domingo, 24 de mayo de 2015

Holst. Los Planetas. Bernstein. Orquesta Filarmónica de New York. 1971.


Queridos amigos, esta tarde dejamos un precioso disco con la famosísima suite musical del compositor inglés Gustav Holst Los Planetas. Una obra ampliamente grabada y quizá la más conocida de toda el corpus musical de Holst.

Un disco al que le tengo especial cariño. Un disco que siempre que lo escucho me aporta fortaleza e impulso. La obra de Holst está llena de momentos mágicos que obran en mí una transformación anímica siempre positiva.

Holst, de nombre completo Gustavus Theodore von Holst por su ascendencia alemana, letona y sueca, compuso esta preciosa obra siendo profesor de la St. Paul's Girls' School en Hammersmith (Londres) a partir de la sugerencia de su amigo y también compositor Clifford Bax.

En su composición se quieren ver inspiraciones de meditaciones de su propio horóscopo a partir de la influencia del astrólogo Raphael autor de un libro sobre los planetas y la influencia sobre el destino de los acontecimientos. Holst matizó posteriormente que era suficiente inspiración el propio significado astrológico de cada uno de ellos para poder entender una obra que no calificaba de "programática" y sin relación directa con cada deidad griega que los representa.

Los Planetas se compusieron en los años que duró la I Guerra Mundial (años en los que el von desapareció del apellido de Holst por eso de la ascendencia alemana) y tuvo un primer estreno, parcial y de carácter privado, en el Queen's Hall londinense de la mano de sir Adrian Boult el 29 de septiembre de 1918 y el definitivo y completo en Londres de la mano de Albert Coates dirigiendo a la Sinfónica de Londres el 15 de noviembre de 1920. 


La suite se estructura de la siguiente forma: 

Marte, el portador de la guerra.
Venus, el portador de la paz.
Mercurio, el mensajero alado.
Júpiter, el portador de la alegría.
Saturno, el portador de la vejez.
Urano, el mago.
Neptuno, el místico.

(Curioso que el tiempo y la ciencia hayan querido que la obra siga manteniendo su vigencia "científica" a día de hoy al no ser ya considerado planeta Plutón).

En la preciosa obra de Holst podemos vislumbrar muchas influencias de compositores próximos: Debussy, Stravinsky, Strauss, Wagner, Elgar o Schönberg bien sea por el uso de instrumentos peculiares, la presencia de coro, el uso de motivos o la forma expresiva de la composición.

En cualquier caso es una obra totalmente peculiar e individual, preciosa, que amalgama todas esas influencias en un estilo compositivo fresco y dinámico, cargado de fuerza y lleno de una expresividad adecuada a cada tema; una obra en la que el compositor sabe mezclar sabiamente la fuerza e intensidad con la frescura y agilidad, Marte y Mercurio, la serenidad casi brahmsiana de Venus, la seriedad y solemnidad en Saturno, la chispa casi mágica de Urano y el misticismo y profundidad de Neptuno con ese coro "oculto" que aboca al silencio final.

El resultado final es una suite bellísima plagada de enorme profundidad emocional y de bellísimos momentos musicales.

En esta recreación de Los Planetas de la mano de Bernstein y sus músicos de New York podemos disfrutar de toda esa belleza de una forma extraordinaria. Frescura, garra, intensidad, serenidad, ritmo, plasticidad se juntan en la batuta de Lenny para dejarnos una verdadera obra de arte musical.

Espero que disfruten de ella queridos amigos.

El disco se complementa con una preciosa y rica Marcha de Pompa y Circunstancia nº 1 de Elgar.




Holst
Los Planetas

Edward Elgar
Marcha de Pompa y Circunstancia nº 1

Leonard Bernstein
Orquesta Filarmónica de New York

Camerata Singers
Abraham Kaplan, Director

Grabaciones

Holst, 30 de noviembre y 7 de diciembre de 1971, Philharmonic Hall, now Avery Fisher Hall, Lincoln Center, New York
Órgano el 7 de junio de 1973, 30th Street Studios, New York

Elgar, 26 de octubre de 1967, Philharmonic Hall, now Avery Fisher Hall, Lincoln Center, New York










viernes, 22 de mayo de 2015

Bruckner. Sinfonía nº 9. Abbado. Orquesta del Festival de Lucerna. 2013.


