Ella, no obstante, le convence de que siga con vida. El hijo le hace caso y decide marchar a la guerra para matar a Untamo, el responsable de su esclavitud. Tras arrasar sus propiedades regresa a su casa, pero no encuentra a nadie, sólo un perro negro. Con él se dirige al bosque, pero cuando pasa por el lugar en el que violó a su hermana, los remordimientos le llevan a darse muerte con su espada. Esta es, a grandes trazos, la trágica historia evocada por Sibelius en esta partitura en cinco movimientos encabezados por títulos descriptivos: Introducción, La juventud de Kullervo, Kullervo y su hermana, Kullervo marcha a la guerra y La muerte de Kullervo. 



Cada uno de los cinco movimientos presentan una parte de la vida de Kullervo. Los movimientos uno, dos y cuatro son instrumentales. El tercer y quinto movimientos contienen diálogo cantado del poema épico. 

1. Introducción - Allegro moderato

Evoca el barrido heroico del legendario escenario finlandés, así como el personaje Kullervo, que es una figura compleja y trágica.

2. Juventud de Kullervo - Grave

Refleja el humor sombrío de los runos 31 a 33 del Kalevala. Kullervo está marcado por la tragedia desde su nacimiento, y pasa su juventud en gran medida en la esclavitud.

3. Kullervo y su hermana - Allegro vivace

El barítono y la mezzo-soprano representan al protagonista y su hermana, mientras el coro masculino introduce la escena y realiza comentarios. Kullervo se reúne con tres mujeres e intenta, sin éxito, seducirlas, y procede a violar a la tercera, sólo para darse cuenta demasiado tarde de que es su hermana que creía desaparecida. Cuando Ainikki, su hermana, se entera de la verdad, se suicida saltando a un arroyo y ahogándose. Kullervo se lamenta de su crimen y su muerte.

4. Kullervo va a la guerra - Alla marcia

Kullervo intenta expiar su crimen buscando a la muerte en el campo de batalla.

5. La muerte de Kullervo - Andante

Un inquietante coro masculino relata la muerte de Kullervo. Sin darse cuenta, llega al sitio donde violó a su hermana, marcada por la hierba muerta y la tierra desnuda ya que la naturaleza se niega a renovarse. Se dirige a su espada mágica y le pregunta si puede matarlo. La espada responde y se suicida.




La acogida inicial de la obra fue dispar. En parte por el empleo del idioma finés en una época en la que los dichosos nacionalismos estaban cada cual a lo suyo (que si finés, que si el sueco, y esas cosas...). Tardó bastante la obra en ser grabada por completo siendo la primera grabación de estudio la realizada por Paavo Berglund y la Bournemouth Symphony Orchestra en 1971. Posteriormente su discografía ha crecido de forma muy significativa y cuenta como decíamos al inicio de una sensacional representación lo que ha favorecido su conocimiento y reconocimiento por el público.

Davis interpreta la misma de manera sensacional, quizá algo menos apasionada que en su recreación anterior con los mismos mimbres para RCA, pero siempre atento y dispuesto a brindar a esta obra su hermoso carácter entre sinfónico, teatral y operístico. Y lo hace acompañado de sus maravillosos solistas que le siguen en su ideal, ese ideal británico de Sibelius, muy otoñal, caracterizado por tempi más bien lentos y solemnes, muy planificado y con una atmósfera de marcada melancolía y ahondando en los aspectos más líricos de la partitura. No quita todo esto que Davis brinde también su carácter épico, intenso y de fuerza a los momentos trágicos y emotivos de la obra, sugiriéndolos en ocasiones y dándoles en otras un plano inicial preponderante dejando un sello de fuerza, aspereza, heroicidad, pasión y juventud de enorme altura.

Espero que disfruten de esta maravillosa obra y no menos sensacional interpretación.




Sibelius
Kullervo, poema sinfónico para solistas, coro y orquesta, Op. 7 (1892)

London Symphony Orchestra
London Symphony Chorus (men)
Peter Mattei, barítono
Monica Groop, mezzo
Sir Colin Davis

Grabación:
Barbican, Londres, 18 de septiembre y 9 de octubre de 2005












8 comentarios:

  1. Tremenda joya que nos comparte, muchas gracias. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido amigo Uber Jose muchas gracias por tu comentario. Es una obra sensacional realmente preciosa. No es el Sibelius de más madurez pero esa mezcla poética, sinfónica, trágica y operística con las pinceladas de emoción y juventud le dan un toque especial. Que disfrutes y disfruten de ella.

      Eliminar
  2. Muchas gracias, en especial por el libreto en español.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti querido Claudio. Que disfrutes se esta maravilla musical.

      Eliminar
  3. Que pedazo de disco y de obra. Sibelius es sin duda uno de los grandes compositores del siglo XX con un abanico extenso de obras. Y esta es sin duda una de las más trágicas, con una fuerza desbordante. No sé que le paso al creador de la obra que no quiso que fuese interpretada en vida.
    Muchas gracias como siempre mi querido Julio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Rubén gracias. Una obra maravillosa. Entre los tres más grandes de su estilo. El motivo lo intuyo, no estaba seguro a la hora de escribir la entrada. Te recomiendo el excelente blog Sibelius en español. Puedes buscarlo o en Sentidos mirar los blog favoritos.Es una maravilla de espacio. Un abrazo.

      Eliminar