Datos Personales

Mi foto
Sevilla, Andalucía, Spain
Contacto: correo electrónico que encabeza el blog. Se aconseja Chrome para la mejor visualización.

domingo, 10 de enero de 2021

Beethoven. Concierto para Piano nº 5. Richard Strauss. Burleske. Gould. Ancerl. Golschmann. Toronto Symphony Orchestra. 1970. 1967.

 


Estimados amigos dejamos hoy este precioso disco que merece muy mucho la pena escuchar.
Unas preciosas grabaciones de la televisión canadiense CBC de sonido mono pero que no quita para nada valor a estas dos recreaciones del gran Gould. Por un lado una preciosa interpretación del Concierto para Piano nº 5 de Beethoven arropado por una orquesta sensacional y la dirección finísima y aterciopelada del maestro Ancerl y por otro una preciosista recreación de esa maravilla que es el Burleske para Piano y Orquesta del maestro Strauss.

Que tenga conocimiento se trata de uno de los tres registros del concierto de Beethoven que dejó Gould aparte el fracasado proyecto de su grabación en dos partes con el maestro Karajan en Londres y él en Canadá. Stokowski, Krips y este con Ancerl. A cada cual más bello.

Estaba previsto que inicialmente fuera una interpretación a realizar por el gran Arturo Benedetti Michelangeli dentro del homenaje de la CBC para celebrar el ducentésimo aniversario del nacimiento de Beethoven. Por cosas, ya se sabe, de las peculiaridades de cada genio, Benedetti anuló su participación 24 horas antes de su celebración.

Curiosas palabras de Gould las que dijo Gould al conocer que le tocaría interpretarlo a él cuando unos días antes medio en broma había aceptado estar disponible por si eso ocurría al mismo productor del programa John Barnes que también medio en serio le tomó la palabra: "...imaginas, el pianista número uno del mundo sustituyendo al pianista número dos"...cosas también de otro genio.

Resultado, a mi modo de ver, uno de los más bellos Emperador que haya escuchado. Simplemente escuchar el inicio de su segundo movimiento pone la piel de gallina.

Fue la última ocasión en la que Gould participó en un concierto con orquesta.


Respecto al Burleske de Richard Strauss, a pesar de realizar varias interpretaciones en conciertos en vivo no era obra preferida de Gould al considerar que no era su obra más elabora tanto desde el punto de vista pianístico como orquestal. Pero la obra llena de virtuosismo pianístico y de efectos musicales muy atractivos estaba programada para la celebración de uno de los tres Centenial Performances de la CBC para la celebración del centenario de la fundación de Canadá. Y Gould estaba allí como figura canadiense de reputación para hacer una bellísima música con las notas del gran compositor.

La obra de Strauss fue compuesta entre 1885 y 1886 siendo estrenada en Eisenach en la Tonkünstlerfest el 21 de junio de 1890 con su destinatario Eugen d'Albert al piano, la Orquesta del Festival y la dirección del propio Richard Strauss.



Se trata de una obra de juventud de Strauss con cierta inspiración brahmsiana y algún toque wagneriano o incluso de Liszt o Schumann. Fue dedicada originalmente, bajo el nombre de Scherzo en re menor, al pianista y director de orquesta Hans von Bülow, con quien Strauss había aprendido la dirección orquestal. Sin embargo von Bülow se negó a estrenar la pieza por considerarla de una dificultad técnica muy grande.

El compositor revisó la pieza cuatro años más tarde, le dio el nombre de Burlesque, y la dedicó a Eugen d'Albert, antiguo alumno de Franz Liszt, quien la estrenó bajo la dirección del propio Strauss como decíamos en Eisenach el 21 de junio de 1890.

Es cierto que es una obra algo desorganizada, aparentemente, con mezcla como decimos de muchas influencias, con varios altibajos anímicos en su expresión pero con gran libertad de planteamiento y espontaneidad en su escritura. 

Aunque predominan en ella los estados de ánimo alegres, joviales, chispeantes y hasta traviesos (contiene más una premonición de Las alegres travesuras de Till Eulenspiegel), en realidad cambia de humor muy frecuentemente, no estando ausente de ella el lirismo a veces incluso sentimentalismo y siempre cuando hablamos de Strauss la orquestación, maravillosa que en esta pieza da un papel principal con su constante presencia, casi solista, a los timbales, y que resulta ya fuertemente original y presagia varios de los prodigiosos logros posteriores. 

En definitiva una preciosa pieza orquestal para piano digna de escuchar.

Espero que disfruten de este precioso disco.

Beethoven
Concierto para Piano nº 5

Strauss
Burleske

Glenn Gould Piano

Beethoven, Concierto para Piano nº 5

Karel Ancerl
Toronto Symphony Orchestra

Strauss, Burleske

Vladimir Golschmann
Toronto Symphony Orchestra

Grabaciones

Beethoven, Concierto para Piano nº 5
CBC television broadcast, CBC Studios, Toronto, Canadá
9 de diciembre de 1970

Strauss, Burleske
CBC television broadcast, CBC Studios, Toronto, Canadá
1 al 4 de septiembre de 1967 










Visitar también:


3 comentarios:

  1. ¡Muchas gracias, una interpretación de Gould muy personal del Concierto! Bueno, todo lo que hizo fue 'muy personal', por cierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracais querido Buhodós. Particularmente , adoro a Gould, me parece como dices "muy personal", me encanta como se aproxima a las obras y les da algo diferente. Concretamente este Concierto Emperador me parece mágico. y como bien dices...todo era muy personal.

      Eliminar
  2. Hi Julio. Great to see you back! Thanks for sharing.

    ResponderEliminar