Queridos amigos, en la noche de hoy quisiera dejar un disco realmente sorprendente y bellísimo. Una excepcional Novena sinfonía de nuestro querido Bruckner de la mano del maestro Abbado. Una interpretación prodigiosa y realmente profunda de una de las obras más inmensa y conmovedoras que existen.

El disco se lo debemos a nuestro querido amigo Jorge Patricio que muy amablemente, y ya hace tiempo, accedió a compartirlo conmigo haciendo posible esta, tardía, pero imprescindible entrada. Querido Jorge, disculpa el retraso en la publicación, tarde pero con dicha buena que creo van a disfrutar enormemente todos nuestros amigos. ¡Muchas gracias querido amigo!

Grabada entre los días 21 al 26 de agosto de 2013 nos deja testimonio en la sesión del día 26 del último concierto del maestro Abbado.

He visto la representación en formato audiovisual y sencillamente es impresionante. Estas tomas sonoras reflejan a la perfección un estado de ánimo todavía vivo y dejan un mensaje no de despedida de Abbado, más bien un mensaje de íntima consolación encontrada en el devenir de la obra, un mensaje de vida en desarrollo, de profunda esperanza.

Abbado logra trazar una Novena sencilla, íntima, interiorizada y a la par plena de una luz y una claridad portentosa, llevada con tempos espaciosos pero fluidos. Una sensación de paz y tranquilidad corona el fin de la sinfonía con un la seguridad de haber escuchado algo realmente irrepetible que te llena de felicidad y emoción profunda.

De verdad les aconsejo que escuchen con detenimiento esta portentosa recreación de Abbado. Vivirán sensaciones irrepetibles y comprobarán que siempre es posible lograr algo nuevo en la música, aunque sea con una obra tan bien representada en la fonografía y con una pléyade de interpretaciones existentes de carácter sublime.

Esta es una más de esas vivencias musicales para la historia y para el corazón de todo melómano.

Que la disfruten.

Gracias de nuevo querido Jorge. Tu regalo es una joya.





Bruckner
Sinfonía nº 9

Claudio Abbado
Orquesta del Festival de Lucerna

1894 Original Version. Ed. Leopold Nowak de 1951

Grabación: Concert Hall del Lucerne KKL (Kultur und Kongresszentrum Luzern), 21 al 26 de agosto de 2013 (últimos conciertos del maestro italiano)











lunes, 18 de mayo de 2015

Schuman. Grieg. Conciertos para Piano. Franck. Variaciones Sinfónicas. Karajan. Philharmonia Orchestra. 1951 a 1953.


Mis queridos amigos dejamos en esta preciosa mañana un disco sobresaliente, una verdadera maravilla de la interpretación musical. Un disco que reune tres preciosas obras para piano, los hermosos conciertos de Schumann y Grieg y las encantadoras Variaciones Sinfónicas del compositor belga Franck.

Y digo sobresaliente porque a pesar de los años de su grabación la calidad sonora es excelsa y por encima de todo la calidad musical sorprendente. La excepcional recreación que realiza el maestro Karajan con una Philharmonia soberbia es justa y apropiada a la increíble interpretación que ofrece el maestro Gieseking, un excepcional pianista dotado de una magia especial para transmitir pasión a sus recreaciones. Un pianista que perteneciendo a la vieja escuela no suena desfasado hoy en día, todo lo contrario, al menos para mí, se disfruta con mayor intensidad si cabe.

Las tres obras son ampliamente conocidas y forman parte del repertorio habitual teniendo todas una amplia representación discográfica. ¿Qué puede añadir este disco? Pasión y belleza, frescura, sencillez interpretativa (que no falta de profundidad), sonoridad intensa y profunda de un piano mágico y una dirección sublime de Karajan a una orquesta que suena a gloria.


Extraordinara la capacidad de Gieseking y Karajan para mantener ese diálogo permanente del concierto de Schuman entre el instrumento solista y la orquesta, con dinamismo, lirismo y profundo fervor romántico. Gieseking está pleno de musicalidad, estilo y sensibilidad manteniendo de manera extraordinaria ese ambiente intimista y personal de la obra de Schumann.

El Concierto para Piano de Schumann se estrenó el 1 de enero de 1846 en Leipzig, teniendo a la esposa del compositor, Clara, como extraordinaria solista. 


La obra de Franck es desarrollada de manera magistral por el maestro Karajan, un prodigio capaz de desarrollar de manera realmente preciosa los dos temas de la composición y llevarlos en sus diálogos y transformaciones con verdadera mano artesanal.

Las Variaciones fueron escritas en el verano 1885 para el pianista Louis Diémer, quien las estrenaría en la Société Nationale de Paris el 1 de mayo de 1886 bajo la dirección del autor. 


Y en el concierto de Grieg, con mayores detalles de virtuosismo que en las piezas anteriores, ambos maestros nos muestran todos los matices de una composición bellísima con tintes y recuerdos de Chopin, Schumann o el mismísimo Liszt. Una obra emotiva y bellísima que en esta interpretación nos deja sorprendidos por su calidez, lirismo, fuerza y bravura de la mano de un enorme pianista.

El Concierto de Grieg fue compuesto inicialmente en 1868 con un estreno inicial el 3 de abril 1869 en Copenhague de la mano del destinatario Edmund Neupert. Grieg no lo publicó hasta pasados unnos años en 1872 y realizó varias revisiones de la misma siendo la definitiva la de los años 1906-1907. 


Espero que disfruten de este hermoso disco. Merece la pena escuchar esta muestra de un arte hoy difícil de encontrar.

Schumann, Concierto para Piano
Grieg, Concierto para Piano
Franck, Variaciones Sinfónicas


Walter Gieseking, piano
Herbert von Karajan
Philharmonia Orchestra

Grabaciones:

Schumann, Concierto para Piano, Londres, agosto de 1953, Kingsway Hall
Grieg, Concierto para Piano, Londres, junio de 1951, Kingsway Hall
Franck, Variaciones Sinfónicas, Londres, junio de 1951, Kingsway Hall







Mp3

FLAC



jueves, 7 de mayo de 2015

¡Felicidades Brahms! Integral Sinfónica. Giulini. Orquesta Filarmónica de Viena. 1989 a 1991.


Mis queridos amigos. Hoy celebramos el cumpleaños de nuestro querido genio de Hamburgo el "barbudo" Brahms, un verdadero creador de belleza musical donde los haya. Su música siempre me ha acompañado en los momentos de relativa tristeza y paradójicamente siempre ha conseguido emocionarme a la par que animarme.

Creador de obras musicales soberbias en todas sus vertientes hoy podemos disfrutar de una bellísima recreación de su repertorio sinfónico de la mano del gran Giulini, una batuta sabia y rica que parece tener en ella el conocimiento exacto de esta música.

No poseo aunque escuché hace tiempo su recreación para EMI una verdadera maravilla, pero estas interpretaciones más otoñales del maestro italiano no le van a la zaga. Una visión plena de matices y profundidad, sabios planteamientos de formas y texturas, sin anquilosamiento en los tiempos y llena de belleza e intensidad.

La participación de la Filarmónica de Viena añade aún más valor a estas recreaciones de Giulini llenando nuestro espacio sonoro con su preciosa musicalidad, su calidez, su timbre, su riqueza de matices. Su maravillosa ejecución pone los pelos de punta en más de una ocasión.

En muchos momentos me recuerda a las preciosas interpretaciones de Bernstein con la misma orquesta aunque el maestro Giulini transita por otro universo espiritual sin llegar al extremo, en ocasiones verdaderamente acusado, del planteamiento de Lenny.

Una verdadera joya que espero disfruten.



Brahms
Integral Sinfónica

Carlo Maria Giulini
Orquesta Filarmónica de Viena

Grabaciones:
Viena, Sala Dorada de la Musikverein
Sinfonía nº 1, abril de 1991
Sinfonía nº 2, abril de 1991
Sinfonía nº 3, mayo de 1990
Sinfonía nº 4, mayo de 1989
Variaciones Haydn, mayo de 1990
Obertura Trágica, mayo de 1989







CD1




 
CD2





CD3

 


 
CD4